Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

PODAR PLANTAS DE MARIHUANA

La marihuana ha crecido perfectamente en la naturaleza sin interferencias de la mano del hombre durante milenios. Sin embargo, en la actualidad, muchos cultivadores deciden podar sus plantas, por no decir casi todos. Estas podas van desde un corte minimalista para mantener el orden en la plantación hasta técnicas sofisticadas para aumentar las cosechas.

Por ahora, intentaremos guiarte en los fundamentos básicos de la poda del cannabis. Obviamente, también repasaremos algunos métodos más avanzados. Podrás encontrar artículos más detallados para cada técnica de poda en nuestra Guía De Cultivo.

Podar Plantas De Marihuana

¿CUÁNDO PODAR?

  • PODAR PLANTAS DURANTE EL CRECIMIENTO VEGETATIVO

Aparte de arrancar los cotiledones o el primer par de hojas de la plántula, durante las tres primeras semanas sería recomendable no hacer ninguna poda propiamente dicha, hasta que las plantas tengan al menos 30cm de altura. Algunas variedades sativa pueden crecer rápidamente hasta este tamaño en 20 días, mientras otras cepas índica dominantes podrían tardar 40. Sin embargo, el LST o Low Stress Training se puede aplicar desde las primeras fases del crecimiento, ya que consiste en doblar las ramas en lugar de retirarlas.

Las podas básicas para mantener un cultivo de cannabis bajo control requieren un enfoque minimalista. Las hojas son los paneles solares de las plantas y las ramas son sus extremidades. Cortar demasiadas hojas o ramas podría estresar a las plantas y provocar problemas en el futuro.

Para conseguir una planta de marihuana frondosa, independientemente de la especie, algunos cultivadores pellizcan el extremo superior del brote apical con sus dedos. Parece un poco cruel, pero un topping eficaz se puede aplicar a plantas jóvenes desde que desarrollan su primera pareja de hojas verdaderas. Normalmente, a continuación se suelen utilizar técnicas LST o ScrOG para maximizar las cosechas.

Permitir que las plantas se desarrollen un poco más antes de empezar a cortar partes de su anatomía también aporta al cultivador una idea de la estructura natural de esa variedad de cannabis. Se puede analizar el espacio internodal y las ramificaciones y luego decidir si es necesario podar. Esto es especialmente recomendable si es la primera vez que cultivas una variedad concreta.

En general, con podar las 2 o 3 parejas de ramas inferiores y algunas hojas de abanico será suficiente para permitir un buen flujo de aire. Cuantas más ramas retires más estimularás el crecimiento vertical. Si quieres pequeños arbustos no te pases. Las plantas de marihuana a las que se les cortan más de la mitad de las hojas sufrirán problemas. La fotosíntesis se ralentizará y la poda excesiva las someterá a estrés.

  • PODAR PLANTAS EN FLORACIÓN

Cortar ramas a las plantas de marihuana durante la fase de floración no es nada aconsejable. Éste es precisamente el tipo de estrés que las plantas de cannabis no necesitan. La única excepción es la técnica Lollipop, que se explica en profundidad en la Guía De Cultivo ScrOG. En la floración, es mejor limitarse a podar las hojas de abanico que tapen la luz a los cogollos.

¿Cuándo Podar?

HOJAS MUERTAS O ENFERMAS

Plantas de marihuana con una salud deteriorada, que presentan hojas amarillentas y marrones son una invitación para plagas y microorganismos invasores. Lo mejor es retirar las hojas y asegurarse de que no caen y se pudren en el medio.

¿CÓMO PODAR?

La mejor herramienta para podar plantas de cannabis son unas tijeras de manicurado decentes que puedes conseguir en cualquier grow shop o incluso en centros de jardinería. Hazte con unas tijeras finas, afiladas y cómodas para tus manos. Las ramas y las hojas de las plantas de cannabis no exigen herramientas especiales ni quirúrgicas.

Lo único que el cultivador tiene que hacer es tener cierto cuidado cuando corta las hojas y las ramas de una planta de marihuana. Asegúrate de que los cortes sean limpios y de que sólo cortas lo que se supone que quieres cortar. Haz los cortes con un ángulo de 45 grados y acércate lo máximo posible al tallo principal para que todo quede presentable.

Pellizcar la parte superior de una planta de marihuana con la punta de los dedos es efectivo y a muchos cultivadores les gusta la técnica del lollipop. Arrancar un cogollo o el extremo del brote principal es una cosa, pero arrancar hojas o ramas gruesas simplemente a mano es una práctica arriesgada. El supercropping es duro con las plantas, pero cuando funciona bien, lo hace estupendamente bien. Por supuesto, tenemos una Guía De Cultivo dedicada al Supercropping.

¿Cómo Podar?

PODA DE RAÍCES

Las raíces de las plantas de marihuana responden muy bien a la poda aérea. Independientemente de tu método de cultivo, las air-pots se pueden incorporar a casi cualquier tipo de plantación. Utilizar estas macetas es una gran forma de evitar que las plantas sufran de hongos en sus raíces. La poda aérea de la zona radicular es un método de poda importante que a menudo se infravalora.

VENTAJAS DE PODAR

Podar plantas de marihuana es beneficioso por diversas razones. Obviamente, para mantener las copas de tus plantas a una altura uniforme tendrás que podarlas y probablemente aplicar alguna técnica adicional. Aumentar sus cosechas es el principal objetivo de la mayoría de cultivadores de cannabis para podar y modificar el desarrollo natural de las plantas.

Es cierto que una combinación de podas apicales, lollipopping y método ScrOG ofrecerá una cosecha abundante. Pero también se pueden conseguir resultados impresionantes con LST o Supercropping. Podar tus plantas de cannabis sin duda ha demostrado permitir rendimientos superiores cuando llega la cosecha.

Ventajas De Podar

VENTAJAS DE NO PODAR

En el otro lado de la balanza, no podar tus plantas en absoluto, o al menos cortar lo justo y necesario, también tiene sus ventajas. Todo depende de la configuración de cultivo y de tu método preferido.

No podar ahorra mucho trabajo de mantenimiento. El método SOG es probablemente el mejor ejemplo de cómo conseguir cosechas abundantes sin podar. Lo has adivinado, también tenemos una Guía De Cultivo especial sobre SOG. Resumiendo, las plantas se mantienen en vegetación durante unas 2 semanas y luego la floración llega a lo grande. Generalmente, sólo es necesario retirar alguna hoja que hace sombra.

En efecto, esto es lo contrario de un ScrOG puro. Un cultivo SOG se basa en la producción rápida. Las plantas se quedan pequeñas y normalmente sólo producen una cola principal y unas pocas ramas laterales. Se pueden cultivar muchas plantas en macetas pequeñas con un espacio mínimo. Hoy en día se usa sobre todo con esquejes o plantas autoflorecientes, por lo que las copas siempre se mantendrán a alturas uniformes.