Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Ventilación del espacio de cultivo de cannabis

Ventilación Del Espacio De Cultivo De Cannabis

¿Por qué hay que ventilar?

Casi todos los seres vivos dependen del aire de más o menos calidad. Para las personas, significa que haya suficiente oxigeno y que no haya polución. Para las plantas, y para las de cannabis, significa suficiente dióxido de carbono (CO₂) y nada de (o no demasiada) polución. Además, la humedad relativa y la temperatura juegan papeles muy importantes en el crecimiento de las plantas. 

El aire exterior contiene alrededor de 0.03-0.04% de CO₂. La cantidad de dióxido de carbono se mide en partes por millón (ppm), por lo que 0.03% se traduce en 300ppm. Existen diferencias entre los requisitos de CO₂ por parte de distintas plantas. El crecimiento se puede acelerar aumentando el nivel de CO₂. Pero con ello se aplica la ley de los rendimientos decrecientes, por lo que el aumento del CO₂ tiene sus límites.

Su aumento a unas 1400 ppm (0.14%) suele dar buenos resultados (un crecimiento más rápido). A partir de las 1400 ppm los efectos del aumento de CO₂ disminuyen rápidamente. Una concentración alta de CO₂ es venenosa, incluso para las plantas – para la mayoría de ellas, más de 1800 ppm es fatal.

Un simple método para garantizar el nivel del dióxido de carbono es ventilar el espacio. Debe haber suficiente ventilación para que las plantas tengan un suministro constante de CO₂. Si crecen en el exterior, esto no es algo de lo que debamos preocuparnos, pues hay abundante aire fresco. Si estamos cultivando en el interior, necesitaremos otra forma de procurar este aire fresco que contenga ambos oxigeno y CO₂ para nuestras plantas, como un quemador de carbono o la ventilación.

Otra razón igualmente importante para la ventilación es la eliminación del calor. Si la temperatura aumenta demasiado, el crecimiento de las plantas se obstaculiza. Esto se refiere no solamente a la temperatura en el lugar de crecimiento, sino también a la temperatura de la planta misma. Si la temperatura de la planta es demasiado alta (lo que los humanos llamamos fiebre), la corriente de savia se reducirá, lo que llevará a un retraso en el crecimiento.

No hay una solución estándar para refrescar el aire. La necesidad de aire fresco depende, en gran medida, del espacio del recinto de cultivo en metros cúbicos. En principio, el aire de todo el espacio de cultivo se debería renovar cada 2-3 minutos.

Ventilación manual

Ventilación Manual & Ventilación Eléctrica

Hablamos de ventilación manual cuando se trata de un espacio de cultivo donde las plantas tienen acceso a aire fresco durante algunas horas. Para que este cuarto tenga el suficiente aire fresco, todo lo que tienes que hacer es dejar la puerta o la ventana abierta durante un rato. Si no estás seguro de con qué frecuencia necesitas ventilarlo, puedes hacer la siguiente prueba: si al entrar en el cuarto huele a cerrado o no te sientes a gusto, es hora de volver a ventilar.

Ventilación eléctrica

Este método de ventilación implica la utilización de un aparato eléctrico, que puede ir desde el simple ventilador de baño hasta ventiladores industriales, dependiendo del tamaño de tu espacio de cultivo y del número de plantas.

Tipos de ventilación eléctrica:

  • Un ventilador de PC es adecuado para espacios de cultivo reducidos, pero si tus lámparas suman más de 250 vatios necesitarás otra alternativa.
  • Una campana de ventilación/extractor es adecuada para espacios de cultivo grandes.
  • La ventilación por tubos es adecuada para grandes espacios de cultivo.

¿QUÉ SON LOS CFM Y LOS CMM?

Los pies cúbicos por minuto (CFM) y metros cúbicos por minuto (CMM) son términos imperiales y métricos, respectivamente, utilizados para describir la tasa de intercambio de aire en un espacio de cultivo.

Una constante renovación del aire en una operación de cultivo ayuda a regular la temperatura y garantiza un intercambio de gases eficaz en los estomas de las hojas. En la naturaleza, esto ocurre gracias a la brisa, o por convección en caso de que el aire no se mueva. En interior, el movimiento del aire, la ventilación y la extracción están controladas por el cultivador.

Todos los espacios de cultivo deben estar ventilados y libres de aire estancado. El carácter cerrado de un cuarto o armario de cultivo requiere de un intercambio total de aire cada tres minutos. Esta tasa es el mínimo necesario para que las plantas de cannabis conserven su vigor.

CÓMO SE CALCULA LA NECESIDAD DE VENTILACIÓN: UNA FÓRMULA MUY SENCILLA

Cómo Se Calcula La Necesidad De Ventilación

El volumen total de aire que debe intercambiarse dependerá de una serie de factores comunes a todos los cultivos, grandes y pequeños.

1. V: Volumen del espacio de cultivo

Esto se calcula multiplicando longitud x anchura x altura del espacio.

2. E: Volumen mínimo intercambiado

  • El volumen del espacio de cultivo debe intercambiarse cada tres minutos.
  • Al dividir el volumen del espacio de cultivo entre tres, obtenemos el volumen de aire que se necesita extraer por minuto.
  • V/3 = E

3. L: Número y tipo de luces

Las luces HID generan calor, algo que debemos tener en cuenta a la hora de eliminar el aire de un cultivo. Por cada lámpara HID ventilada del cuarto de cultivo, se debe intercambiar un 5% más de volumen. Y un 10-15% en el caso de las luces sin ventilación.

4. C: Utilización de filtros de carbono

Los filtros de carbono ejercen resistencia al flujo de aire y requieren de otro 20% de volumen intercambiado.

