Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

PROBLEMAS COMUNES DEL CANNABIS

Problemas Comunes Del Cannabis

El cultivo de cannabis es una actividad principalmente amena y satisfactoria, pero a menudo puede verse interrumpida por la mala suerte o la ira de la madre naturaleza. No podemos ofrecer curas y/o información sobre todos los aspectos del cultivo de cannabis; nadie tiene todas las respuestas.

Pero para cuando acabes con esta guía, serás capaz de evitar la mayor parte de los problemas más comunes asociados con la marihuana. Y si se produce un desastre, al menos tendrás los conocimientos necesarios para combatirlo.

Mejor aún, tendrás la oportunidad de preparar tu operación de cultivo de antemano. Seguir leyendo esta entrada es la mejor forma de evitar los problemas y errores más comunes relacionados con el cannabis.

ERRORES MÁS COMUNES

  1. Desequilibrios De Nutrientes Y PH
  2. Exceso O Falta De Riegoa>
  3. Estrés Por Calor
  4. Plagas Y Patógenos Comunes
  5. Quemadura De Nutrientes
  6. Bloqueo De Nutrientes
  7. Quemaduras Por Luces
  8. Quemaduras Por Viento

1. DESEQUILIBRIOS DE NUTRIENTES Y PH

Desequilibrios De Nutrientes Y PH

Las fluctuaciones y desequilibrios del pH de los fertilizantes y el sustrato pueden ser desastrosos para el cultivador de marihuana. Por suerte, es un problema muy fácil de solucionar y al alcance de todo agricultor. Conoce el nivel adecuado de pH para tu cultivo.

Para coco e hydro es de entre 5,5 y 6,5. El suelo es más indulgente y actúa como amortiguador, por lo que las plantas pueden tolerar un pH de hasta 7,5. Cada variedad tiene su punto óptimo y su fertilizante favorito. Sólo con tiempo y práctica se puede llegar a dominar este aspecto del pH y los nutrientes.

Mientras tanto, el cultivador novato se puede encontrar con problemas de desequilibrios por exceso de fertilización y/o nutrientes deficientes. Cuando las plantas presentan una decoloración y marchitamiento en las hojas, y los bordes quemados, suele ser debido a un exceso o bloqueo de nutrientes. De cualquier forma, hay un desequilibrio en el pH, y el primer paso para solucionar este problema es lavar la planta con agua pura.

Tras el lavado, hay que hacer las veces de científico y examinar minuciosamente numerosos factores para identificar el problema. El análisis del agua usada para el lavado con un bolígrafo medidor de pH o un kit barato, puede darte una pista; el comportamiento de la planta te proporcionará otra. También puedes observarla mediante un microscopio de bolsillo para asegurarte de que no haya ninguna plaga y llegar a la conclusión de que lo que probablemente necesita es una dosis menor de nutrientes.

El uso de nutrientes con un pH perfecto, como los de Advanced Nutrients, es una práctica forma de evitar este tipo de problemas. O si ya has invertido en equipos de pH y CE, asegúrate de utilizar nutrientes de calidad especiales para el cannabis, y hazte con unos botes de pH Up y pH Down.

2. EXCESO O FALTA DE RIEGO

Exceso O Falta De Riego

¿QUÉ ES?

Las plantas con clorosis y un aspecto decaído y enfermizo podrían estar sufriendo un exceso o una falta de riego. En ambos casos, la zona radicular sufre y el crecimiento de la planta podría detenerse por completo. O peor aún, las plantas continuarían deteriorándose, abriendo la puerta a plagas y enfermedades hasta que el cultivador aplique las medidas correctivas necesarias.

Las hojas se volverán amarillas por toda la planta y se caerán. Se formarán pocos cogollos, y de forma anormal. La mayoría de las flores morirán o sufrirán patógenos.

CÓMO IDENTIFICAR EL EXCESO O LA FALTA DE RIEGO

Puedes identificar el problema echando un vistazo al medio de cultivo y tocándolo con la punta de los dedos. Mantener un seguimiento del programa de riego de tus plantas puede ayudarte a descubrir si las plantas sufren de exceso o falta de agua. Los sustratos húmedos que están continuamente empapados están regados en exceso.

