Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Principales Ventajas del Pen Shisha

1. Sin toxinas

Los pen shisha producen un vapor limpio y puro que no contiene alquitrán, monóxido de carbono ni ninguna otra toxina. Estos productos químicos venenosos, entre otros, son generalmente asociados con los problemas de salud que se derivan del uso del tabaco y los narguiles. Al quemarse el tabaco en cigarrillos y hookahs, se crea un gran número de subproductos tóxicos. Con los pen shisha no se quema nada, por lo que no hay ninguno de estos problemas.

2. Sin nicotina

La nicotina es el estimulante adictivo que se encuentra en el tabaco para cigarrillos y para hookahs. Aunque no es perjudicial por si sola, la nicotina crea adicción, que es algo que no desean aquellos que sólo quieren disfrutar del sabor. El líquido de un e-shisha no contiene nada de nicotina.

3. Sin restricciones

El hecho de que un pen shisha produzca vapor en lugar de humo, hace que su uso esté permitido en lugares donde el tabaco está mal visto, su uso está restringido o hasta es ilegal.

4. Sin humo ajeno

El vapor creado por un e-hookah se disipa en cuestión de segundos. Esto significa que no hay "humo ajeno" para los demás. Esto es en parte la razón por la que se toleran en sitios donde no se acepta el tabaco.

5. Cuesta menos

Un pen shisha dura, por termino medio, unas 600 caladas. Si se tiene en cuenta el coste, es mucho más barato utilizar un pen shisha que un hookah de tabaco o fumar cigarrillos.

6. Sin olores persistentes

Al no contener alquitrán el vapor creado por un pen shisha, ni cualquier otro aditivo nocivo, el olor no perdura de la misma forma que lo hace el humo. Esto significa que la ropa, los muebles, el pelo y las posesiones personales no se empapan del olor del humo - un olor que para muchos no es nada aceptable y que puede afectar la manera en la que la gente interactúa con los fumadores.

7. Son fáciles de usar

Al contrario que los narguiles normales que requieren un montón de preparaciones, los pen shisha son fáciles de usar. No hay que prepararlos ni necesitan carbón ni fuego como los hookahs y los cigarrillos. Solo tienes que darle una calada y ¡presto!

8. Son pequeños y discretos

Al contrario que los hookahs normales, los e-hookahs son pequeños (aproximadamente del mismo tamaño que un cigarrillo). Esto significa que se pueden transportar fácilmente en el bolsillo o en el bolso para usar sobre la marcha - algo que no sería práctico con un narguile. Además, al ser tan pequeños y crear un vapor que se elimina rápidamente, su uso no suele llamar mucho la atención, lo que hace que sean bastante discretos.

Zamnesia