Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Cultivo de Kratom

El kratom procede de zonas cálidas, húmedas y tropicales, como Tailandia, y por ello necesita un entorno similar para crecer y prosperar. Por este motivo, se recomienda encarecidamente que si se cultiva el kratom, se haga en el interior o en un invernadero.

Semillas

Las semillas de kratom pueden ser muy difíciles de conseguir. Debido a la naturaleza del kratom, sus semillas no permanecen viables por mucho tiempo después de la cosecha. Esto hace que sea difícil que se envíen semillas de kratom de los trópicos a tu zona lo suficientemente rápido. También vale la pena señalar que las semillas del kratom son muy pequeñas, lo que en combinación con su menguante esperanza de vida, significa que necesitarás bastantes semillas para conseguir desarrollar una planta. Si compras las semillas por internet, ten cuidado de los minoristas que venden semillas falsas - asegúrate de investigar un poco antes de deshacerte de tu dinero.

Tiestos

Aunque el kratom puede crecer bien en tiestos pequeños, ponerlo en uno lo más grande posible le permitirá crecer en todo su potencial, tener una mayor difusión de la raíz y absorber nutrientes y agua mucho más rápido. También significa que no tendrás que regar la planta con tanta frecuencia, ya que los tiestos grandes retendrán mucho más la humedad.

Suelo

Mitragyna speciosaEl mejor suelo para plantar el kratom es el suelo rico en humus y con un drenaje medio. El drenaje debe ser de una consistencia en la que la tierra permanezca húmeda sin empaparse demasiado, y en la que no se drene muy rápido y se seque. Si tienes que elegir, lo mejor es optar por el mal drenaje - el kratom tolera los terrenos pantanosos y ambientes húmedos, por lo que estará mejor con abundancia de agua que secándose. El principal problema que tendrás que afrontar es que un terreno con demasiada agua puede aumentar en gran medida el riesgo de infección por hongos.

Algo esencial cuando se cultiva kratom es mantener un buen ph del suelo. El kratom crece mejor con un pH de entre 5.5 y 6.5 , lo demás hará que el katrom tenga dificultades para absorber nutrientes, empeorando progresivamente cuanto más se aleje de este punto. Los efectos pueden ir desde el retraso en el crecimiento hasta la muerte de la planta. Se pueden utilizar varias herramientas para contorlar el pH.

Luz

Mucha gente te dirá que el katrom necesita luces HPS para poder sobrevivir. Esto no es estrictamente cierto, el kratom no requiere de iluminación HPS para crecer, pero si se usa, el kratom puede prosperar de verdad. Se pueden utilizar lámparas fluorescentes sencillas para obtener resultados homogéneos y es mucho más barato. Hasta una bombilla pequeña fluorescente de 18 vatios funciona con las plantas pequeñas de kratom, sin efectos negativos. Si te lo puedes permitir, obtendrás mejores resultados si expones el kratom a un ciclo de luz de 24 horas.

Temperatura y humedad

Debido a la zona en la que se origina, el kratom necesita altas temperaturas y una densa humedad.

La temperatura recomendada para cultivar kratom es entre 24 y 32 grados centígrados. Esto equivale a un invierno tailandés - la temperatura más baja que esta planta se encontrará cuando crece de forma natural. Esto significa que puedes tener temperaturas más altas si así lo deseas, pero no es necesario - el kratom prosperará a la temperatura indicada. Cualquier temperatura por debajo de este rango, ralentizará el crecimiento del kratom, mientras que toda temperatura por debajo de los 10 grados centígrados, matará a la planta.

La humedad es también otro factor importante a la hora de recrear las condiciones propicias para el kratom. En su estado natural, el kratom está expuestos a una humedad de entre el 94% durante el día y el 53% por las noches. Es posible recrear este ambiente en un cuarto de cultivo con el uso de humidificadores. También puedes comprar higrómetros, bastante baratos, para medir la humedad relativa de la atmósfera. Si puedes mantener una humedad del 90% no tendrás problemas, y debido a la naturaleza de la planta, puede tolerar muy bien las fluctuaciones, así que no te preocupes si la humedad baja repentinamente durante un breve periodo de tiempo - siempre que sea breve.

Plagas y Enfermedades

Debido al alto grado de humedad necesaria para cultivar kratom, deberás estar atento a la aparición de hongos y moho, sobre todo en la parte superior del suelo. Considera la posibilidad de usar fungicidas naturales para ayudar a controlar cualquier posible brote.

 

Zamnesia

Mejor del Kratom