Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Polémica sobre el Kratom

De acuerdo con la información que se encuentra disponible sobre kratom, realmente la planta es bastante segura. A diferencia de los opioides, nunca ha habido un solo informe de depresión respiratoria en humanos luego de una dosis de kratom. Si se lee detenidamente todos los registros de hospitalización por uso de kratom, también estuvieron involucradas otras drogas, el alcohol y medicamentos con prescripción.

Sin embargo, la DEA ha estado divulgando historias escalofriantes sobre el kratom desde el año 2005, la mayoría basadas en un sólo caso informado de 1975 por los investigadores del gobierno de Tailandia con advertencias sobre la "psicosis del kratom" de usuarios que se volvieron peligrosos, lunáticos y que actuaban como terroristas hashishin modernos.

Ahora Tailandia tiene cierta historia sobre la difamación de su kratom nativo. Como hemos oido, en la medicina tradicional tailandesa, la hoja se usa para tratar la diarrea, y como un sustituto en los casos de la adicción al opio. Nada peligroso hasta allí.

Pero cuando el gobierno tailandés comenzó a imponer derechos e impuestos a los usuarios y a los proveedores en el negocio del opio, los precios se incrementaron dramáticamente, y los usuarios comenzaron a tomar kratom para manejar los síntomas de la abstinencia.

Cuando la Segunda Guerra MUndial llegó hasta el Lejano Oriente en 1942, el ingreso disminuido por el comercio del opio le dio lugar al gobierno de Tailandia a suprimir la competencia y declarar ilegal al kratom. Aprobaron el Acta del Kratom en 1943, con la prohibición de plantar nuevos árboles de kratom y solicitando que se cortaran los existentes.

Estas medidas no funcionaron, y después de la Segunda Guerra Mundial el Acta perdió vigencia. Los árboles de Kratom siguieron siendo cultivados y sus hojas masticadas. En 1979, el kratom fue incluido en el Anexo 5 (el nivel menos punitivo y restrictivo) en el Acta de Narcóticos de Tailandia.

 

Zamnesia

Mejor del Kratom