Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Historia de Ginkgo

Ginkgo biloba

Se cree que los árboles de Ginkgo son los árboles vivos más antiguos del planeta. La existencia de algunas especies datan del Período Pérmico, unos 248 - 286 millones de años atrás. Los científicos han descubierto fósiles de especies que sugieren que el Ginkgo crecía en Europa, Asia y América. Sin embargo, hoy en día sólo existe una especie, el Ginkgo biloba.

Un científico alemán descubrió que la supervivencia del Ginkgo se debe a su extraordinaria adaptabilidad y evolución. Gracias a ello, logró sobrevivir a la edad de hielo, en la que perecieron otras especies de Ginkgo. Esta adaptación significa que son distintos a sus antiguas contrapartes, pero no necesariamente peores, ya que poseen un gran valor medicinal. Para darte un ejemplo de la adaptación y resistencia del Ginkgo, considera esto: en Hiroshima, hay un árbol Ginkgo particularmente grande y antiguo, a solo 1.1 kilómetros de donde cayó la bomba atómica. Tras la guerra, el árbol aún seguía en pie, sano, y hasta la fecha no ha mostrado ninguna señal de deformación.

Las asombrosas cualidades del Ginkgo fueron reconocidas por primera vez por los chinos. La nuez del Ginkgo se ha utilizado durante más de 5000 años para tratar enfermedades como el asma y la poliuria. Sin embargo, el usos médicos de estas nueces no se registró hasta 1578. Aunque el Ginkgo se ha utilizado durante siglos, no fue hasta la década de los 50 que la medicina occidental empezó a usarlo. Esto llevó al descubrimiento de sus potentes compuestos químicos y a la posible aplicación de las hojas del árbol Ginkgo, que ya se han inscrito en la materia medicinal china y son utilizadas como parte integrante de la medicina tradicional china.

Hasta el día de hoy, el Ginkgo es el suplemento herbal más utilizado en el mundo para mejorar la función cognitiva.

Ginkgo Biloba