Receta: Cómo Hacer Vino con Cannabis

Published :
Categories : BlogCannabisRecetas

Receta: Cómo Hacer Vino con Cannabis

¿Te apetece mezclar cannabis y vino? Tenemos lo que buscas, con dos de nuestras recetas favoritas de vino con cannabis.

Si nos fijamos en la historia, tanto el cannabis como el vino se han utilizado en todo el mundo, por diversas culturas, durante miles de años. Son, sin lugar a dudas, dos de las sustancias tóxicas más populares conocidas por el hombre. Así que ¿por qué no combinar ambas en una deliciosa bebida de efectos calmantes y energéticos?

Aunque la idea de mezclar cannabis con vino pueda parecer algo innovador, el arte de infundir el vino con marihuana no es nuevo. Según Carl Ruck, profesor de mitología clásica de la Universidad de Boston: "Los vinos antiguos siempre se enriquecían, como el "vino fuerte" del Antiguo Testamento, con aditivos herbales… la fácil disponibilidad y la larga tradición de uso del cannabis, probablemente lo incluía también en esas mezclas".

Para ayudar a revitalizar esta tradición, hemos elaborado un par de recetas. Con la primera aprenderás a fortalecer el vino, y con la segunda a hacer vino a partir de cannabis - sin utilizar uvas. Y lo mejor de todo es que se usan los recortes en vez de los brotes, con lo que tendrás una estupenda forma de utilizar un material que en otras circunstancias se habría echado a perder.

RECETA 1: VINO ENRIQUECIDO CON CANNABIS

Esta receta es una forma rápida y sencilla de infundir un buen vino tinto con el agradable efecto del cannabis.

Ingredientes:

28 gramos de recortes (tallos y hojas de cannabis)
1 botella de buen vino tinto
1 naranja, en rodajas
4 clavos
¼ de cucharadita de nuez moscada
¼ de cardamomo
½ cucharadita de canela molida

Nota: Las especias son opcionales, pero si se añaden, aportarán mucho sabor al brebaje.

Instrucciones:

1. Pon todos los ingredientes en una cazuela grande.

2. Hierve la mezcla a fuego lento durante dos horas.

3. Cuela el vino y sírvelo.

Al hervir todo junto, se decarboxilará el cannabis y hará que se ligue con el alcohol del vino.

RECETA 2: VINO DE CANNABIS

Esta receta más exhaustiva es para hacer vino con cannabis, no para fortificar vino con él.

Utensilios para la elaboración:

2 x garrafones de 5 litros
Un burbujeador
Un tubo de sifón de 1 metro
Un termómetro
Muselina
Botellas herméticas
Opcional: Un hidrómetro.

Ingredientes:

Al menos 120 gramos de recortes de cannabis (cuanto más, mejor)
2 Naranjas
1 Limón
1,4 kg de azúcar blanco
1 porción de levadura de panadero (no levadura seca) o levadura para vino.

Instrucciones:

1. Corta/muele los recortes de cannabis y colócalos en uno de los garrafones.

2. Exprime las frutas y vierte el zumo en el garrafón, junto con el cannabis.

3. Vierte 3,5 litros de agua en una cazuela grande que no sea de aluminio, y ponla a hervir.

4. Disuelve el azúcar en el agua.

5. Vierte el agua en la garrafa, cubre la parte superior, y agítala para que se mezcle todo.

6. En otra jarra, usa un poco de agua caliente (a unos 20 grados Celsius) para disolver la levadura.

Nota: Para que suba la levadura, se debe mantener una temperatura de entre 15 y 25 grados centígrados. Si es más baja, no fermentará, y si es más alta, morirá.

7. Comprueba la temperatura del agua del garrafón. Una vez que se haya enfriado lo bastante para la levadura (ver más arriba), vierte la mezcla de la levadura.

8. Cubre la garrafa y agita de nuevo.

9. Vierte un poco más de agua tibia para llenar el recipiente hasta arriba (pero no del todo).

10. Coloca el garrafón en un lugar cálido y oscuro, como el cuarto de la caldera o un armario. Lo importante es que se mantenga la temperatura, y la falta de luz.

11. Tras un breve periodo, comenzarás a ver burbujas. Es la levadura fermentando la mezcla y convirtiéndola en alcohol. Después de un día o así, una vez que la levadura está en marcha, coloca el burbujeador en el garrafón para cerrarlo. Normalmente, se pone un poco de agua en el burbujeador, por lo que deberás comprobar las instrucciones del burbujeador para asegurarte de que lo has colocado correctamente. Esto impedirá que entre más oxígeno, y permitirá que escape el exceso de dióxido de carbono producido por la levadura. Evitará que el vino de cannabis se convierta en vinagre de cannabis.

12. El proceso de fermentación puede durar entre 2 y 4 semanas. Sabrá cuando ha finalizado porque la mezcla dejará de burbujear. Esto significa que la levadura ha hecho su trabajo. Durante este periodo, comprueba la mezcla cada dos días, quitando el burbujeador y empujando hacia abajo cualquier recorte que haya subido a la superficie, con una cuchara de madera esterilizada. También puedes aprovechar esta oportunidad para utilizar, si lo tienes, un hidrómetro, para averiguar la gravedad del vino - te dará una idea del contenido de alcohol. No agites la mezcla una vez que haya empezado a fermentar.

Una vez concluida la fermentación, es el momento de extraer la mezcla para que esté lista para el embotellado.

Transvase, Embotellado y Almacenamiento:

1. Saca el garrafón del armario y, con cuidado, llévalo a una zona donde puedas trabajar (intenta no perturbar demasiado el sedimento).

2. Con el tubo de sifón, extrae con cuidado el vino de cannabis del garrafón, a través de la muselina, y dentro de la segunda garrafa. No importa que la mezcla esté turbia, con el tiempo se asentará. La muselina atrapará los recortes grandes y sedimentos que hayan sido extraídos.

3. Coloca el burbujeador en el nuevo garrafón y vuelve a ponerlo en un lugar oscuro. Deja que repose durante un mes. Esto le dará tiempo para asentarse y continuar con la crianza.

3. Una vez transcurrido el mes, el vino de cannabis estará listo para embotellar. Preparar las botellas esterilizándo su interior con agua caliente (a unos 60 grados centígrados, como mínimo).

4. Con mucho cuidado, lleva el garrafón a una zona en la que puedas trabajar. Verás una capa oscura de sedimento en el fondo. Ten cuidado de no alterarla. Si esto ocurre, deja el garrafón reposar en la zona de trabajo durante una hora, hasta que el sedimento se vuelva a asentar.

5. Retira el burbujeador y coloca el tubo del sifón con cuidado dentro del vino. El extremo del tubo deberá estar a unos 2cm por encima del sedimento.

6. Con cuidado, extrae el vino de cannabis a través de la muselina, en las botellas.

7. Sella las botellas mediante un sello hermético (como los que se usan con las botellas de vidrio), o con cera derretida sobre el tapón.

8. Aunque el vino ya está listo para beber, deberías considerar seriamente envejecerlo en un lugar oscuro durante 6 meses más. De lo contrario, podría tener un gusto extraño.

9. Es posible que notes un poco de sedimento formándose en las botellas. No te preocupes, pero asegúrate de decantar el vino en otro recipiente antes de beberlo.

Y eso es todo, ¡ya tienes tu vino de cannabis casero! Deberá inducir un efecto suave pero profundo, que te ayudará a relajarte junto a tus amigos y seres queridos. El efecto es suave porque el cannabis no ha sido decarboxilado, lo que significa que el THC no se ha activado del todo. Razón por la que se necesitan muchos recortes, para inducir un suave colocón. Si quieres que sea más fuerte, puedes intentar descarboxilar un poco de cannabis antes de empezar con la receta, pero nosotros no lo hemos intentado y no sabemos si funciona. Si te gusta experimentar, puedes intentarlo junto con esta versión sin decarboxilar, para comparar ambos. ¡Buena suerte!

comments powered by Disqus