Cómo Hacer Helado de Cannabis

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisRecetas

Cómo Hacer Helado de Cannabis

Es una combinación perfecta; un cucurucho de dulce helado con un toque verde. Hemos creado una sencilla receta para hacer esta maravilla culinaria - que seguro agradará a todos los paladares.

Si quieres evitar la leche de vaca, es muy fácil hacer una versión vegana del helado de cannabis, cambiando los productos lácteos por sus equivalentes veganos. Dependiendo de lo que utilices, podría cambiar un poco su consistencia o sabor, pero quedará bien.

Antes de empezar, un rápido apunte sobre descarboxilación - sí, esa palabra otra vez. Pero es importante: calentar el cannabis es esencial para cocinar con cannabis. Si el cannabis no se calienta lo suficiente antes de usarlo, el THC no se activará. El cannabis contiene THCA, que no te coloca. Es el proceso de calentar el cannabis lo que hace que el THCA se convierta en THC, su contraparte psicoactiva.
Para asegurarte de que el helado cumpla su función, tendrás que calentar el cannabis antes de cocinarlo con esta receta. Esto se conoce como la descarboxilación del cannabis. Para ello, enciende el horno a la temperatura más baja, a unos 115 grados centígrados, ¡asegúrate de que no suba más! Coloca el cannabis dentro, durante al menos 30 minutos. Olerá a cannabis quemado, pero no te preocupes, el THC no sufrirá ni se perderá a esta temperatura. Justo lo contrario, el calor garantiza que el cannabis esté activo y listo para la acción. Obviamente, no necesitas hacer esto antes de fumarlo o vaporizarlo, ya que la llama y el calor del vaporizador se encargan de ello.

Los ingredientes

5 gramos de hachís, o 10 gramos de brotes finamente triturados

500ml de nata espesa

Una pizca de sal

400 gramos de plátano

75 gramos de azúcar u otro edulcorante

3 cucharadas de ron

2 cucharadas de mantequilla

5 cucharadas de miel

No dudes en añadir cualquier otro ingrediente que creas que complementa al plátano o a la miel, como nueces, galletas, etc.

El método

1. Vierte la nata en una cazuela y caliéntala a fuego medio hasta que comience a hervir.

2. Al mismo tiempo, coloca la mantequilla, el azúcar y la sal en otra cacerola a fuego medio, revolviendo a medida que se derriten.

3. Añade el cannabis descarboxilado y finamente molido a la mezcla de la mantequilla, removiendo continuamente.

4. Bate la nata con la mezcla de la mantequilla.

5. Aplasta el plátano en un recipiente grande.

6. Una vez que el plátano esté hecho una pasta, agrega al bol la mezcla de la nata, el ron, la miel y cualquier otro ingrediente que desees en el helado.

7. Mezcla todo bien hasta que tenga una consistencia cremosa.

8. Coloca la mezcla en el congelador durante unas pocas horas, hasta que comience a tener una consistencia pastosa.

9. Saca el recipiente y vierte la mezcla en otro, como por ejemplo una tarrina vieja de helado.

10. Bate la mezcla hasta que esté suave otra vez.

11. Pon la tapa al recipiente y vuélvelo a colocar en el congelador, hasta que esté firme.

¡Ya está! Has hecho tu propio helado de cannabis, listo para disfrutar como quieras. Es una dulce y sabrosa delicia, perfecto para una calurosa noche de verano. Al igual que con cualquier receta de cannabis, la cantidad de cannabis que se añade a la mezcla es bastante subjetiva, puedes poner más o menos lo que se adapte a tus necesidades - ¡y asegúrate de que el cannabis esté correctamente descarboxilado!