Por Qué las Leyes Solo Para el CBD Podrían Ser una Amenaza para la Legalización del Cannabis

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCBDLeyes Antidrogas

Por Qué las Leyes Solo Para el CBD Podrían Ser una Amenaza para la Legalización del Cannabis

La aprobación de las leyes solo para el CBD pueden parecer motivo de celebración, pero suponen un nuevo conjunto de peligros subyacentes.

En los últimos años, el movimiento a favor de la legalización del cannabis ha experimentado un enorme auge. Las investigaciones sobre los efectos del cannabis y sus posibles usos, están obteniendo cada vez más apoyo por parte de la opinión pública, hasta el punto en que algunos lugares ya se ha llegado a despenalizar/legalizar. Para empezar, los sectores más conservadores de la sociedad, decidieron ignorar esto, pensando que desparecería y que sería atribuido a las divagaciones de unos pocos hippies. Pero se equivocaron, y ahora intentan establecer algún tipo de control de daños, con lo que inhiben, en la medida que son capaces, el progreso de la legalización - a menudo de forma furtiva.

BENEFICIOS POLÍTICOS

Un ejemplo de ello es la aplicación de las leyes solo para el CBD. Aparentemente, se ve como una victoria para el movimiento en pro de la legalización, ya que permite el acceso a los pacientes que lo necesiten. Sin embargo, para un político conservador, es una mina de oro. Les permite tener una posición de simpatizantes con los pacientes medicinales, al mismo tiempo que de "duros contra las drogas". Para ellos, es la forma ideal de hacer que desaparezca el tema de la legalización. Cuando se legalizó el CBD, los padres de niños enfermos dejaron de aparecer en las noticias, y el interés público comenzó a decaer, pensando "misión cumplida". Solo los defensores a largo plazo siguen diciendo: "queremos la hierba que te coloca", mucho más fácil de ignorar.

Y lo peor de todo, es que muchas de las leyes aprobadas solo para el CBD, sobre todo en los Estados Unidos, están elaboradas para obstaculizar deliberadamente al paciente. Por ejemplo, Florida tiene una ley solo para CBD muy restrictiva, que en estos momentos está inmersa en procesos judiciales. A pesar de haber sido aprobada en el 2014, ni un solo paciente ha tenido acceso al CBD. Cuando se les cuestiona a los políticos sobre el tema, éstos pueden decir: "os escuchamos, es legal", propagando el interés de los medios de comunicación.

Es uno de los mayores retrocesos en el lado medicinal de la legalización. Cierto que las leyes del CDB son excelentes cuando otorgan el acceso necesario. Pero, la mayoría de las veces, hacen que las cosas sean más difíciles y complicadas de lo que ya son.

SE PIERDE DE VISTA EL OBJETIVO

Otro peligro de las leyes solo para el CBD, es que se pierde el efecto séquito. En lo que respecta a los beneficios medicinales del cannabis, el CBD se lleva la palma. Sin embargo, no es el único cannabinoide con posibles beneficios, ya que se ha demostrado que el THC, así como otros muchos cannabinoides, es de gran ayuda para ciertos trastornos. Es más, las investigaciones suelen indicar que los cannabinoides son mucho mejor para tratar enfermedades cuando actúan todos juntos, ya que se complementan los unos a los otros. Esto se conoce como el efecto séquito, y si se limitan los tratamiento basados en cannabinoides únicamente al CBD, estamos reduciendo su posible eficacia en comparación con los tratamientos a base de todo el contenido de la planta.

OTROS ASPECTOS DE LA LEGALIZACIÓN

Los reveses que causan las leyes solo para el CBD en el movimiento en pro de la legalización, van más allá del ámbito de los problemas médicos. El movimiento a favor de la legalización, en su esencia, es también para quitar el poder de las manos de criminales y dárselo a las personas. La legalización del cannabis crea un entorno mucho más seguro para todos, ya que asesta un enorme golpe al mercado negro y mantiene millones, y hasta miles de millones, de euros fuera del alcance del crimen organizado. Permite una regulación segura, un incremento en la educación, la creación de puestos de trabajo, una industria nueva y rentable, y reduce el gasto policial. Todos salimos ganando. Sin embargo, cuando se aplican leyes únicamente para el CBD, no se consigue nada de esto. La gente sigue teniendo que acudir a su camello para conseguir marihuana, con lo que se exponen al crimen organizado, al riesgo de violencia y, posiblemente, a drogas más duras. El dinero sigue desapareciendo en el mercado negro en lugar de invertirse en la economía, la policía sigue gastando muchísimo en la aplicación de estas leyes, y una posible gigantesca industria sigue siendo ignorada.

Así que, como puedes ver, aunque las leyes del CBD puedan parecer buenas, tienen peligros subyacentes. A largo plazo, las leyes solo para el CBD podrían acabar con gran parte del apoyo para el movimiento de la legalización, haciendo más mal que bien - sobre todo si ahoga a los pacientes en tramites burocráticos.