Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Riego

Todas las plantas necesitan agua para crecer. Y el cannabis no es una excepción. Demasiada agua puede matar a la planta (si el suelo está muy húmedo, las raíces no pueden respirar y por lo tanto morirán de asfixia) y demasiado poca inhibirá el crecimiento.

Si no puedes, o no quieres, visitar la zona de cultivo con demasiada frecuencia, el riego de tus plantas cada dos días puede ser una inconveniencia. Sin embargo, mediante el uso de ciertas técnicas y dispositivos de riego, es posible disminuir la frecuencia de acudir en persona.  

La bomba que suministra la solución nutritiva a tus plantas de cannabis, se puede controlar con un temporizador o ésta se puede proveer mediante un goteo permanente – proporcionando pequeñas cantidades de agua directamente, reduciendo los residuos y aumentando la eficacia de los nutrientes.

Además de ahorrarte tiempo, los sistemas avanzados de riego automático pueden incrementar la calidad de tu plantación. Mediante el suministro de agua y nutrientes a intervalos regulares, tus plantas estarán expuestas a menos estrés y podrán concentrar toda su energía en la producción de brotes gordos y jugosos.

Grow Guide

 ...