Si introduces los dedos unos centímetros dentro del sustrato, sentirás que los dedos están mojados. En cambio, los medios de cultivo secos, regados con poca frecuencia, sufren de falta de riego. La capa superior parecerá agrietada y la tierra estará completamente seca.

REMEDIO PARA EL EXCESO O LA FALTA DE RIEGO

De todos los problemas a resolver con tu marihuana, este puede corregirse fácilmente. No debería llevar mucho tiempo detectar si tus plantas necesitan más o menos agua. Para estar seguro, puedes levantar las macetas antes y después de regar para hacerte una idea del peso de las plantas secas y las húmedas.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA EL EXCESO O LA FALTA DE RIEGO

La mayoría de cultivadores intentan seguir un calendario de fertilización. También es importante mantener un ciclo húmedo-seco eficaz para la salud de la zona radicular y el buen desarrollo de las plantas. Estar atento a cómo responden las plantas y al agua de drenaje tras el riego puede ayudarte a conseguirlo. Si no puedes levantar las macetas para comprobar si necesitan riego analizando su peso, puedes invertir en un medidor de agua o humedad para llevar un control.

3. ESTRÉS POR CALOR

Estrés Por Calor

El estrés térmico interior y exterior se parecen mucho. Los bordes de las hojas tendrán un aspecto quemado y un color amarillo o marrón. Para el cultivador de interior, lo único que debe hacer es corregir la posición de la lámpara y/o controlar el medioambiente.

El objetivo es que el dosel esté a la altura adecuada. Prueba con un medidor de luz o utiliza una cinta métrica para calcular la distancia óptima. Una buena regla de oro es poner la mano cerca del dosel; si te resulta incómodo, también lo será para tus plantas, y deberás elevar las luces.

El estrés térmico exterior es más difícil de controlar, pero se pueden tomar medidas efectivas. Proporciona sombra a las plantas y aumenta el riego. Puedes construir un sencillo filtro con material verde protector de jardinería; utilízalo para filtrar algunos rayos del sol. La siembra de semillas en la época correcta ayuda a evitar este problema. Analiza el clima local con antelación.

4. PLAGAS Y PATÓGENOS COMUNES

Plagas Y Patógenos Comunes

  • ÁCAROS

Los bichos son siempre una amenaza para el jardín de cannabis, y la mejor forma de que no molesten a tu marihuana es tener un cultivo limpio y en cuarentena. Pero si existe una plaga, lo más probable es que sea de ácaros.

Los ácaros son principalmente una plaga de interior. Son unas diminutas criaturas que envolverán tus cogollos en telarañas y arruinarán tu hierba. Sólo se ven a simple vista cuando se desplazan en grupo. Elimínalos de inmediato con un pulverizador especial para ácaros durante el crecimiento vegetativo. Si aparecen durante la floración, se acabó.

Una planta infestada de ácaros en mitad de la floración, debe ser arrancada de forma inmediata. Lamentablemente, la aparición de ácaros después del período vegetativo es una pesadilla. Lo mejor es desechar la cosecha y descontaminar completamente el cuarto de cultivo antes de volver a empezar.

  • HONGOS Y MOHO

Los hongos no son siempre una mala noticia; la mejor forma de mantener las variedades nocivas a raya es añadir hongos beneficiosos. Añade micorrizas a la tierra o el coco y complementa las soluciones hydro con una alternativa líquida de calidad.

Los cultivadores de hydro deberán utilizar nutrientes específicos para su cultivo y evitar fertilizantes orgánicos espesos; de lo contrario, el depósito de agua podría convertirse en una desagradable colonia de hongos y/o el riego podría quedar bloqueado.

La botrytis es el hongo más temido por los cultivadores de marihuana. Esta horrible enfermedad pudrirá tus cogollos de dentro a fuera; y lo que es peor, se propaga muy fácilmente y es prácticamente incurable. Mantén un bajo nivel de humedad durante la floración, aproximadamente un 40% de HR.

Asegúrate de que tu cultivo también esté bien ventilado; esto es especialmente importante para el método ScrOG repleto de densas colas. Invierte en ventiladores de calidad y mantén unas condiciones ambientales óptimas de siembra a cosecha. Los suplementos de sílice líquido endurecen las paredes celulares de las plantas y hacen que sean menos susceptibles a las amenazas. El Rhino Skin de Advanced Nutrients es muy efectivo.

