Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Suelo

El cultivo interior de cannabis requiere de la recreación, lo más cercana posible, de su entorno natural. Aunque algunas personas saben que tienen que controlar la temperatura y la humedad, es fácil olvidarse de que el suelo es también un factor sumamente importante.

Las plantas de cannabis se llaman hierba por algo – pueden crecer prácticamente en cualquier sitio y en condiciones naturales se pueden encontrar en los lugares más sorprendentes. Éstas, sin embargo, no suelen producir marihuana de gran calidad. Si tu objetivo es el fruto, y no el placer de ver crecer a la planta, asegúrate de poner las semillas en el suelo adecuado.

Nunca reutilices tierra de tiestos viejos que tengas por casa, o del jardín. Ésta suele albergar ciertas plagas que convertirán tu cultivo en una pesadilla. Usa siempre tierra pre envasada de buena calidad y cámbiala después de cada ciclo. Ahorrar en tierra es una mala inversión, ya que provocará importantes problemas durante todo el ciclo vegetativo

La mezcla deberá ser ligera para que permita a la planta respirar con facilidad, drenar el exceso de agua (de lo contrario la planta se asfixiará) y suministrar los nutrientes necesarios. Recuerda que será el hogar de las partes más sensible de tus plantas favoritas – el sistema de raíces. Asegúrate de que esté cómoda y ¡te recompensará!

Grow Guide

 ...