Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Cultivo de Guerrilla

Cultivo de Guerrilla de plantas de cannabis

El cultivo de guerrilla es el cultivo de cannabis en zonas silvestres. En un lugar que sabes que nadie pasará por casualidad, por lo que puedes volver cuando las plantas ya estén listas y terminar la recolección de tu cosecha.

Cultivo de Guerilla

Ubicación

Encuentra un lugar aislado y recluido, donde no vaya nadie. Comprueba que no haya huellas visibles ni ninguna otra señal de que la gente pasa de vez en cuando, como basura. Asegúrate de que el sitio no esté cerca de caminos o calles. Estos sitios son más fáciles de descubrir por transeúntes, ya que el cultivo en exterior será visible a 10 metros de distancia, dependiendo del viento.

Además, el alumbrado urbano puede interferir con el periodo de floración interrumpiendo el ciclo día/noche de las plantas. También es importante que el lugar no esté mantenido por un equipo que pueda tropezarse con las plantas mientras arreglan arbustos o podan setos.

Un paseo en bici por tu vecindad o por otros lugares que se te ocurran es una buena idea, para hacerte una idea de posibles ubicaciones cercanas.

Preparación de ubicaciones convenientes

  • En un bosque
  • En una zona ribereña
  • En o entre campos de maíz
  • En el jardín trasero de una casa o vivienda abandonada

Si no tienes oportunidad de encontrar zonas como las mencionadas anteriormente, puedes poner un poco de tierra en el huerto de tu cocina y cultivar allí tus plantas. El mayor problema de esta opción es que los vecinos pueden avisar a la policía o robarte la cosecha. También, en jardines domésticos tienden a existir muchas plagas de las que tus plantas necesitarán protección. (ver también: Animales).

Campo de maíz

Guerilla campo de maìz

Si eliges un campo de maíz, es importante averiguar si hay puentes o edificios altos cercanos que puedan ofrecer vistas del espacio creado. También es importante elegir una variedad de floración temprana para que puedas recolectar antes de que recojan el maíz.

Animales

El inconveniente de los lugares aislados es que no suelen estar desiertos. Los animales muchas veces toman estos sitios y representan una amenaza para el cultivo. Se recomienda evitar lugares con montones de madrigueras de conejos, o tomar medidas contra este tipo de animales. La solución más eficaz contra los conejos es instalar una malla de alambre alrededor de tu planta(s). Nota: la malla debe estar bien enterrada para que los conejos no puedan excavar por debajo.

Luz solar

Si cultivas en el borde de un bosque o de un campo de maíz, asegúrate de elegir el lado soleado. Observa donde está el sol al mediodía, por dónde sale y por donde se pone. Cuanto más sol reciban tus plantas, mayor será la producción.

Procura no cambiar demasiado la geografía del lugar. La poda de arbustos o la tala de árboles pueden levantar sospechas entre los vecinos y llevar al descubrimiento de tus plantas.

Mantenimiento y precauciones

Asegúrate de que nadie te vea deambulando entre los arbustos cuando vayas a visitar el lugar. La gente se preguntará qué estás haciendo y pueden querer investigar o te preguntarán directamente. Para tener una buena coartada, lleva contigo una caña de pescar o un perro.

Acude siempre a pie, preferiblemente, para que la gente de los alrededores no vea tu coche o moto aparcados. También puede ser una buena idea vestir con ropas oscuras e ir solamente al atardecer. Otro momento aconsejable es durante el horario de oficina, cuando la mayoría de la gente está en el trabajo y es mucho más tranquilo.

Desperdicios

Nunca dejes basura. Se puede ver con facilidad desde el aire y se tomarán medidas en zonas donde hay muchos cultivos. Además, es probable que dejes tus huellas dactilares en la basura, con lo que serás más fácil de rastrear.

Calzado y equipaje

Para evitar huellas, envuelve en cinta adhesiva las suelas de tus zapatos, para que el relieve de éstas no se marque tanto en el suelo y sea más difícil el rastreo. Es recomendable que limpies tu calzado tan pronto como llegues a casa, ya que la tierra de los zapatos se puede usar también como evidencia.

preparando tu bolsa

  • Plantas / clones / semillas (Consejo: coloca tus clones o plantas en una caja de zapatos antes de meterlos en la bolsa)
  • Herramientas de cultivo: pala, espátula, cuchara,...
  • Recipiente con agua (con estimulador de raíz si lo usas)
  • Materiales protectores: malla, anti-babosas o café
  • Nutrientes extra

Pon todo el material en una mochila grande para que tus manos estén libres por si necesitas arrastrarte o trepar.

Plantas

El riesgo de ser descubierto depende también del tamaño de la planta. Con una planta relativamente pequeña, digamos de unos 70 cm, el riesgo de que alguien la vea es menor, incluso si dicha persona se acerca bastante al lugar donde se encuentra la planta. Las variedades auto florecientes, concretamente, darán plantas pequeñas.

Para imitar la geografía natural de, por ejemplo, un bosque, las plantas no se deben plantar con un patrón fijo. Es mejor darles más espacio entre ellas; 5 metros o así dará un resultado discreto. Procura no aplicar un patrón simétrico cuando plantes, porque destacará en un entorno natural y llamará la atención.

Es mejor que no le cuentes a nadie la ubicación de tus plantas. Presumir de plantas o llevar a alguien a verlas aumentará las probabilidades de que alguien abra la boca y adiós a tu cosecha secreta. Intenta guardar tu cultivo de guerrilla para ti mismo, a no ser que lo compartas con otra persona.

 

Regrasar a cultivo en exterior

Regrasar a Guía de cultivo de cannabis

Semillas para cultivo de Guerrilla