En el exterior, no plantes demasiado tarde o las lluvias podrían estropear tu cosecha. Un invernadero básico de supermercado es una solución barata si ves que el tiempo va a empeorar. La botrytis sólo ataca a plantas de marihuana vulnerables que crecen en condiciones húmedas. Cultiva de forma correcta según tu operación de cultivo y no tendrás problemas de hongos ni moho.

  • MASCOTAS, ROEDORES Y BABOSAS

Los animales domésticos deben mantenerse lejos del cultivo. Aunque Fido esté perfectamente entrenado y sea poco probable que se coma la cosecha, podría ser un vehículo de insectos u otras sorpresas desagradables. Además, el pelo tiene la fea costumbre de pegarse a los cogollos resinosos. En el exterior, será necesario colocar una cerca para impedir que las mascotas se acerquen demasiado.

Los roedores se pueden evitar con una limpieza básica y trampas convencionales en la mayoría de los casos. Si las ratas o ratones constituyen un problema grave, tendrás que cambiar el cultivo de sitio.

Las babosas se pueden mantener alejadas de la cosecha de marihuana rociando un poco de sal alrededor del perímetro. Si se trata de babosas especialmente insistentes, coloca un poco de cinta de cobre alrededor del borde superior de los tiestos. La combinación de ambos remedios ahuyentará a la población local de babosas.

5. QUEMADURA DE NUTRIENTES

Quemadura De Nutrientes

¿QUÉ ES LA QUEMADURA DE NUTRIENTES?

Las quemaduras de nutrientes se producen cuando las plantas de marihuana se fertilizan en exceso, con nutrientes como nitrógeno, fósforo y potasio. Las plantas de cannabis necesitan cierta cantidad de nutrientes para crecer, pero si se les fertiliza en dosis demasiado fuertes empezarán a mostrar señales de estrés.

Este es un error típico de los principiantes. Los cultivadores novatos suelen basarse en la filosofía de que si las plantas necesitan fertilizante para crecer, cuanto más mejor, ¿no? Pero, obviamente, las plantas no funcionan así.

SÍNTOMAS: CÓMO IDENTIFICAR LAS QUEMADURAS DE NUTRIENTES

Los síntomas principales más visibles pueden detectarse cuando las puntas de las hojas empiezan a volverse marrones. Este color se irá dispersando por la hoja y las puntas se doblarán ligeramente, como una “garra” crujiente. Estos síntomas pueden empezar a aparecer únicamente en un par de hojas o en toda la planta.

SOLUCIONAR LAS QUEMADURAS DE NUTRIENTES

Tratar este problema realmente depende de la gravedad o características de la quema de nutrientes. Obviamente, deberías reducir el aporte de fertilizante. Es recomendable analizar los niveles de minerales en la tierra o sistemas hidropónicos, usando un medidor de ppm. Una idea aproximada de los valores ideales de ppm son: 650ppm tras cortar esquejes, 850ppm durante la fase vegetativa y 1050ppm durante la floración.

Cuando las plantas están expuestas a luces más potentes consumen más nutrientes. Por tanto, si tu cultivo tiene una iluminación débil, deberías tenerlo en cuenta a la hora de fertilizar. En los sistemas hidropónicos, es más fácil corregir este problema, reduciendo cuidadosamente la cantidad de fertilizante que se añade al agua.

En cambio, para solucionar la quema de nutrientes en la tierra, debe realizarse un lavado de raíces con agua de pH ajustado, preferiblemente con agua destilada. Para ello, añade suficiente agua a la maceta para que se drene por la base y de esta manera se “enjuaguen” los nutrientes.

PREVENIR LAS QUEMADURAS DE NUTRIENTES

Al comprar tierra, no debería contener niveles extremos de fertilizante, ya que podrían provocar una quemadura de nutrientes en las plántulas. El agua que uses para regar debería estar relativamente limpia.

El agua de grifo sucia contiene niveles de ppm demasiado elevados. Aunque añadas la cantidad correcta de fertilizante, el agua en sí tiene demasiadas partículas y a menudo puede provocar la quema de nutrientes. Deberías plantearte comprar agua destilada o hacerla tú mismo por ósmosis inversa.

