Raíces Fuertes resultan en plantas Fuertes

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Raíces Fuertes resultan en plantas Fuertes

En lo que respecta al cultivo saludable de cannabis, no hay nada más importante que unas raíces fuertes.

Para que algo sea fuerte, se necesita una base sólida. Esto sirve para casi todo en la vida. Puede ser en un sentido literal, como en el caso de edificios y estructuras, o en un sentido más conceptual, como en las relaciones personales, la educación y la vida sana. También sirve para el cannabis. Las raíces son la base de la planta de cannabis, por lo que unas raíces fuertes tendrán como resultado una planta fuerte.

No es muy complicado. La planta de cannabis usa sus raíces para absorber nutrientes y agua, elementos esenciales para un crecimiento sano y vigoroso. Si las raíces son grandes y funcionan con la máxima eficacia, se beneficiará el resto de la planta.

Estos son algunos consejos para que las raíces sean lo más sanas posible.

EL ACCESO AL OXÍGENO ES ESENCIAL

Aunque las raíces son conocidas sobre todo por la absorción de agua y nutrientes, también requieren de oxígeno para funcionar de forma eficiente. Esto se puede lograr asegurándose de que la tierra no esté demasiado comprimida, y que contenga perlita, que ayuda a quebrar el suelo y a crear bolsas de aire.

Si vas a usar un sistema hidropónico, asegúrate de que haya mucho oxígeno disuelto en el agua (cuantas más burbujas, mejor). Además, a menor temperatura del agua, más oxígeno contendrá. No debe estar demasiado fría, pero es un ejemplo de lo importante que es el control de la temperatura.

ASEGURAR UN DRENAJE ADECUADO

Un drenaje adecuado también es obligatorio si se desea un crecimiento sano de las raíces en un medio con tierra. Sin él, las raíces se pueden anegar y se privarán de oxígeno, además de sufrir de pudrición y enfermedades. Asegúrate de que el suelo contiene perlita para ayudar a quebrarlo, y de que haya agujeros en la parte inferior de los tiestos para eliminar el exceso de agua.

MANTENER UN NIVEL SALUDABLE DE PH

La mayoría de las cepas de cannabis tienden a prosperar más con un pH neutro. Si se aleja demasiado de esta zona de confort, la absorción de nutrientes podría disminuir, independientemente de la cantidad de nutrientes que estén presentes. Es uno de los errores de novato más comunes cuando se trata de evaluar la deficiencia de nutrientes, pero puede ser muy fácil de corregir. Una buena forma de controlar el pH es con un lector de electrones de pH barato. Te puede dar una lectura bastante exacta de lo que ocurre en el suelo.

Para saber más y aprender a controlar los niveles de pH, echa un vistazo a nuestra entrada del blog sobre la importancia del pH.

EVITAR QUE SE ENREDEN LAS RAÍCES

Las raíces de una planta se enredan cuando el espacio que necesitan para crecer es mayor que el espacio real disponible. Básicamente, a las raíces les falta espacio para crecer y se hacen un nudo. Esto no solo inhibe el crecimiento de la planta, además hace que su trasplante sea más difícil, ya que desenredar las raíces sin causar daños a la planta de cannabis, puede ser muy duro. Si trasplantas una planta con las raíces enredadas sin desenmarañarlas, seguirán creciendo sobre sí mismas en una bola, en lugar de extenderse por la tierra nueva.

Para evitar que se enreden, asegúrate de que las raíces de tus plantas de cannabis nunca se queden sin espacio. Esto se puede hacer mediante el trasplante preventivo, o plantando el plantón directamente en el tiesto final - en el que tendrá un montón de espacio para expandirse durante todo el ciclo de vida.

INTRODUCIR MICORRIZACIÓN

Micorriza es un grupo de hongos sumamente beneficiosos que aceleran muchísimo el crecimiento sano de la raíz. Es completamente natural y orgánico, y no solo ayuda a mantener las raíces sanas, sino también las bacterias y las formas de vida micro del suelo. Es un paso más allá para asegurarse de que el cannabis tenga una base sólida, pero vale la pena.

¡Ahí los tienes! Muchos de estos puntos son bastante sencillos, pero si los sigues, estarás dando a tu cannabis la mejor oportunidad de desarrollar unas raíces sanas, con lo que crearás una base sólida para su crecimiento.