Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

EFECTOS DEL CO₂ EN PLANTAS DE CANNABIS

¿Sabías que quizás la forma más práctica de incrementar significativamente las cosechas de cannabis sea con un gas? La marihuana, como muchas otras plantas, produce oxígeno durante la fotosíntesis. Pero para todo este proceso necesitan CO₂. Añadir la concentración de CO₂ óptimo en el ambiente del cuarto de cultivo es un método comprobado para aumentar la producción de cogollos. Cuando termines de leer esta GUÍA DE CULTIVO, deberás saber cómo conseguir cosechas de hierba superiores añadiendo CO₂.

¿QUÉ ES EL CO₂?

CO2 y cannabis

El CO₂ se ha labrado una mala reputación en los últimos años. Desde que este gas fuese identificado como el enemigo número uno en los años 90, se le ha culpado de provocar el efecto invernadero, ser venenoso y mucho más. Sin duda, el cambio climático es real y la contaminación es la causa principal.

Sin embargo, también es cierto que la Tierra fue alguna vez un lugar muy diferente antes de la llegada del hombre. Las plantas llevan en el planeta mucho, mucho más tiempo que nosotros. Sobrevivieron y se adaptaron cuando la atmósfera era rica en CO₂ hace millones de años. En comparación, las plantas actuales están privadas de CO₂.

EFECTOS POSITIVOS DEL CO₂ EN PLANTAS DE CANNABIS

Al igual que el ser humano necesita oxígeno, las plantas de cannabis necesitan CO₂. Mientras nosotros exhalamos CO₂, ellas liberan oxígeno y sólo lo consumen cuando no hacen la fotosíntesis. La solución obvia a nuestro desafío con el cambio climático está en las plantas. Las plantas de marihuana aprovechan muy bien el CO₂. Desarrollan colas gordas repletas de cogollos. Para la marihuana, el CO₂ es un recurso. Si se lo proporcionas en abundancia, te lo recompensarán cuando llegue la época de la cosecha.

colas gordas repletas de cogollos

Aumentar el CO₂ hasta niveles óptimos para las plantas es una gran alternativa para mejorar tus cosechas. Las típicas podas y técnicas de cultivo pueden suponer mucho trabajo. La mayoría de métodos prácticos para potenciar cosechas requieren una fase de crecimiento vegetativo más larga. Esto significa tiempo para el cultivador y aumenta los costes variables como la electricidad y los fertilizantes. Usar CO₂ no sólo ofrece cosechas superiores, también acelera el desarrollo de tus plantas y acorta el proceso de cultivo.

Otra ventaja de un ambiente de cultivo enriquecido con CO₂ es que las plantas de cannabis pueden tolerar temperaturas ligeramente más elevadas. En lugar de tener que vigilar minuciosamente que las temperaturas nunca superen los 28ºC, con la cantidad de ppm de CO₂ adecuada, la marihuana puede desarrollarse perfectamente en el intervalo entre 28 y 33ºC. De hecho, la hierba prefiere temperaturas ligeramente superiores en entornos ricos en CO₂. Si plantas en interior este verano, podrías plantearte usar una bombona de CO₂ en lugar de confiar sólo en el aire acondicionado.

¿CÓMO GENERAR CANTIDADES EXTRA DE CO₂?

Hasta recientemente, la única forma de aumentar la concentración de CO₂ consistía en una inversión importante en un sistema de CO₂ fiable. Pesadas bombonas, conductos, reguladores, programadores y controladores ya no son necesarios. Salvo que seas un cultivador de marihuana comercial.

Para el cultivador casero moderno, que probablemente tiene su cultivo al lado de la habitación en la que duerme, puede ser peligroso jugar con kits de CO₂ sofisticados. El ppm o partes por millón de CO₂ en el aire ideal para el cannabis está entre 1500 y 2000ppm, dependiendo de la variedad. En tu casa, el nivel probablemente sea de unas 300ppm.

Para ajustar con precisión la concentración óptima necesitarás artilugios caros. Y hacer algunos cálculos. Además, tendrás que reponer las bombonas de CO₂ con frecuencia, incluso aunque compres de las enormes, de 10kg. Dejarse un par de miles de euros en enriquecimiento de CO₂ no es una opción para el cultivador medio.