Únicamente deberías usar fertilizantes desarrollados específicamente para cannabis, pero si no tienes otra opción también puedes usar fertilizantes para tomates. Las dosis de fertilizante recomendadas por los fabricantes casi siempre están sobrevaloradas. Como regla general, empieza con ¼ de la dosis mínima recomendada y ve subiéndola gradualmente.

6. BLOQUEO DE NUTRIENTES

Bloqueo De Nutrientes

¿QUÉ ES EL BLOQUEO DE NUTRIENTES?

El bloqueo de nutrientes sucede cuando las plantas no absorben ciertos nutrientes, a pesar de estar disponibles en el medio de cultivo. Este fenómeno puede producirse cuando los niveles de pH no son óptimos, o cuando los contenidos de sales o nutrientes son demasiado elevados.

En el mundo de las plantas, cuando ciertos nutrientes está presentes en una cantidad excesiva pueden llegar a bloquear la absorción de otros nutrientes. Por ejemplo, cuando la planta absorbe demasiado nitrógeno, puede bloquear la absorción de calcio y potasio. Si este problema no se soluciona inmediatamente, las plantas de marihuana pueden morir con bastante rapidez.

SÍNTOMAS: CÓMO IDENTIFICAR EL BLOQUEO DE NUTRIENTES

Los síntomas son similares a las señales de una deficiencia nutricional. Las plantas comenzarán a tener un aspecto endeble y las hojas parecerán débiles, amarillas y empezarán a enrollarse. La mejor forma de identificar este problema es comprobar primero el nivel de pH de la tierra o sistema hidropónico. El rango de pH ideal para la tierra está entre 6,0-7,0, mientras que para hidroponía es de 5,5-6,5 aproximadamente.

Si los niveles de pH están fuera de estos valores óptimos y aparecen los síntomas mencionados, es señal de que tus plantas sufren un bloqueo de nutrientes. También puedes subir fotos de tus plantas a foros de cannabis para comprobar si tus plantas padecen este problema u otro. Los aficionados a la marihuana suelen echarse una mano entre sí. Pero tómate sus consejos con cierto escepticismo.

SOLUCIONAR EL BLOQUEO DE NUTRIENTES

No podemos dejar de insistir en la importancia de mantener un nivel de pH correcto para las plantas. Si detectas un bloqueo de nutrientes, es importante que midas el pH del medio de cultivo y/o identifiques qué nutriente está provocando el bloqueo de los demás.

La mejor forma de solucionar este problema es realizar un lavado de raíces y posteriormente añadir una cantidad apropiada de fertilizante. El lavado es la mejor opción ya que, una vez corregido el nivel del pH, eliminará los nutrientes o sales en exceso que provocaban el bloqueo, previniendo que vuelva a suceder en el futuro.

7. QUEMADURAS POR LUCES

Quemaduras Por Luces

¿QUÉ SON LAS QUEMADURAS POR LUCES?

Imagina que estás tostándote bajo el sol durante 18 horas seguidas. No suena muy bien, ¿verdad? A las plantas de marihuana no les gusta la exposición prolongada al calor y luces intensas. Las quemaduras por las luces son muy comunes en los cultivos de interior.

Se producen cuando las plantas están demasiado cerca de las luces LED o HPS y no pueden aguantar el estrés. Es importante tener en cuenta que las quemaduras por luces y el estrés térmico suelen ir de la mano. Cuando las plantas están demasiado cerca de las luces, la exposición a la luz y al calor es elevada.

SÍNTOMAS: CÓMO IDENTIFICAR LAS QUEMADURAS POR LUCES

Estas quemaduras suelen aparecer en la parte superior de las plantas. Las hojas empiezan a volverse amarillas y marrones y aparecen manchas. Las nervaduras centrales de las hojas se mantienen de color verde, ya que la quemadura por luz suele iniciarse por la parte exterior de las venas y se mueve progresivamente hacia dentro.

