Product successfully added to your shopping cart.
Check out

El fósforo y el cultivo de hierba

El fósforo juega un papel importante en todos los organismos vivos y es un componente esencial de la nutrición de ambos animales y plantas. Tiene un lugar clave en el metabolismo celular y en la transmisión d energía de la planta. Es también un elemento constitutivo de las paredes celulares, del ADN y de toda clase de proteína y enzima.

El fosfato es indispensable para las plantas jóvenes: una tercera parte de la absorción del fosfato ocurre antes de que la planta haya alcanzado ¡un cuarto de su ciclo de vida! La mayor concentración de fosfato se encuentra en las partes en desarrollo de la planta, como en las raíces, los brotes y el tejido vascular.

Introducción

El fósforo es un elemento químico que pertenece a los no metales y que no se encuentra en forma pura en la naturaleza porque es altamente reactivo. Fue descubierto en 1669 por un alquimista a partir de la evaporación de la orina (en un intento de crear oro).

El fósforo en la planta de cannabis

Los compuestos de fosfato cuya forma pueden utilizar las plantas, son raramente encontrados en la naturaleza. En el pasado, la gente solía utilizar huesos triturados (harinas animales) como fertilizante y más adelante usaban acido sulfúrico, mediante el cual se obtenía una mayor disponibilidad de fosfatos. En la segunda mitad del siglo XIX, el guano, un fertilizante de fosfato natural hecho de excrementos acumulados de aves, se utilizaba a enorme escala para uso agrícola.

En la actualidad, las materias básicas son extraídas de los fosfatos naturales, principalmente los minerales ricos en fosfatos extraídos en lugares como Marruecos, Argelia, América del Norte y América del Sur. Para poder crear fosfatos naturales aptos para la agricultura y horticultura, se acidifican primero y luego se purifican. En la agricultura alternativa, se trituran finamente o se calientan y se encuentran disponibles en tiendas, como granos expandidos.

Deficiencia de fosfatos

Ciertos síntomas de la deficiencia de fosfatos no deben confundirse con los de la deficiencia de nitrógeno. La carencia de fosfatos se caracteriza, en el cannabis, no por una coloración púrpura de los tallos y las venas de las hojas, sino por una pequeña planta con hojas necróticas negro-púrpuras que deforman y con el tiempo arrugan la hoja.

Su progresión en orden cronológico:

  • Al principio, la planta se vuelve verde oscura, un verde oscuro distinto (azul verdoso) del visto con la carencia de potasio.
  • Se frena el crecimiento en altura y el desarrollo de los brotes laterales.
  • Después de 2 o 3 semanas aparecerán parches necróticos púrpura oscuro/negros en la hojas medianas y viejas, que deformarán a la planta.
  • La necrosis púrpura/negra se extenderá al tallo de la hoja, que se tuerce, arruga y muere.

Causas de la deficiencia de fosfatos

  • Un pH demasiado alto del entorno (>pH7); significa que la planta ha visto reducida su capacidad para absorber fosfato y habrá en el suelo una acumulación de componentes insolubles de fosfatos
  • Suelo rico en hierro o zinc, o demasiado ácido
  • Por fijación en el suelo

Qué hacer

Los fosfatos inorgánicos, en forma de iones, son absorbidos con facilidad. Por lo que se conoce, las plantas no absorben fósforo en su forma orgánica. Sin embargo, los fosfatos inorgánicos pueden ser liberados en la descomposición de partículas de suelo orgánico. Debido al efecto residual de los fosfatos, cuanto más viejo sea el suelo, más rico en fosfatos será.

Se ha descubierto que enriquecer el suelo con fertilizantes que contengan fosfatos tiene muy pocas consecuencias: debido a las precipitaciones o absorciones, el fosfato apenas penetra en el suelo y los trastornos del crecimiento provocados en las plantas jóvenes son muy difícil de sanar. Por esta razón, los fertilizantes de fosfatos deben estar muy bien mezclados con el suelo.

  • Más vale prevenir que curar; utiliza un suelo bueno y/o un buen fertilizante y acude a una tienda especializada para obtener consejos profesionales.
  • Con un pH alto, la mejor forma es acidificar el medio con una solución diluida de acido fosfórico (valor seguro de pH en hidro: 5.2 – 6.2, para suelos de arcilla: 6 - 7, para abono: 5.5 – 6.5).
  • Otros fertilizantes alternativos que contienen fosfatos son: guano, sangre animal, harina animal, fosfatos naturales, escorias y excremento líquido. La desventaja es que contienen gran variedad de niveles de fosfato, que además está relativamente disponible para la planta. La finura de la fuente de fosfato triturada y acidificada antes de usar, mejora la solubilidad de los fosfatos naturales. Lo mejor es elegir productos en los que se indique en su envoltorio un porcentaje garantizado.

Un exceso de fosfato es nocivo para el entorno y puede provocar toda clase de efectos secundarios, entre los que se incluye una deficiencia de zinc, cobre y magnesio.