Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Tiestos y Cubetas

El cultivo interior del cannabis significa sustituir la tierra del entorno natural en el que viven las plantas, por algo que mantendrás en tu zona de cultivo. Aunque la opción más obvia es un tiesto lleno de tierra, las posibilidades son prácticamente infinitas.  

El punto de inicio para todo principiante y la opción más popular es un simple tiesto. Normalmente de plástico y con agujeros para el drenaje en la base, se pueden encontrar en gran variedad de tamaños, desde los tiestos para semillas de 0,1 litros, hasta los enormes de más de 30 litros para LST y técnicas similares de cultivo. Para recoger el agua sobrante, es una buena idea utilizar platillos o mesas de cultivo. Aunque el agua es una buena amiga de las plantas, no lo es tanto con la electricidad.

Las bandejas de cultivo te permiten regar las plantas desde abajo – rellenando la bandeja en lugar de regar cada tiesto por separado. Esta manera de suministrar a las plantas sus nutrientes, favorece el desarrollo de las raíces, ya que la planta debe esforzarse para conseguir su alimento trasladándose rápidamente hacia el fondo del tiesto.

En entornos de riego automático y sistemas hidropónicos, se necesitarán todo tipo de mangueras de riego y depósitos, para almacenar y distribuir la solución nutritiva.

Grow Guide

 ...