Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Técnicas para lograr Sueños Lúcidos

Los sueños lúcidos son un arte que cualquier persona puede aprender. Hay un par de técnicas probadas que te ayudarán a aumentar la conciencia y a entrenar la mente para despertarte durante el sueño. Como con muchas otras cosas, la práctica es la clave.

Ten un diario de sueños

DIARIO DE SUEÑOSUna de las formas más sencillas y eficaces de desarrollar un mejor sentido de los sueños es escribir un diario. Es muy fácil, sólo tienes que tener un cuaderno y un lápiz al lado de la cama. Cada vez que te despiertes, anota inmediatamente lo que recuerdes de tu sueño. Haz que sea lo primero que hagas nada más despertarte. Como probablemente sabrás, nuestra memoria de los sueños se desvanece rápidamente.
El diario de sueños nos permite reconocer patrones del sueño y en general sintonizar nuestra sensibilidad hacia los sueños. Al recordar nuestros sueños y escribir sobre ellos, nos familiarizamos más con nuestro país de sueños personal. Como los sueños a menudo se repiten, con más o menos variaciones, hay una gran posibilidad de que la próxima vez que estás en el mismo limbo, lo reconozcas y estés lúcido.

Evaluación de la Realidad

EVALUACIÓN DE LA REALIDADOtra de las piedras angulares del sueño lúcido es realizar la llamada evaluación de la realidad. Esta técnica está dirigida especialmente a los primeros niveles de conciencia, cuando eres un espectador de tus sueños, pero todavía no te has dado cuenta de que en realidad estás soñando. En este estado, realizar una serie de sencillas comprobaciones te ayudará a determinar si estás en un sueño o no.
La clave para hacer evaluaciones de realidad en un sueño es que sea un hábito común en el estado de vigilia. Pregúntate a ti mismo, por lo menos 5 veces al día: "¿estoy despierto?" y trata de responder a esta pregunta observando detalladamente tu entorno. ¿Hay algo que parece raro?

Algunas formas en las que se puede realizar una evaluación de la realidad son:

 Apretándote la nariz, cierra la boca y trata de respirar - ¿lo puedes hacer a pesar de estar bloqueando las vías respiratorias?
 Leyendo - ¿puedes leer una frase dos veces sin que cambie?
 Saltando - cuando saltas, ¿puedes volar? ¿Flotas?
 Mirando tus manos y preguntándote: ¿"Estoy soñando? ". - ¿tengo la cantidad correcta de dedos? Normalmente estará mal en un sueño.
• Relojes - mira un reloj digital. ¿Se mantiene constante?

Una buena es la comprobación del espejo - en un sueño, tiende a ser un reflejo distinto, o ninguno en absoluto. Puedes formar el hábito de realizar una evaluación de la realidad cada vez que pases delante de un espejo en casa. Las puertas también son un buen punto de partida, porque nos las encontramos muchas veces durante el día. Cada vez que entres por una puerta en casa, forma el hábito de preguntarte: "¿Estoy despierto?" y de realizar las comprobaciones.

Después de practicar esto durante unos pocos días, deberá estar lo suficientemente arraigado como para que exista una alta probabilidad de que realices una verificación de la realidad durante un sueño. Si te encuentras con "no, no estoy despierto", de repente tomarás conciencia de tu estado de sueño. Es normal emocionarte esta primera vez y acabar despertándote. Pero no hay que preocuparse, es una estupenda señal y si lo sigues intentando se solucionará.

La técnica MILD

MILD significa Mnemonic Induction of Lucid Dreaming (inducción nemotécnica del sueño lúcido) y fue descrita por el psicofisiólogo Stephen Laberge, un experto en sueño lúcido. Esta técnica se centra en la memorización del último sueño en todo detalle y, entonces, volver a entrar en el mismo limbo en un estado consciente. Para ello, programa tu despertador para que te despierte 4 ½, 6 o 7 horas y media después de haberte ido a dormir. Es el mejor momento para estar lúcido. Tan pronto como te despiertes, comienza a recordar lo que estabas soñando. Rememora el sueño, pero imagínate que estabas lúcido en ese momento durante el sueño. Dí a ti mismo que eres consciente de que estás soñando, intentando entrar en un estado de lucidez. Vuélvete a dormir con la firme determinación de estar lúcido.

Técnica de la Siesta Lúcida

Esta técnica tiende a ser la más exitosa cuando se utiliza en conjunción con la evaluación de la realidad. Programa tu despertador 90 minutos antes de la hora en la que normalmente te levantas. Después de que suene la alarma, permanece despierto durante los 90 minutos, ya sea leyendo o pensando en la lucidez. Vuélvete a dormir con la esperanza de estar lúcido.

Técnica Castaneda Modificada de Waggoner: Encontrar tus manos

ENCONTRAR TUS MANOSEste método gira en torno a la asociación entre tus manos y el estar consciente. Esta técnica se basa fundamentalmente en las evaluaciones de realidad, pero se centra sobre todo en las manos. En los sueños, mirarte las manos tiende a ser una extraña experiencia, porque lo más probable es que no tengan el aspecto que esperas. En lugar de eso, parecerán enormes, de goma, deformadas o de color. Por lo tanto, para dominar este método, sólo tienes que realizar controles de realidad mirándote las manos varias veces durante el día. En algún momento del sueño, verás tus manos y harás la asociación de que estás soñando. ?
Una buena manera de prepararse mentalmente, es sentarse en la cama hasta que te sientas somnoliento y en un estado tranquilo y meditativo. Mirar fijamente tus manos y repítete a ti mismo, internamente, de forma relajante: "Esta noche, mientras sueño, veré mis manos y me daré cuenta de que estoy soñando". Después de cinco minutos, o cuando estés bastante cansado, túmbate tranquilamente y ponte a dormir. Cuando te despiertes en mitad de la noche, recuerda la frase y refuerza tu intención de entrar en un sueño lúcido. Si continúas repitiendo este proceso, en algún momento te verás las manos y estarás lúcido.

El camino herbal

Ciertas hierbas tienen una larga historia de ser utilizadas para inducir sueños lúcidos. En América del Sur, los chamanes han descubierto el poder de la Calea Zachatechichi para inducir sueños intensos. Pero cuando se trata de hierbas, los curanderos africanos son los verdaderos expertos. Gracias a su trabajo con un arsenal de hierbas, descubrieron un conjunto de plantas que apoyan su camino espiritual. Las tribus Xhosa y Zulú de África son especialmente conocidas por utilizar hierbas del sueño, como la Silene capensis, Entada Rheedii y Synaptolepis kirkii.

Zamnesia

Hierbas del Sueños lúcidos