Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Triptófano como somnífero

El Triptófano, un aminoácido que se encuentra naturalmente en muchos alimentos, además de estar disponible por sí solo como un complemento natural, es un ingrediente esencial para la producción de neurotransmisores y las neurohormonas que hacen que conciliemos el sueño. Esto significa que cualquiera que tenga problemas para dormir, deberían empezar a pensar si están recibiendo suficiente triptófano.

El Triptófano es utilizado por el cerebro para producir la serotonina y la melatonina, ambas sumamente implicadas en la regulación el sueño y del reloj biológico. Al aumentar la cantidad de triptófano en el cuerpo, nos aseguramos que todos los componentes necesarios para una buena noche de sueño estén presentes. Ni la serotonina ni la melatonina pueden ser creadas sin triptófano, y el triptófano no pueden ser sintetizado de forma natural por el organismo, lo que hace que su consumo sea indispensable. La deficiencia de cualquiera de estas dos substancias químicas puede dar lugar a trastornos como el insomnio.

Introduciendo triptófano extra, se puede mejorar la calidad del sueño, así como ayudar a mitigar y a tratar otros trastornos del sueño. En los últimos 20 años, se han realizado más de 40 estudios sobre los efectos del triptófano en el sueño y la somnolencia, y el consenso general es que el triptófano aumenta los niveles de somnolencia y disminuye la latencia del sueño (el tiempo necesario para quedarse dormido). Los resultados también sugieren que el triptófano aumenta el tiempo del sueño -del cual los mejores resultados se observaron en personas que sufrían de insomnio leve o largos períodos de latencia del sueño.

 

Zamnesia