5. G: Utilización de CO₂

El uso de CO₂ para potenciar el crecimiento de un cultivo requiere de otro 5% de volumen intercambiado.

6. A: Temperatura del aire

Cuanto más cálido sea el clima, más se debe mover el aire. Las plantas se vuelven más vulnerables en ambientes especialmente húmedos y cálidos. Para climas cálidos y secos como el del sur de España, añade otro 25%. Para climas calurosos y húmedos, un 40%, porque el aire húmedo es peligroso. El cannabis prefiere una temperatura que no exceda los 27°C. En climas muy cálidos, podría ser necesario instalar sistemas de aire acondicionado para mantener una temperatura ambiente adecuada.

EJEMPLO DE CUARTO DE CULTIVO

Ejemplo De Cuarto De Cultivo

Supongamos que nuestro espacio de cultivo es una habitación de 3 x 3 x 2,4m. Tiene dos lámparas HID con ventilación propia y dos filtros de carbón en línea. Utilizamos CO₂ para maximizar el crecimiento y la temperatura del aire de entrada es de menos de 27°C (por lo que no la tendremos que tener en cuenta para nuestros cálculos).

1. Primero, necesitamos calcular el volumen base del aire que debemos intercambiar.

V/3 = E

(3x3x2,4)/3 = 7,2CMM

El cuarto de cultivo de nuestro ejemplo deberá expulsar 7,2 metros cúbicos de aire por minuto para que las plantas estén en buena forma.

2. Ahora tenemos que compensar el estrés adicional ejercido sobre el sistema.

(L x 2)+(C x 2)+G+A x CMM = EXTRA

(10%+40%+5%+0%) x 7,2 = 3,96 CMM adicionales.

Nuestro cuarto de cultivo necesitará una capacidad mínima total de intercambio de aire de 11,16 CMM.

Es aconsejable no escatimar en cuanto a flujo de aire, ventilación y extracción del aire estancado. El aire es esencial para la salud de la marihuana. En caso de duda, es mejor equivocarse al comprar el ventilador más grande disponible. Pueden tener varios tamaños, de entre 100mm y 300mm, y luego están los tamaños comerciales e industriales.

Los sistemas de ventilación más comunes para cuartos de cultivo son los que tienen conductos de 100mm y 150mm con ventiladores y filtros en línea. La mayoría de armarios de cultivo funcionan muy bien con dispositivos de 100mm de diámetro. El cuarto de nuestro ejemplo necesitará un equipo de 150mm de diámetro, lo que moverá el aire por encima de nuestras necesidades.

Si no estás seguro, aumenta siempre las medidas en lo que respecta al flujo de aire. Si no se entiende mucho de ingeniería mecánica, es difícil calcular las distintas peculiaridades del flujo de aire como filtros, longitud de conductos y torbellinos producidos en los conductos curvos. Optar por la alternativa de mayor tamaño, tanto de ventilador como de conducto, garantiza que no se produzcan problemas inesperados que afecten de forma negativa al cultivo.

EL FLUJO DE ENTRADA TAMBIÉN ES IMPORTANTE

El Flujo De Entrada También Es Importante

El estado, calidad y volumen del aire de entrada en el cuarto de cultivo es tan importante como la extracción del aire estancado. En espacios abiertos pequeños con una iluminación de menor vataje podrás intercambiar el aire simplemente proporcionando una buena circulación de aire. Un extractor y ventilador de entrada pasivos aportarán suficiente intercambio de aire para un cultivo pequeño.

Los espacios más grandes y, sobre todo, cerrados, con luces de mayor potencia, como armarios roperos o de cultivo, necesitan una vía de entrada de aire. Puede ser una ventana o una puerta abierta, pero por motivos de seguridad, no es recomendable utilizar este enfoque tan casual. El aire de entrada debe provenir preferiblemente de una fuente fresca y limpia, como otra habitación o de debajo de la casa. La instalación de aberturas con filtro en puertas, paredes y ventanas garantiza la entrada de aire fresco (pero podría enfadar al casero). En espacios pequeños, se puede proporcionar la entrada de aire por medio de una rejilla o filtro lo más apartados posible del extractor.

En espacios mayores, los cultivadores obtienen mejores resultados con un ventilador de entrada con una velocidad de intercambio igual a la del método de extracción. Lo ideal es colocarlo lo más lejos posible de los extractores, en el suelo o la parte inferior de la pared. Cuánto más tenga que viajar el aire fresco para llegar al cultivo, mejor. Los ventiladores de entrada con conductos pueden proporcionan el aire desde donde resulte más conveniente para la configuración del cultivo.

Los ventiladores de entrada evitan que se acumule la presión negativa en el cuarto de cultivo, y el estrés sobre otros sistemas. También impiden que las puertas se cierren de un portazo y que las cosas salgan volando de los estantes al abrir la puerta al equilibrarse la presión. Dependiendo de tu presupuesto, puedes instalar contraventanas o compuertas de ventilación, que se abrirán y cerrarán cuando los extractores se enciendan y apaguen.

LOS VENTILADORES FUNCIONAN MUY BIEN

La oferta comercial de ventiladores varía enormemente en cuanto a coste y funcionalidad, así como vida útil y eficiencia energética. Con estos nuevos conocimientos sobre circulación de aire para obtener una marihuana saludable, podrás elegir con toda confianza un ventilador que haga el trabajo con facilidad y de forma silenciosa. Aire fresco, agua y abono se traducen en cogollos excelentes. Aquí tienes una herramienta muy útil a la hora de comprar un ventilador para poder convertir medidas imperiales a métricas y viceversa.



Mejores semillas