Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES ENTRE SEMILLAS FEMINIZADAS, REGULARES Y AUTOFLORECIENTES

Hoy en día existen decenas de miles de cepas de cannabis distintas. Mañana, hipotéticamente hablando, podría haber diez veces más. El ritmo al que se desarrollan cepas de cannabis medicinales y recreativas es tremendo. El juego está cambiando.

Érase una vez en que las semillas que se encontraban en su bolsa de hierba eran la única opción disponible para los aspirantes a cultivadores. En el siglo XXI, el comercio electrónico de semillas de cannabis está prosperando de forma muy positiva. Tiendas de semillas como Zamnesia tienen disponibles variedades de marihuana de bancos de semillas de todo el mundo y surten a la comunidad internacional de cultivadores.

El cannabis ha evolucionado y se ha diversificado de la mano de sus cultivadores y consumidores. Por supuesto, la fantástica marihuana recreativa moderna es increíblemente potente en términos de THC. Sin embargo, criadores y científicos tampoco ignoran ya otros cannabinoides.

Las cepas de cannabis medicinal ricas en CBD son el último descubrimiento en la cría de variedades. Además, la hibridación exitosa multigeneracional con genes ruderalis ha supuesto la aparición de la 4º generación de cannabis super autofloreciente.

Las semillas de marihuana tradicionales, orgánicas y fotoperiódicas, también conocidas como "semillas regulares", suponen hoy en día tan solo el 10% del mercado total de semillas. La gran mayoría de cultivadores caseros contemporáneos, buscan cultivos con plantas hembras, en vez de una mezcla de ejemplares macho y hembra.

Además, la superioridad y tamaño de cultivo de las semillas fotoperiódicas feminizadas también está siendo puesta a prueba por la próxima generación de híbridos autoflorecientes feminizados.

Nuestra guía fácil para diferenciar distintos tipos de semillas de cannabis: ¿QUÉ TIPOS DE SEMILLAS QUE PUEDO ESCOGER?

SEMILLAS REGULARES

Las semillas regulares son semillas de cannabis naturales que nacen de sus plantas parentales machos y hembras. Excepto en Norteamérica, este tipo de cultivo de cannabis está en declive. Casi el 100% de los cultivadores caseros de Europa se han pasado al cultivo feminizado, ya sea mediante semillas feminizadas o esquejes.

Tal y como mencionamos en la introducción, las semillas regulares representan tan solo una pequeña porción del mercado global de semillas de cannabis. El 10% de cuota de mercado quizás sea incluso generoso.

Cultivar semillas regulares solo supone realmente una ventaja para cultivadores y criadores expertos. Un pack típico de 10 semillas regulares contiene una combinación al 50% de plantas macho y hembra. Sí, a veces quizás tengas suerte y consigas entre 6 y 8 hembras, pero también podrías quedarte con una mayoría de machos.

Con las semillas regulares, tener un poco de experiencia de cultivo marca una grandísima diferencia. Debes ser capaz de identificar los machos para retirarlos antes de que florezcan, evitando que las hembras sean polinizadas. No hay excusas para no obtener hierba "sinsemilla". La aparición de semillas en la hierba es casi siempre el resultado de un error por parte del cultivador.

La única razón realmente convincente para que un cultivador casero se tome la molestia que supone el tiempo extra y el esfuerzo de cultivar semillas regulares es por el interés en encontrar y conservar una "madre privilegiada" de una marihuana especialmente rara.

Incluso en esta era de la globalización de la marihuana, algunas variedades espectaculares tan solo están disponibles en formato de semillas regulares. La hierba morada de verdad es difícil de encontrar, así que quizás estés tentado de darle una oportunidad a un cultivo de la Tao Purple de Top Tao Seeds.

Algunos cultivadores afirman que se pueden extraer clones de hembras naturales cíclicamente sin que pierdan su vigor rápidamente. Además, las plantas madre derivan de un pack de semillas regulares conocidas por producir clones durante décadas con altas tasas de éxito. Además, algunos cultivadores de la vieja escuela simplemente prefieren cultivar de la manera más orgánica posible.

