Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Cómo Elegir el Tanaño Adecuado del Recipiente para Tus Plantas

Elegir Tanaño Adecuado Recipiente Para Plantas

Asegurarse de que tus bellezas tengan un recipiente seguro para crecer, es algo muy importante, aunque a menudo se pasa por alto. El tipo de recipiente que escojas, su tamaño y su drenaje, puede tener unos efectos considerables en la forma en la que crece el cannabis.

Hay recipientes de todas formas y tamaños, y están hechos de todo tipo de materiales. Para muchos cultivadores, se trata de convicción, presupuesto y disponibilidad – ya que el cannabis puede crecer prácticamente en cualquier sitio ¡siempre que esté limpio!

No todos los recipientes son iguales

No Todos Los Recipientes Son Iguales

Antes de hablar del tamaño ideal, veamos primero su estructura. Los recipientes para plantas pueden estar hechos de más o menos cualquier material – como madera, plástico, metal, arcilla y hasta de fibra de planta. Sin embargo, solo porque se pueda tener cualquier tipo de material, no significa que se deba. Los recipientes de arcilla chuparán la humedad de la tierra, lo que significa que tendrás que regar más; mientras que los contenedores metálicos se pueden oxidar, robar demasiado calor de la tierra, y hasta causar contaminación. Los recipientes de madera son muy buenos para el cannabis, pero a menudo son muy grandes y caros, y están considerados como un lujo. La elección más común es el plástico. Los recipientes de plástico son duraderos, limpios, baratos y no chupan el calor/agua del medio de cultivo.

Tamaño del Recipiente

Tamaño del Recipiente

Las plantas de cannabis desarrollan unas raíces especialmente largas, y necesitan mucho espacio para florecer bien. Si cultivas cannabis en un recipiente demasiado pequeño, las raíces de tus plantas se podrían atrofiar, lo que llevaría a un retraso en el crecimiento.

Por esta razón, es muy importante escoger un recipiente con un tamaño decente. Los tamaños estándares varían entre 4 y 14 litros, dependiendo de la cepa que vayas a cultivar (cuando más grande sea, más espacio necesitará). Puedes usar recipientes más grandes si tienes espacio, pero puede no ser necesario. Mientras que tener poco espacio dañará a la planta, tener demasiado espacio no tendrá ningún efecto positivo, a menos que tu planta tenga el potencial para llenarlo. Lo importante es asegurarse de que las raíces del cannabis nunca se queden sin espacio. Como regla general, lo mejor es elegir los recipientes más grandes que se puedan colocar en un cuarto de cultivo - uno por cada planta. De esta forma no tendrás que preocuparte nunca de si tu cannabis tiene las raíces atrofiadas.

Para que te hagas una mejor idea, la siguiente lista enumera la cantidad IDEAL teórica del espacio que necesitan las plantas de cannabis, dependiendo de su edad.

Nota: No recomendamos ir aumentando el tamaño de los recipientes, ya que replantar cannabis puede causar un estrés innecesario a la planta. En vez de ello, elige el tamaño que crees que necesitarán tus plantas al final de su ciclo de vida.

  • 0-3 semanas: tiesto de raíz
  • 2-6 semanas: tiesto de 10cm 
  • 6-8 semanas: recipiente de 10 litros
  • 2-3 meses: recipiente de14 litros 
  • 3-8 meses: recipiente de 22 litros
  • 8-16 meses: recipiente de 45 litros

Claro que ésto es solo teórico, ya que los tamaño más grandes no siempre son prácticos, sobre todo en el interior. El cannabis no requiere necesariamente de estos tamaños para prosperar, y a menudo hay que comprometerse. En el exterior, lo mejor es plantarlo en la tierra, de esta forma no hay límites de espacio.

Mantener las Plantas Separadas

Lo ideal es tener un recipiente por planta, ya que impide que las raíces compitan entre ellas, y te permite cuidar de tus plantas individualmente. En el caso de que la tierra de un recipiente se contamine, o se sobreriegue o sobrealimente, el resto del cultivo no sufrirá.

¿Con Orificios o Sin Orificios?

¿Con Orificios o Sin Orificios?

A menos que conozcas muy bien tu cannabis, y puedas calcular exactamente cuánta agua necesita cada planta, lo mejor es comprar un recipiente con agujeros/orificios en el fondo. Esto permitirá que el exceso de agua salga del recipiente, disminuyendo las probabilidades de putrefacción de la raíz – un problema que ocurre cuando la tierra está demasiado húmeda durante mucho tiempo. Si colocas los recipientes en una bandeja, podrás recoger el agua que sobre y asegurarte de que tus plantas no se aneguen.