Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

El Cannabis A Nivel Celular

El Cannabis A Nivel Celular

Como cultivadores, siempre nos obsesionamos con cosas como la iluminación, la ventilación, las cepas, los fertilizantes y las técnicas de cultivo. Pero solo unos pocos cultivadores se preocupan por la biología vegetal y los procesos celulares. Puede que te estés preguntando por qué es importante entender estos procesos al cultivar marihuana. Pues bien, tener conocimientos básicos del funcionamiento interno de una planta de cannabis te convierte en mejor cultivador, ya que todo lo que haces como cultivador genera, en primer lugar, un impacto a nivel celular. Al comprender mejor estas funciones podrás modificar las condiciones de tus plantas, para maximizar su salud y eficiencia.

En este artículo, vamos a explicar los diferentes procesos celulares y cómo afectan a las funciones de las plantas. Todos hemos oído hablar de estos conceptos en clase de biología, pero estos conocimientos probablemente estén enterrados en las profundidades de nuestro cerebro. Así que ten paciencia, no es tan complicado como parece, y podrás beneficiarte de una comprensión más profunda de la biología de tus plantas.

MEMBRANA Y CITOPLASMA

MEMBRANA

Todas las células tienen una membrana celular. La membrana celular es una doble capa de lípidos y proteínas, que rodea la célula. Esta membrana tiene una permeabilidad selectiva, por lo que regula qué moléculas entran y salen de la célula. Imagina que la célula es un castillo y la membrana celular es el foso, con un puente levadizo que únicamente sirve de entrada/salida para ciertas moléculas. El oxígeno, el agua y el dióxido de carbono pueden atravesar esta barrera fácilmente, mientras que los iones, carbohidratos y aminoácidos deben pasar a través de las proteínas de la membrana, para controlar su velocidad de difusión.

La membrana también transporta moléculas hacia el interior de la célula, y extrae sustancias o residuos hacia el exterior, mediante los procesos de endocitosis y exocitosis. La membrana celular también se usa para la comunicación y señalización celular. De esta manera, la planta sabe cuándo refrescarse o evaporar más agua.

La membrana celular envuelve lo que llamamos citoplasma. Básicamente, el citoplasma es la sustancia de la célula. Se compone principalmente de agua y contiene el combustible molecular de los orgánulos (los órganos de la célula).

CLOROPLASTOS Y MITOCONDRIAS

CLOROPLASTOS

Los cloroplastos son los responsables de aportar energía a las plantas, a través del proceso de la fotosíntesis (todos hemos oído hablar de esto, ¿verdad?) Durante la fotosíntesis, la energía de la luz se convierte en energía química, para producir oxígeno y compuestos orgánicos cargados de energía para las plantas. Los cloroplastos son de color verde, y se encuentran en todos los tejidos verdes para absorber la energía lumínica. La fotosíntesis ayuda a almacenar energía, para usarla más adelante.

Las mitocondrias son las “centrales energéticas” de las células. Convierten la energía almacenada en energía química, ¡y proporcionan cerca del 90% de la energía necesaria para la supervivencia de una célula! Esta energía también se destina al crecimiento de la planta de cannabis y a la producción de cogollos grandes y gordos. Como puedes ver, la buena cooperación entre cloroplastos y mitocondrias es crucial para la fotosíntesis.

RETÍCULO ENDOPLASMÁTICO, RIBOSOMAS, NUCLEOLO Y APARATO DE GOLGI

RETÍCULO ENDOPLASMÁTICO

Cada célula tiene un retículo endoplasmático, que trabaja en estrecha colaboración con los ribosomas y el aparato de Golgi. El RE es una red de membranas, dentro del citoplasma, que está conectada con el núcleo. Los ribosomas aportan cierta rugosidad al retículo endoplasmático, y constantemente producen proteínas, que se forman en el nucléolo situado dentro del núcleo.

Estas proteínas se almacenan en el lado más liso del retículo endoplasmático. Los componentes de almacenaje de proteínas se separan y se dirigen al aparato de Golgi, donde se someterán a más procesos. El aparato de Golgi empaqueta las proteínas dentro de unas vesículas unidas a la membrana, y posteriormente estas vesículas se transfieren a la membrana celular. Por este motivo, el aparato de Golgi suele compararse con una oficina de correos; empaqueta y etiqueta cosas, que luego se envían a las partes de la célula que lo necesiten.

VACUOLAS

VACUOLAS

Las vacuolas son unas bolsas o burbujas de almacenamiento, que se encuentran dentro de la célula. Principalmente contienen agua, con nutrientes almacenados y productos de desecho. Estas pequeñas bolsas contribuyen al soporte estructural de la propia planta. De hecho, el impacto de las vacuolas en la estructura de la planta es visible.

Estos orgánulos crean tensión, al ejercer presión contra las paredes celulares, lo que provoca que la planta se vuelva más rígida. Cuando contienen muy poca agua, las vacuolas se encogen, causando que la planta se marchite. Cuando la planta encuentra agua, las vacuolas se rellenan de nuevo y recuperan su estructura. Por tanto, juegan un papel importante en la respuesta de las plantas a las variaciones en los niveles de agua del medio de cultivo. Puedes observar las necesidades hídricas de tu planta a través de los mecanismos de las vacuolas.

NÚCLEO & ADN

NÚCLEO

El núcleo es el “centro de control” de la célula, o su cerebro, por así decirlo. Este orgánulo guía y gestiona todos los procesos celulares. El núcleo también contiene la información genética (ADN). El ADN es el código para cada célula de la planta; es el mismo en cada célula, pero ciertos genes específicos pueden activarse o desactivarse. Esto determina la función de cada célula.

Cuando se forman las células, tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula. Pueden actuar como una célula de las hojas, una célula de las raíces o una célula de almacenamiento. Las hormonas y los azúcares producidos por las plantas alteran el ADN, para que se produzca la especialización de cada célula.

HORMONAS

HORMONAS

Todas las partes de tu planta de marihuana están formadas por tejidos, que son una acumulación de millones de células. Para que esto funcione, las células necesitan comunicarse. Aquí es donde entran las hormonas, que ejercen de mensajeras.

A veces, debe reasignarse una nueva función a una célula. Esto sucede, por ejemplo, al cortar esquejes. Las hormonas informan a la planta de que debe formar nuevas raíces para absorber agua y nutrientes, por lo que la planta desarrolla nuevas células que se convertirán en células radiculares. Además, las hormonas avisan a la planta de que debe usar sus reservas hasta que se hayan desarrollado las nuevas células de la raíces. Este es un ejemplo de cómo las hormonas actúan como emisarias dentro de la planta, para adaptarse a condiciones extremas.

Verificación de edad 18+

¿Tienes más de 18 años? El contenido de Zamnesia.es es apto solo para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de que conoces las leyes de tu país. Nuestra tienda online cumple con la legislación holandesa.

Al hacer clic en Entrar, confirmas que tienes más de 18 años.