SEMILLAS FEMINIZADAS

Las plantas hembras son tu billete a las cosechas más abundantes. Para el cultivador casero decente y común son la solución más fácil. Las semillas feminizadas proporcionan cosechas más grandes con menos semillas. Es así de sencillo. Los malos días de antes entre hermafroditas y prácticas de cruce están muertos y enterrados.

Las semillas feminizadas contemporáneas de alta calidad han sido creadas tratando las plantas hembras con plata coloidal para que produzcan polen femenino para su reproducción. De ahí que un pack actual de semillas feminizadas te garantice un 100% de plantas hembra.

Clásicos modernos ganadores de Cannabis Cups, como la Amnesia Haze de Royal Queen Seeds, y variedades geniales como la Gorilla Glue de Zamnesia Seeds, son demasiado atractivos como para resistirse.

No es sorprendente por ello que las semillas premium feminizadas dominen el mercado del cannabis. La marca lo es todo, y solo las mejores variedades de marihuana consiguen hacerse un hueco en los cultivos. La competencia entre bancos de semillas es feroz. Es un gran momento para cultivar en casa con las semillas feminizadas.

Las características de intersexualidad pueden ocurrir en el cannabis tanto si cultivas semillas regulares como si cultivas semillas feminizadas. La interferencia con el ciclo de la luz, las fluctuaciones en el pH y la fuente de otros motivos de estrés pueden hacer que las plantas hembras produzcan "plátanos", o sacos de polen junto a las flores.

Las plantas hermafroditas deben etiquetarse y meterse en una bolsa de forma inmediata. Literalmente cúbrelas con una bolsa de basura y córtalas a la altura de la base del tallo. Debes retirar la planta del cultivo lo antes posibles. Las plantas hermafroditas pueden polinizarse ellas mismas y también a cualquier otra hembra que tengas en tu tienda de cultivo.

SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

Las semillas feminizadas autoflorecientes son las estrellas en alza del cannabis. En los últimos 10 años, la ruderalis ha sido hibridizada y refinada para crear superautos increíbles que rivalizan con las cepas fotoperiódicas. La cantidad de sus cosechas y su potencia ha ido aumentando significativamente hasta alcanzar niveles tan altos que te harán la boca agua.

Y lo mejor de todo es que estas semillas son todas hembras y completamente independientes del fotoperiodo, con un ciclo de vida más corto. Por eso son ideales para la técnica SOG y cultivos de interior en armarios.

Las semillas autoflorecientes feminizadas de alto rendimiento como la Northern Lights Auto de Zamnesia Seeds y la Royal Jack Automatic de Royal Queen Seeds pueden pasar de la plantación a la cosecha en tan solo 8-10 semanas. Los cultivadores de exterior con un espacio limitado y/o una temporada de cultivo más corta pueden incluso hacer un hueco para un cultivo discreto en un balcón o terraza.

Cultivadores de la vieja escuela y criadores creativos encontrarán interesantes las semillas autoflorecientes regulares. La Auto Tao Blueberry de Top Tao Seeds es rauda y veloz, y tiene un sabor delicioso. Cultivar puede consistir en cosechar una gran cantidad, o bien en criar tu propia variedad, todo depende del tipo de cultivador que seas.

UN APUNTE SOBRE LAS SEMILLAS DE CANNABIS MEDICINAL RICAS EN CBD

Por último, no nos olvidemos de un par de semillas feminizadas medicinales absolutamente revolucionarias. Una es una cepa única, autofloreciente y rica en CBD. La Medical Mass de Royal Queen Seeds es una variedad fotoperiódica fácil de cultivar y que produce un gran volumen.

La extraordinaria Fast Eddy de Royal Queen Seeds es cannabis medicinal en su máxima expresión. Este híbrido autofloreciente con un alto contenido de CBD está preparado para su cosecha en tan solo 8-9 semanas tras germinar.