Product successfully added to your shopping cart.
Check out

La SALVIA Experiential escala

La SALVIA Experiential es una escala de seis niveles diseñada para que los consumidores valoren la intensidad de su viaje. Las seis letras del acrónimo SALVIA corresponden a niveles ascendentes de intensidad, de uno a seis.

Nivel Uno: Efectos (S)utiles

Como un “sutil” toque en el hombre o un “sutil” ruido de fondo, los viajes de Salvia que llegan solo al nivel S se pueden notar, pero son relativamente suaves. La sensación de un viaje de Salvia del nivel uno, puede ser parecida a la sensación que obtienes de una respiración relajada y profunda, o quizás muy concentrada.

Nivel Dos: Percepción (A)lterada

En este nivel, las pautas del pensamiento y los detalles sensoriales son bastante diferentes de lo normal. La música puede parecer más rica y llena, y una persona en el nivel dos, puede distinguir detalles de colores y texturas con facilidad. El “aura” alrededor del usuario puede parecer distinta, más grande o más pequeña, y puede tener ligeros efectos en la memoria. Este nivel es parecido al efecto normal de la marihuana.

Nivel Tres: Estado de Visiones (L)igeras

Como bien sugiere el nombre del nivel, una persona en un viaje del nivel tres, experimenta ligeras visiones, aurales y visuales. Pueden ser parecidas a las “mini alucinaciones” creadas por la imaginería hipnagógica experimentada por todos antes de dormir. Los efectos visuales más normales son pulsaciones o repeticiones de diseños geométricos, patrones fractales, celosías y otras combinaciones abstractas de colores y formas; además de gente y objetos al acercarse al nivel cuatro. Los usuarios en el nivel tres, son conscientes de quiénes son y de su realidad, y experimentan estas visiones como una fase pasajera.

Nivel Cuatro: Estado de Visiones (V)ívidas

Una persona en el nivel cuatro, tiene la misma clase de experiencias visuales y auditivas que en el nivel tres, pero éstas son más intensas, concretas y duraderas. En lugar de diseños y formas en dos dimensiones, pueden darse escenas y visiones en 3D con los ojos cerrados, y cuando te concentras sin distraerte, estas escenas pueden expandirse hasta ocupar el estado consciente del usuario. Como si  “entraras” en el sueño que viste en el nivel tres, las experiencias del nivel cuatro pueden ser lo bastante complejas y coherentes como para seguir historias y explorar paisajes alucinatorios. También son normales los viajes a otras dimensiones, encuentros con alienígenas u otras formas de vida, visones de animales e insectos (algunas personas dicen sentir una transformación a otra especie), y paisajes pintorescos y estrafalarios. En este nivel, se debe tomar la decisión de relajarse, bajar las luces y cerrar los ojos, dejando que las visiones tomen forma y te guíen al mundo de la Salvia.

Nivel Cinco: Existencia (I)nmaterial

A media que el usuario progresa por los distintos niveles de intensidad durante un viaje de Salvia, el “entorno” de su viaje (el mundo que alucina) se vuelva más fuerte y solido y el entorno sensorial y la vieja realidad desaparecen. El momento en el que el viaje empieza a ser tan fuerte que sobrepasa tanto el entorno sensorial como la consciencia, es el nivel cinco. Aunque el usuario aún será capaz de pensar por sí mismo y estará consciente, el mundo de alrededor se le escapa de las manos completamente y se transforma en una proyección cambiante de los pensamientos y sentimientos del subconsciente, creando un mundo de ensueño que acaba con toda posibilidad de una realidad exterior. Las personas en este nivel, experimentan charlas con ellas mismas o con seres divinos, pensamientos y estados de conocimiento alterado y falta de control del pensamiento. Algunas personas pierden la conciencia de su cuerpo y mundo físico. La pérdida del ego o del yo está cerca, causando que la gente sienta que se”fusiona” y se vuelve uno con otros objetos o personas. Si un usuario llega a este nivel, adrede o por casualidad, sin un cuidador, podrá verse en problemas. Una completa falta de consciencia, sumada a pasos de ciego, puede causar numerosas lesiones. La interacción con gente del mundo exterior está completamente descartada. El llegar a este nivel de manera adecuada, es el objetivo de muchos usuarios de Salvia.

Nivel Seis: Efectos (A)mnésicos

El nivel seis, el último y más alto, es el punto en el que se produce la pérdida del ego, y con él, la memoria de la experiencia. En el exterior, el usuario puede mostrar extrañas expresiones faciales, palabras y ruidos completamente incomprensibles, dificultades para andar, golpeándose con todo, o incluso sentarse totalmente quieto y callado. En el interior, el individuo no es consciente de que está teniendo un viaje de Salvia, ni de quién es. Los cuidadores deben prestar especial atención a una persona en el nivel seis, porque se puede hacer daño o lesionarse sin tener idea de lo que hace ni sentir dolor. Al mismo tiempo, puede ayudar anotar lo que está ocurriendo, ya que la mayoría de las veces el usuario no recordará la experiencia (si es que era consciente en primer lugar). Al no  poder recordar el viaje y ser éste poco agradable, la mayoría de los usuarios, incluso los habituales, intentan llegar hasta el nivel 5 como máximo, para tener un viaje satisfactorio.

 

Zamnesia

Salvia productos