Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

CUÁNDO Y CÓMO COSECHAR TU MARIHUANA

Cuándo Y Cómo Cosechar Tu Marihuana

El día de la cosecha es un motivo de alegría para cualquier productor de cannabis. Es cierto que todavía queda bastante trabajo por hacer, pero las plantas ya han completado su ciclo de vida y sus cogollos están maduros. Para cuando termines con esta guía de cultivo, sabrás reconocer cuándo tu marihuana está lista y cómo cosecharla como un cultivador profesional.

INTERPRETA LAS SEÑALES

Unas Hojas Caídas O Amarillas

Las plantas de cannabis proporcionan múltiples señales de que están listas para su cosecha. El cultivador debe inspeccionar y vigilar de cerca su comportamiento durante las últimas semanas de floración. Los indicios visuales como unas hojas caídas o amarillas, son muy comunes cuando la planta ha alcanzado la madurez.

Además, se detendrá el crecimiento de los cogollos y el desarrollo de resina. Los pistilos se curvarán y tendrán principalmente tonos naranjas/rojos o marrones, y quizás se apreciará una minoría de ellos todavía blancos. Presta atención a estas señales durante la última etapa de la floración.

EL CANNABIS DE INTERIOR

Comprueba el rendimiento medio de tus variedades en la web de Zamnesia o el reverso del paquete de semillas feminizadas. Estos datos son bastante precisos y te darán una idea de cuánto tiempo tardarán a florecer.

Debes evitar adquirir semillas de bancos de dudosa reputación. Unos genes inestables rara vez producen buenas cosechas. Si vas a usar esquejes, asegúrate de que provengan de fuentes fiables, y recopila tanta información como puedas.

La mayoría de variedades interiores de fotoperiodo están listas para su cosecha tras 8-12 semanas de floración con un programa de luz estándar de 12/12. Hasta que el cultivador no pase de 18/6 a 12/12, las plantas permanecerán en la etapa de crecimiento vegetativo indefinidamente. Las variedades autoflorecientes se pueden cosechar en 8-10 semanas a partir de la germinación con una iluminación continua de 18/6.

EL CANNABIS DE EXTERIOR

Si cultivas variedades de fotoperiodo al aire libre, la madre naturaleza será en gran medida la responsable de la planificación. Hay que sembrar las semillas en la época adecuada para que el cultivo alcance todo su potencial. La disminución natural de horas de luz induce una floración a un ritmo más gradual. La mayoría de cultivadores de exterior suelen comenzar en primavera/verano para garantizar que su marihuana esté lista en otoño. Por algún motivo en el Triángulo Esmeralda de California, octubre se conoce como "croptober" (crop significa cosecha en inglés).

Las variedades de predominancia sativa pueden requerir de mucha paciencia, y por lo general tardan 3-4 meses en completar su floración. Los híbridos y las variedades de predominancia índica son más rápidos, y pueden estar listos tras 2-3 meses de floración. Un cultivo exterior de fotoperiodo requiere de una considerable inversión de tiempo por parte del cultivador, ya que podría tardar entre 6 y 9 meses de semilla a cosecha.

Las variedades autoflorecientes son cada vez más populares entre los cultivadores novatos y de exterior, ya que florecen con el tiempo, en vez de con las horas de luz que reciben. Estas variedades son mucho más predecibles y a menudo la única opción para los que viven en regiones frías con veranos cortos. También permiten múltiples cosechas al año.

CÓMO CALCULAR EL MOMENTO ADECUADO: ECHA UN VISTAZO A LOS TRICOMAS

Echa Un Vistazo A Los Tricomas

Te recomendamos invertir en un microscopio de bolsillo. La forma más precisa de evaluar si tu marihuana está lista para cosechar, es analizando sus glándulas de resina. La cabeza bulbosa que se asienta encima del tallo deberá tener un color blanco lechoso. Si quieres recolectar tus cogollos cuando más pegajosos estén, te aconsejamos que lo hagas en este momento.

Los tricomas transparentes aún no están maduros, mientras que el color ámbar indica que el THC se está comenzando a degradar. Por lo general, las variedades que se inclinan hacia el lado sativa deben cosecharse con una combinación de tricomas trasparentes y lechosos, para garantizar un subidón eufórico y edificante. En cambio, es mejor cosechar las plantas de predominancia índica con una mezcla de tricomas blancos y ámbar, e incluso con más ámbar. Cuanto más ámbar, más sedante será su efecto. Es una cuestión de preferencia, como la mayoría de aspectos relacionados con el cannabis.

LAVA LAS RAÍCES ANTES DE LA COSECHA

Lava Las Raíces Antes De La Cosecha

Independientemente de qué sustrato, sistema de cultivo o fertilizantes utilices para tu marihuana, todos los cultivos se benefician de un lavado de raíces previo a la cosecha. 1-2 semanas antes del final de la floración, deja de fertilizar tus plantas y riégalas con una solución suave, o simplemente con agua pura.

