Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Cómo usar el Kratom

Kratom

Hay varias formas de ingerir Kratom, pero en el mundo occidental, las hojas frescas de la planta Mitragyna speciosa Korthals rara vez están disponibles, de modo que nos vamos a limitar a nuestro pequeño "menú" de hojas secas, en polvo y trituradas.

Si has pedido hojas secas o trituradas, es aconsejable que hagas con ellas un polvo. No sólo para eliminar los tallos y las venas, sino también para obtener una mejor dosificación y aumentar el tamaño de la zona de superficie, lo que facilita la disolución de las sustancias activas de la planta. Pero conserva los tallos y las venas, no son basura, déjalos a un lado y utilízalos más adelante para hacer un brebaje.

Para hacer tu propio polvo de hojas de Kratom, necesitas una batidora de cuchillas o algo similar (como un molinillo de especias eléctrico) para aplastar las hojas secas y un colador de malla fina para colar las venas y los tallos; deberás usar el polvo que pasa a través del colador, preferiblemente con la consistencia de polvo para hornear.

Estos métodos de ingestión son sólo sugerencias... siempre puedes usar tus propias ideas (y enviárnoslas por email).

Cápsulas de Gelatina de Kratom

El sabor del Kratom no es muy agradable o placentero y algunos dicen que es "terroso y amargo", otros simplemente tachan su sabor de asqueroso. Para evitar el sabor, puedes hacer una cápsula de gelatina alrededor del polvo con una máquina. No te preocupes, las máquinas de encapsular no comerciales son bastante baratas. Ya tienes la ventaja de evitar el sabor, pero en el aspecto negativo deberás invertir un poco de tiempo para preparar las cápsulas.

Té de Kratom (con canela y jengibre)

El término "té" es una exageración disparatada cuando se usa en el contexto de la ingestión del Kratom; un término mejor sería brebaje porque el sabor de esta pócima está muy lejos del del té. Para hacer un té (estremecimiento) puedes utilizar los tallos y las venas (los que has dejado apartados cuando te lo hemos dicho), hojas trituradas o polvo. El polvo funciona mucho mejor que las hojas trituradas, los tallos y las venas. Para hacer que el brebaje añade las hojas secas aplastadas o en polvo (la cantidad depende de las preferencias individuales, la tolerancia, el efecto deseado, etc...) a un litro de agua y déjalo hervir de 5 a 15 minutos, antes de añadir una rama de canela (NO en polvo). Deja que hierva a fuego lento durante al menos 10-15 minutos más o hasta que el volumen original se haya reducido en un 50 %. Ahora, agrega un edulcorante de tu elección y un poco de raíz o polvo de jengibre. El resultado es un té de bastante buen sabor parecido al té chai. Si quieres un té más claro, usa un colador de té. Puedes experimentar con esta receta, algunas personas añaden flores Linden, manzanilla, estambres de loto, Lirio de Agua Azul egipcio o amapolas rojas, y otros prefieren una buena pizca de mate o té negro, la elección es totalmente tuya. Los alcaloides no son fácilmente solubles en agua, por lo que el residuo que has filtrado todavía contiene substancias activas - vuelve a usar los residuos repitiendo los pasos antes mencionados o agrégalos a la siguiente cocción. El procedimiento toma bastante tiempo y la potencia del brebaje varía, pero la gran ventaja es que sabe mejor.

Cómo hacer el mejor té de Kratom?

Agua de Kratom - Zumo

Un método rápido para ingerir polvo de Kratom es simplemente con un enjuague. Pero "simplemente" no quiere decir simple en este caso, porque si lo haces mal, acabarás como uno de esos payasos que intentan tragar una cucharada de canela en polvo ("el reto de la canela") e inhalarás el polvo, que es algo bastante desagradable y no muy inteligente, por decir algo suave. Para poder tragar polvo de Kratom de forma segura, hiperventilate varias veces y respira profuuuuundamente y mantén la respiración, antes de exhalar muy despaaaaaaacio por la nariz, y al hacer esto, coloca una cucharadita de polvos en la boca y bebe un pequeño sorbo de agua o zumo, pero NO te lo tragues aún. Ahora, revuelve la materia dentro de la boca hasta que esté bien mezclada con el líquido y enjuágalo todo con un vaso de agua o zumo. Los zumos de frutas como el limón o el pomelo funcionan muy bien, porque los alcaloides del Kratom se vuelven solubles en ciertos ácidos y los efectos se producen mucho más rápido. Repite este procedimiento para cada cucharadita.

Compota de Kratom

Mezclar el polvo de Kratom con un puré grueso de manzana es bastante agradable y una forma rápida de ingerir Kratom. Añade el polvo de Kratom, un edulcorante como la miel o el azúcar, y un poco de canela a la compota de manzana y revuelve bien antes de consumirla. No la dejes reposar demasiado tiempo o el sabor amargo del Kratom arruinará la "dulce sensación" que originalmente querías lograr. Recomendamos un puré con trocitos porque si el polvo no es lo suficientemente fino, puede hacer que el puré se vuelva arenoso.

Sándwich de Kratom

Otro método rápido para consumir Kratom en polvo es mezclarlo con miel y extenderlo en una rebanada de pan integral. Otra rebanada encima es ya opcional.

Bebida de Kratom

Los alcaloides del Kratom son solubles en alcohol. Para hacer tu propia "Bebida de Kratom" utiliza un alcohol de alta graduación, como el vodka, el whisky o el ron (algunos dicen que el sake caliente es el mejor) para mezclar con tus hojas trituradas o polvo. Después de algún tiempo, se escurren las hojas y el sabor del brebaje resultante se puede mejorar con edulcorantes o especias. La "bebida de Kratom" se puede guardar durante meses.

Batido de Kratom - Helado de Kratom

Puedes mezclar el polvo de Kratom con batidos de leche o hielo, pero la gran desventaja de este método es que los efectos no sólo son más lentos, sino también más débiles. El problema es que las proteínas de la leche se coagulan alrededor de las partículas del polvo y evitan la filtración de los alcaloides. Ineficaz y por lo tanto no se recomienda.

Fumar Kratom

¡PUAJ! ¿necesitas otra explicación? Vale, profundicemos un poco más en el asunto... Fumar Kratom no produce ninguno de los efectos deseados (o sólo muy poco). Algunas personas con una tolerancia muy baja pueden sentir un "toque" de corta duración (lo más probable es que sólo dure unos 30 minutos) y efectos leves, pero el asqueroso sabor y textura del humo y su impacto en los pulmones son un precio muy alto a pagar para ser "tocado" por el Kratom. No se recomienda, aunque algunas tribus del sureste asiático fuman el Kratom por tradición.

 

Zamnesia

Kratom productos