Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Cómo relajarse

En esta breve guía te mostraremos formas de relajarte y recuperar la pasión y la alegría de vivir. La relajación es salud y bienestar y si sabes cómo relajarte, podrás evitar depresiones, enfermedades y el aumento de peso (o pérdida). Y no olvides que una mente relajada es una mente sin miedo.

Aunque un poco de estrés es beneficioso – nos ayuda a concentrarnos y aumenta la emoción y la motivación – es importante encontrar el equilibrio adecuado. Reconoce el estrés malo y evítalo – no atiborres tu agenda diaria y si algo sale mal, tómatelo con calma.

Reserva el derecho a otorgarte un momento de relajación – sabes que los asuntos diarios te pueden producir estrés, tomate un momento para “eliminar” de tu mente la rutina de 9 a 5 y todas las ocupaciones que tengas.

Come sano – una alimentación equilibrada te hace sentirte sano y además evita que se produzcan fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre y, como consecuencia, se previene el estrés y la ansiedad.

Mueve el cuerpo con regularidad – está científicamente demostrado que el ejercicio físico reduce el estrés.

Sé positivo, piensa positivamente – piensa en lo bueno de toda situación en la que te encuentres y sácale partido en lugar de tener malos pensamientos.

Organiza tu día – escribe las tareas del día y sepáralas por nivel de prioridad. Cuanto más productivo sea tu día, más tiempo tendrás para relajarte.

Medita – cierra los ojos y deja que todos los pensamientos y emociones se difuminen mientras te concentras en la respiración. Concéntrate en tu cuerpo e intenta relajar todo el aparejo humano. No decimos que sea fácil, pero una vez que lo consigas, te darás cuenta del valor de la meditación.

Disfruta de la compañía de los animales – los animales no conocen la culpa y nunca juzgan a nadie por su aspecto; una estupenda forma de evitar el estrés. Jugar y abrazar a tus mascotas es una verdadera terapia y es perfecto para relajar la mente. Otra buena idea es aprender cómo se relaja tu mascota.

No te juntes con personas estresadas – protégete mentalmente con técnicas de visualización, en las que te imagines que eres inmune a las vibraciones negativas de las personas estresadas que te rodean. Obsérvalas y fíjate cómo les angustia su actitud y comportamiento, pero no te sumes a su error.

Aléjate de la ira – cierra el ordenador, cuelga el teléfono, da un paseo. El estrés y la ira no son buenos consejeros y las decisiones que se toman cuando se está enfadado, suelen ser malas. Antes de dar una contestación rápida o tomar una decisión equivocada, relájate y consúltalo con la almohada.

Los abrazos son gratis y relajantes – recibe y despídete de tus amigos con un abrazo. Los abrazos son una forma muy positiva de proporcionar un toque cariñoso y tanto abrazar como ser abrazado reduce el estrés y promueve la relajación. Tender la mano a alguien que parece estar de bajón ¡puede salvar una vida!

Aléjate de amigos estresantes – las amistades no deberían agotar tus energías, sino ayudarte a repostar el tanque. Puede ser difícil encontrar amigos que te convengan, pero la gente que constantemente te pone de los nervios o que siempre llega tarde te acabará estresando. A veces es mejor pasar página…

Conecta con las personas adecuadas – la gente alegre y positiva que están en tu misma onda, pueden aumentar enormemente tus capacidades y te harán sentir más alegre y relajado.

Productos Relajantes