De esta forma, el sabor de la marihuana mejorará de forma considerable, ya que el lavado elimina las sales y nutrientes acumulados en el medio. Si no realizas este lavado, el producto final tendrá un sabor desagradable. Deja que las plantas se sequen durante un día o dos antes de cosecharlas.

CÓMO COSECHAR MARIHUANA COMO UN PROFESIONAL: KIT DE COSECHA (PARA EL CULTIVADOR CASERO)

 

  1. Tijeras (estériles, preferiblemente nuevas).
  2. Guantes de látex/vinilo (preferiblemente de vinilo).
  3. Cajas de zapatos de cartón con agujeros en la tapa para los cogollos grandes. Bolsas de papel marrón para cogollos de tamaño mediano y pequeño. Otra alternativa sería usar un trozo de sedal colgado en un armario.
  4. Deshumidificadores (unos baratos servirán).
  5. Termómetro/higrómetro (del cuarto de cultivo).
  6. Bolsa de basura negra (para el material de desecho, como tallos y hojas en forma de abanico).
  7. Papel de hornear (para cubrir la mesa sobre la que vas a trabajar).
  8. Música y canutos pre liados (la cosecha lleva mucho tiempo, 100g por hora es lo normal).
  9. Alcohol isopropílico (para empapar los guantes de látex y poder extraer los cristales de los dedos con facilidad; esto no es necesario con los guantes de vinilo, ya que el hachís se sale casi sólo, o se pueden frotar con el filo de la tijera para eliminar la resina acumulada).
  10. Cuchillo afilado (muy útil para raspar el hachís de los guantes y/o tijeras después de la cosecha).

CÓMO COSECHAR CANNABIS EN 3 SENCILLOS PASOS

1) CORTE (COMPATIBLE CON ScrOG)

No cortes los tallos principales por la base, a menos que estés cosechando índicas o autos pequeñas y rechonchas. Los cultivadores caseros suelen utilizar técnicas de poda y entrenamiento para potenciar la productividad. Todos los métodos probados como la poda apical, el fimming, LST y ScrOG, permiten un enfoque de cosecha rama por rama. Cortar las plantas enredadas en una configuración ScrOG es mala idea; en su lugar, trata de cercenar una rama entera cercana al tallo principal.

2) MANICURA

Manicura Cannabis

Puedes cortar toda la planta por la base del tallo o podar una cuantas ramas a la vez, como prefieras. Insistir en podar la planta entera siempre y sin excepción, es bastante desconsiderado para con los cultivadores que usan el método ScrOG y los de exterior que cultivan verdaderos árboles de marihuana. Ve a tu ritmo y concéntrate en hacer un buen trabajo.

Los tallos y las hojas en forma de abanico, no sirven, aunque se pueden utilizar como abono y/o para hacer infusiones (si tienes un montón). Comienza con este material y, una vez que lo hayas eliminado, pasa a los cogollos; manipúlalos con cuidado y lo menos posible y trata de tocar solamente los tallos. Las hojas subdesarrolladas son un estupendo material para hacer hachís, así que quita tantas como puedas sin arruinar los cogollos y resérvalas en una bolsa de papel. Si no se retira el material foliar de los cogollos, incluso el de sus tallos, es una invitación a la aparición de moho y hongos; por no mencionar que las hojas estropean el aspecto y sabor de la marihuana.

3) SECADO

Secado Cannabis

Los cogollos de cannabis se deben secar en un lugar seco y oscuro de forma lenta y uniforme durante un período de 10-15 días. La luz solar degrada el THC. Coloca los cogollos grandes en cajas y los pequeños y medianos en bolsas de papel o colgados en un armario. Echa un vistazo a tus cogollos diariamente, pero no los manipules con demasiada frecuencia. Si utilizas cajas de zapatos, gira los cogollos cada dos días para que se sequen de forma uniforme; de igual manera, sacude ligeramente las bolsas de papel. Si quieres ponerte técnico, usa un CVault para curar tus cogollos - son unos excelentes recipientes de curado.

Cvault

Pon el termómetro junto a los cogollos para asegurarte de que tengan una temperatura ambiente ideal y una humedad relativa lo más cercana posible al 50%. Añade un deshumidificador si es necesario.

¡Felicidades! Ahora ya sabes cómo cosechar marihuana de forma adecuada.

¿QUÉ HAGO CON LOS RECORTES?

Conserva esas hojas resinosas. Almacena únicamente los de las flores en bolsas de papel marrón, como los cogollos esponjosos. Déjalos secar durante una semana o dos, ponlos en un tupper hermético de Pyrex y mételos al congelador. De esta forma tendrás tiempo para decidir qué concentrado de cannabis preparar con ellos. Con recortes resinosos se puede hacer un buen polen, BHO y shatter.