Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

¿POR QUÉ NECESITAN NUTRIENTES LAS PLANTAS DE CANNABIS?

¿Por Qué Necesitan Nutrientes Las Plantas De Cannabis?

La planta de marihuana, como cualquier otra planta, requieren de nutrientes para sobrevivir y sobre todo para desarrollarse bien. Sin embargo, la fertilización del cannabis es un tema delicado. Cada variedad tiene necesidades de macro y micronutrientes diferentes. Además, incluso cada fenotipo de la misma cepa podría presentar exigencias nutricionales dispares.

Obviamente, la fertilización debe incluirse entre los cinco factores ambientales clave en el cultivo de marihuana. De los cinco, éste depende por completo del cultivador. Las plantas te darán pistas sutiles, pero a continuación se marchitarían para luego morir. La mayoría de fracasos en las operaciones de cultivo se deben a un error del cultivador y no a plagas o patógenos. Normalmente, la dosificación incorrecta de abonos es la causa de la muerte.

La mejor forma de evitar un exceso o carencia de fertilización en una plantación de marihuana es ajustar las dosis desde el comienzo. Esto significará administrar los nutrientes adecuados en el momento oportuno. Y si sigues leyendo lo conseguirás.

¿CUÁLES SON LOS NUTRIENTES DEL CANNABIS?

Como hemos mencionado ya, las plantas de marihuana necesitan aportes específicos de macro y micronutrientes a lo largo de su ciclo de vida. Los 3 macronutrientes principales para la marihuana son el nitrógeno, el fósforo y el potasio. Este trío forma el valor N-P-K que se puede encontrar en los envases de fertilizantes para marihuana.

Normalmente, los macronutrientes del cannabis sólo son necesarios en cantidades mínimas. Pero aunque no se requieran grandes volúmenes, no te equivoques, siguen siendo esenciales. La mayoría de abonos básicos de buena calidad satisfarán las necesidades de elementos traza de las plantas de cannabis. Cantidades insignificantes de boro, azufre, zinc y otros elementos que te sonarán lejanos de tus clases de Química, forman parte de la composición de abonos para marihuana de forma estándar hoy en día.

El calcio y el magnesio son los dos elementos que todo cultivador tiene que controlar. Los cultivadores en sustrato suelen estar a salvo de esta amenaza. Pero los cultivadores hidropónicos y en coco tendrán que estar atentos y tomar medidas preventivas. Adquirir un bote de calcio y magnesio es mejor que ver cómo los síntomas de las carencias avanzan. Aprende a ser un cultivador proactivo, en lugar de reactivo.

El cannabis también necesita algunos suplementos, como hongos beneficiosos, enzimas y silicio, para alcanzar su máximo potencial. Técnicamente no son nutrientes para el cannabis, sino que facilitan la absorción de los nutrientes. No todos los cultivadores confían en el aporte de suplementos, pero nosotros los recomendamos sin dudarlo.

¿CUÁNDO APLICAR FERTILIZANTES PARA CANNABIS?

PLÁNTULAS

Plántulas

Las plántulas de marihuana necesitan una estrategia minimalista. Tacos de enraizado, jiffys, pellets de fibra de coco, lana de roca o mezclas de sustrato ligeras son los mejores medios para germinar. El sustrato para plántulas y los tacos de enraizado con un nivel de nutrientes moderado normalmente contienen la fertilización necesaria para toda la etapa del plantón. El cultivador sólo tendrá que regar sus pequeñas plantas.

Medios inertes para plántulas en sistemas hidropónicos o con coco obligan al cultivador a administrar desde el primer momento microdosis de nutrientes para vegetación o fertilizantes específicos para las fases iniciales. Tan pronto como las semillas germinen necesitarán una fertilización al 10-25% de la dosis habitual.

Suplementos como la micorriza y enzimas estimulantes para las raíces son más efectivos cuando se aplican pronto. Consigue el mejor inicio de vida para tus plantas centrándote en el desarrollo de sus sistemas radiculares.