CO2 tabs

La forma más fácil de aportar CO₂ son unas tabletas de CO₂ muy económicas que se pueden disolver en agua. Simplemente, abona las raíces de las plantas con los fertilizantes habituales. La mayoría de grow shops online ya vende estas tabletas de CO₂. Y están disponibles por menos de 20€. Asegúrate de regar con CO₂ cuando las luces estén encendidas en interior, ya que las raíces no absorberán el CO₂ en el periodo de oscuridad.

Otra alternativa económica que resulta muy efectiva es una bolsa de CO₂ en la plantación. La bolsa viene lista para utilizar. Simplemente déjala en una esquina del armario de cultivo como un saco de patatas. Cada bolsa es suficiente para aproximadamente 6 plantas y dura unos 6 meses. En un grow shop decente, una bolsa de CO₂ no te debería costar más de 50€.

¿QUÉ ES UN FILTRO DE CARBÓN? ¿CÓMO SE USA?

Un filtro de carbón combinado con un extractor de buena calidad es el sistema de control de olores más habitual en todo el mundo. El intenso aroma de la marihuana puede ser fascinante para el consumidor, pero también atrae atención no deseada. Filtrar el aire es imprescindible.

En términos de fumeta de calle, el filtro de carbón es una carcasa tubular metálica con pellets de carbón activo. El aire se succiona con el ventilador de extracción. A medida que el aire pasa se filtra a través del carbón y el olor se neutraliza. En este caso actúa un proceso de atracción química. El carbón poroso y oxigenado atrae las moléculas del olor hacia sus átomos de carbono. Así eliminan el característico pestazo de la hierba.

Filtro de carbón cannabis

La salida debe conectarse a un respiradero de forma hermética con cinta americana, al igual que la conexión entre el filtro de carbón y el extractor. En la medida de lo posible, evita codos o ángulos muy cerrados que reducirían la eficacia. Intenta instalar conductos rectos y bien seguros con cinta americana. La mayoría de cultivadores montan este equipamiento cerca del techo del armario de cultivo. Necesitarás cuerdas y alambres para sostener todo bien sujeto.

Los filtros de carbón no duran eternamente. Necesitan carbón nuevo cada 3-6 meses. A veces puede salir más barato sustituir todo el sistema. Te los puedes encontrar con descuentos interesantes en grow shops por internet. Simplemente asegúrate de que no te quedas sin él durante la fase de floración.

La mayor parte de cultivadores caseros pueden arreglárselas con unas cuantas plantas discretas en etapa vegetativa. Pero con la marihuana en floración necesitas un sistema de eliminación de olores. Es muy fácil saber cuándo ha dejado de funcionar el filtro. El olor de María volverá a inundar el ambiente.

CUÁNDO USAR CO₂ EN TU CULTIVO DE CANNABIS

ETAPAS

cultivo de cannabis

Lo ideal sería empezar el enriquecimiento con CO₂ tan pronto como sea posible, mientras las plantas aún son bebés. Sin embargo, el coste prohibitivo de los sistemas más sofisticados limita a los cultivadores a usar CO₂ sólo durante la floración.

Las alternativas de bajo coste más modernas que describimos anteriormente pueden utilizarse desde el principio. Aunque los niveles no alcancen la franja ideal de 1500-2000ppm, las plantas tendrán una exposición mayor durante su ciclo de vida.

HORA DEL DÍA.

Lo hemos mencionado varias veces, pero la repetición es la mejor forma de aprendizaje, así que lo diremos por última vez. Todas las plantas, no sólo las de cannabis, necesitan CO₂ para efectuar la fotosíntesis. Sin luz no usan CO₂.

El mejor momento para que las plantas absorban CO₂ es en las 2 primeras horas de luz durante la floración. La marihuana luego necesita unas 6-8 horas más para consumirlo. Obviamente, durante el crecimiento vegetativo tienes un margen más amplio, de 4-6 horas. O, si estás cultivando variedades autoflorecientes, podrás aplicar este razonamiento durante toda su vida.

 

Regresar a guía de cultivo de cannabis

Regresar a Técnicas Avanzadas



Semillas