Es un problema fácil de identificar. En la mayoría de cultivos de interior con luces intensas, únicamente las hojas más cercanas a las luces muestran los síntomas mencionados, y no las hojas más lejanas. Este tipo de quemadura no ocurre en los cultivos de exterior, ya que la luz solar es diferente a las luces artificiales. No obstante, cuando las plantas de interior se llevan al aire libre, pueden mostrar ligeras señales de quemadura por luz.

SOLUCIONAR LAS QUEMADURAS POR LUCES

Recuerda que hay dos factores a considerar: el calor y la intensidad lumínica. Si las hojas y cogollos muestran señales de este tipo de quemadura, puedes alejar las luces de las plantas y, si fuera necesario, sustituir las luces más potentes por otras menos intensas; por ejemplo, pasar de 600W a 400W. La temperatura de la zona de cultivo interior debería ser de unos 25ºC constantes, en la mayoría de casos. Una ventilación adecuada es crucial para mantener el espacio fresco.

PREVENCIÓN DE LAS QUEMADURAS POR LUCES

Es importante que eches un vistazo a las plantas y observes las hojas/cogollos más cercanos a las luces. Una buena medida preventiva es comprar luces de menor intensidad para la fase de floración, ya que en ese período es cuando las plantas tienden a sufrir este tipo de quemaduras. Otra buena medida es asegurar que la habitación de cultivo tenga la temperatura y ventilación adecuada. No es aconsejable mover las plantas de marihuana de interior al aire libre.

8. QUEMADURAS POR VIENTO

Quemaduras Por Viento

¿QUÉ SON LAS QUEMADURAS POR VIENTO?

Las plantas de marihuana agradecen una brisa suave, al igual que nosotros. No obstante, si el viento es demasiado intenso, las plantas empiezan a mostrar señales de estrés, lo que recibe el nombre de "quemaduras por viento".

Esto pasa a menudo en ambientes de interior, donde la limitación de espacio provoca que los ventiladores se sitúen en lugares inadecuados. Estas quemaduras raramente se producen en exterior, ya que a pesar de que algún día puedan soplar vientos fuertes, el viento acaba estabilizándose, mientras que los ventiladores de interior trabajan 24horas/día, 7días/semana.

SÍNTOMAS: CÓMO IDENTIFICAR LAS QUEMADURAS POR VIENTO

Las quemaduras por viento son bastante fáciles de identificar, debido a las características de los cultivos de interior. Si las hojas más próximas a los ventiladores se convierten en “garras” enrolladas para abajo, con aspecto de dedos verdes espeluznantes, tienes un problema de quemadura por viento. Por otro lado, otro signo revelador es cuando el ventilador está enfocado directamente a las plantas. El movimiento de las hojas es un buen indicador. Si se sacuden enérgicamente, el viento es demasiado fuerte.

SOLUCIONAR LAS QUEMADURAS POR VIENTO

La solución a este problema es colocar los ventiladores de manera inteligente y en los lugares adecuados. Las ramas de las plantas de marihuana se fortalecen con el viento a medida que pasa el tiempo, así que es bueno que las plantas y hojas se muevan suavemente, pero no como si estuvieran en medio de un huracán.

El ventilador debería soplar el aire entre las luces y la parte superior de las plantas y además, moverse de lado a lado. Otra buena táctica es colocar un ventilador pequeño que sople una brisa suave en vertical, desde arriba hacia abajo a lo largo de las plantas.

PREVENCIÓN DE LAS QUEMADURAS POR VIENTO

La mejor forma de prevenirlas es planificar el cultivo antes de sembrar las semillas. A menudo, las quemaduras por viento se producen cuando los cultivadores intentan apiñar demasiadas plantas en habitaciones/tiendas de cultivo. Las plantas necesitan espacio y aire para crecer, así que no te pases.

Además, no conseguirías una cosecha más grande, sino que las plantas sufrirían quemaduras por viento y otros posibles problemas. Asegúrate de comprar ventiladores con varias opciones, para que puedas ajustarlos a las necesidades de tu cultivo. También puedes enfocar el ventilador contra la pared, para no exponer las plantas directamente al viento.

Verificación de edad 18+

¿Tienes más de 18 años? El contenido de Zamnesia.es es apto solo para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de que conoces las leyes de tu país. Nuestra tienda online cumple con la legislación holandesa.

Al hacer clic en Entrar, confirmas que tienes más de 18 años.