CRECIMIENTO VEGETATIVO

Crecimiento Vegetativo

Los abonos con mucho nitrógeno y poco fósforo y potasio son los ideales para el cannabis en la primera etapa de su ciclo de vida. La mayoría de fertilizantes de calidad están disponibles en una, dos o tres formulaciones diferentes. En general, el cultivador tiene que asegurarse de que la mezcla nutritiva tiene una ratio N-P-K lo más próxima a 2:1:1 posible.

Aunque algunas variedades prefieren proporciones ligeramente distintas. Vigila de cerca el comportamiento tras la fertilización si es la primera vez que cultivas una determinada cepa. Poco a poco deberías incrementar las dosis de fertilizantes para vegetación a medida que las plantas se desarrollan.

FLORACIÓN

Floración

Cuando la marihuana pasa de la fase de crecimiento vegetativo a la de floración, sus necesidades nutricionales cambian. Durante la floración la hierba ya no necesita tanto nitrógeno y será clave que el cultivador ajuste el valor N-P-K otra vez.

Un 1:2:2 es más adecuado en esta fase, ya que el fósforo y el potasio cobran importancia para que las plantas puedan concentrarse en la producción de cogollos. También en este caso, algunas variedades necesitarán dosis específicas para encontrar el equilibrio ideal.

Niveles de nitrógeno demasiado elevados dificultarían la floración y podrían dar un sabor muy verde a los cogollos. El nitrógeno se deberá limitar progresivamente, mientras se aumentan poco a poco las dosis de fósforo y potasio. Si existen carencias de nutrientes primarios, en cultivos hidro o coco podrían surgir síntomas de deficiencias de calcio y magnesio.

LAVADO DE RAÍCES

Lavado De Raíces

Las dos últimas semanas (o al menos la última) del ciclo de floración deberán reservarse para lavar a conciencia las raíces del cultivo. Independientemente del medio de cultivo, los nutrientes acaban acumulándose con el tiempo. Para asegurarnos de que los cogollos tengan el mejor sabor posible, tendremos que aplicar un lavado de raíces.

Un aditivo para lavado de raíces o simplemente agua serán suficientes para esta operación. Es muy importante no infravalorar este último paso. No hay nada más decepcionante que unos cogollos gordos y resinosos arruinados por un sabor desagradable debido a un exceso de nutrientes.

LOS MEJORES FERTILIZANTES PARA CADA MEDIO DE CULTIVO

SUSTRATO

Los abonos orgánicos son la mejor opción para el cultivador de marihuana en sustrato. Nada, absolutamente nada, es comparable a un material orgánico cultivado en tierra. Puedes comprar bolsas de sustrato de calidad en tu grow shop o hacer tu propia mezcla si ya tienes cierta experiencia a tus espaldas.

El suelo deberá tener un buen drenaje y ventilación. A menudo, los cultivadores añaden a la mezcla un poco de coco precisamente por este motivo. Las melazas orgánicas están repletas de micronutrientes esenciales y son geniales para alimentar a los microorganismos del medio. No olvides que el sustrato es un amortiguador para la zona radicular y siempre es más permisivo que la hidroponía.

Los fertilizantes químicos también funcionan bien. Pero asegúrate de que las proporciones son las correctas. Aunque el sabor podría verse afectado, algunos estimulantes para floración inorgánicos pueden aumentar significativamente tus cosechas. Cada cultivador debe encontrar el equilibrio adecuado.

COCO

Coco

El cultivo de marihuana en coco es el punto medio entre el sustrato y la hidroponía. En otros tiempos, la norma era tratar el coco como el sustrato y abonar las plantas con fertilizantes químicos para hidro.

Afortunadamente, la mayoría de fabricantes de fertilizantes han lanzado ya gamas específicas de fertilizantes y suplementos para coco. Muchos son completamente orgánicos.

Ahora puedes ajustar tu mezcla nutritiva ideal para coco. No te molestes en experimentar con fertilizantes que no han sido diseñados para este medio.

CULTIVOS HIDROPÓNICOS

El cultivo hidropónico, ya sea con sistemas activos o pasivos, responde mejor a los fertilizantes químicos. Añadir abonos orgánicos al depósito es una garantía de problemas. La consistencia viscosa de la mayoría de fertilizantes orgánicos provoca a menudo atascos en los sistemas de irrigación hidropónicos. Aplica siempre un tipo de fertilizante adaptado a tu medio de cultivo concreto.