¿Se producirá el renacimiento de los coffee shops en Italia?

Publicaciones :
Categorías : Arte & CulturaBlogCannabis
Última edición :

¿Se producirá el renacimiento de los coffee shops en Italia?


El Canapa Café de Roma se convierte en el primer "coffee shop" de Italia, pero no te encontrarás el mismo concepto que en Amsterdam.

Mientras la cultura de los "coffee shops" que define la escena cannábica de Amsterdam se ha convertido en un modelo de negocio referente a nivel internacional, por no hablar de tolerancia recreativa, se trata de un sistema que está resultando sorprendentemente difícil de replicar en ninguna otra parte. Incluso en Holanda. De los 443 municipios holandeses, 105 tienen al menos un coffee shop, pero es un fenómeno exclusivamente holandés. E incluso allí, puede convertirse en el recuerdo de una época pasada.

Mucha gente se ha preguntado si el concepto tradicional de un coffee shop está muerto en realidad. Las autoridades holandesas, empezando por Amsterdam, han endurecido sus políticas hacia estos establecimientos, a pesar de su éxito continuo. Y a pesar de los obstáculos a los que estas empresas se han enfrentado en los Países Bajos, los holandeses siguen estando a la cabeza del mundo.

En España y Reino Unido se está experimentando con "clubes sociales" para miembros privados. En Estados Unidos, éste es un concepto que se ha probado en numerosas ocasiones y todavía es ilegal porque el consumo en espacios públicos está prohibido en todos los estados. Oregón incluso vetó explícitamente los coffee shops con la llegada de la legalización recreativa el año pasado. Incluso en Canadá, donde la reforma recreativa está muy próxima (quizás ya en 2017), lo que más podría recordar al modelo holandés serían unas "salas de vapor" donde los clientes pueden probar los productos.

Al igual que los zombies, es una gran idea que nunca morirá, particularmente con los avances hacia la legalización, incluso para fines medicinales. Entrar en un local agradable, sentarse con unos amigos y recostarse para disfrutar de una buena fumada durante un par de horas, es una idea tan atractiva, que de hecho, se está probando en casi todo el mundo con diferentes interpretaciones, en algún caso muy creativas.

UNA CEPA HÍBRIDA: ITALIA SE LANZA A LA PISCINA

Italia está en un punto álgido de la reforma terapéutica real, a la que probablemente seguirá la terapéutica. El país ha coqueteado con la legalización durante los últimos nueve años. En 2013, el país legalizó la hierba para consumidores medicinales, importando la droga de Holanda. Este verano, el parlamento nacional también presentó una propuesta donde la reforma recreativa quedaba claramente sobre la mesa, aunque todavía no ha sido aprobada. La ley podría como mínimo despenalizar la posesión de pequeñas cantidades para consumo personal. Sin embargo, lo más sorprendente es que la reforma nacional de la legalización del cannabis que está siendo valorada, también permite a los consumidores recreativos llevar hasta 5 gramos en público, consentiría la creación de clubes cannábicos de hasta 50 miembros y el cultivo privado por parte de empresas comerciales con licencia. Aunque la legislación del país parece estar constantemente paralizada, en septiembre, el ejército nacional, que llevó a cabo el cultivo doméstico, finalmente inició la distribución de marihuana terapéutica a hospitales y farmacias.

Este importante avance hacia lo que parece una completa reforma nacional en dos frentes, junto con la intención de crear espacios públicos "semi-legales" para el consumo, podría crear la posibilidad de que los coffee shops funcionen por primera vez fuera de Holanda. Es obvio que una idea similar ronda las cabezas de los emprendedores detrás de Canapa Café, la primera empresa en entrar en este mercado y que acaba de inaugurar un establecimiento en Roma. Aunque su página web aún no está operativa, el café abrió sus puertas al público el 10 de septiembre. El negocio ofrece productos de cáñamo y por lo visto permite "catar" lo que ellos denominan "recetas cannábicas". También hay un espacio dedicado a la vaporización donde los pacientes con una receta válida pueden relajarse y fumar hierba en un entorno social.

La idea de una cierta permisividad hacia el consumo en espacios públicos no es completamente nueva. Clubes sociales clandestinos, centrados en consumidores terapéuticos, han empezado a aparecer por todo el país, un modelo similar al español. Sin embargo, Canapa Café está claramente intentando crear un modelo híbrido que podría cubrir las necesidades de quienes quieran fumar sin tener que pertenecer a un club privado. Además, es obvio que una vez que el marco legislativo se defina un poco más, cafés como éste podrían operar con mayor permisividad, acercándose al modelo holandés, aunque probablemente será necesario aplicar cierta creatividad.

¿POR QUÉ LA OPOSICIÓN ES TAN FUERTE?

Los coffee shops cannábicos son, en la mayoría de sus modalidades, un concepto profundamente liberador. Su existencia supone que el consumo de cannabis es una práctica social aceptada. También por ese mismo motivo su presencia es tan amenazante, en particular para las autoridades. El cannabis, a pesar del imparable avance de las reformas en prácticamente todo el mundo en los últimos años, sigue siendo una sustancia estereotipada, por culpa de décadas de políticas antidroga que la asimilaban a sustancias mucho más duras.

POSIBLE RENACIMIENTO TRAS LA REFORMA RECREATIVA

La previsible reforma recreativa generalizada no garantiza que la cultura de los coffee shops nacida en Holanda vaya a resurgir a nivel global. El concepto sigue en situación de espera en todos aquellos lugares donde se prevé algún tipo de avance o reforma estructural. Podría suceder que el desarrollo del sector en Canadá se convierta en el nuevo estándar global el próximo año, pero cómo y dónde se ponga en práctica la nueva generación de coffee shops todavía es una pregunta sin resolver para los amantes del cannabis de todo el mundo.

Como resultado, sería de esperar que en Italia surgiesen nuevos "modelos de negocio" o soluciones híbridas en un futuro próximo.

¿CUÁL PODRÍA SER LA ALTERNATIVA?

El futuro de los coffee shops en Europa y el resto del mundo depende en realidad de la forma que tome la revolución medicinal que está en marcha en todo el continente. Parece que los avances en el campo recreativo, que seguirán al terapéutico, se sucederán en todas partes.

18 países de la Unión Europea han legalizado ya el uso medicinal. No parece en absoluto descabellado pensar que esos "espacios para pacientes" podrían generalizarse en los próximos años, incluso aunque los clientes no puedan comprar marihuana allí mismo. Pero la efectividad de estos establecimientos es incierta. Los clubes de fumadores que existen en muchas ciudades europeas han operado en un vacío legal por el que ellos no "venden" cannabis sino "cuotas de socio". Los híbridos entre coffee shops y clubes pueden tener más éxito en un entorno donde la marihuana terapéutica se considera menos peligrosa (por lo que la persecución del consumo con cualquier finalidad dejaría de tener sentido). Sin embargo, los clubes de fumadores sin ánimo de lucro tampoco funcionarían como un café cannábico.

También es muy probable que el modelo usado en este caso empiece a extenderse a otros países europeos donde la reforma avanza muy lentamente, pero la popularidad que alcanzarían es todavía una incógnita.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados