Product successfully added to your shopping cart.
Check out

 Calefacción

Durante las 12 o 18 horas de luz, el problema con la temperatura en la zona de cultivo, es que ésta suele ser demasiado alta – las lámparas HID (MH y HPS) son una fuente de mucho calor. Sin embargo, a no ser que mantengas tus plantas bajo luz durante 24 horas, podrás encontrarte el problema opuesto durante la “noche”. La temperatura óptima para la producción de THC es de 26-28 C, un poco más que la temperatura ambiente del cuarto y mucho más alta que la de los sitios secretos habituales – fábricas abandonadas, áticos, sótanos...

Puedes solucionar este problema de dos maneras, dependiendo del tamaño de tu zona/tienda de cultivo. Una es colocar un clásico calefactor eléctrico, combinado con un ventilador de circulación (no querrás que el calor se concentre solamente en un punto, ya que esto puede conducir a un cultivo poco uniforme). Otra solución sería invertir en calefacción para el suelo – un minúsculo tubo bajo la superficie en la que se encuentran las plantas. Al elevarse el aire caliente por naturaleza, esto garantizará una distribución uniforme del calor. Para cajas pequeñas e invernaderos, se pueden usar placas calefactoras – especialmente importantes en el caso de esquejes y semillas, que son particularmente sensibles a las bajas temperaturas.

Grow Guide

 ...