Promotor de cannabis sintético: „ ¡no lo uses!”

Published :
Categories : Blog

Promotor de cannabis sintético: „ ¡no lo uses!”

Los componentes del cannabis sintético “no son aptos para el consumo humano”, dice el profesor emérito John W. Huffman – el científico que, hace más de 15 años, sintetizó los cannabinoides artificiale

Los componentes del cannabis sintético “no son aptos para el consumo humano”, dice el profesor emérito John W. Huffman – el científico que, hace más de 15 años, sintetizó los cannabinoides artificiales. Los efectos de su obra, marcada con sus iniciales (JWH-011, JWH-066 etc.), no han sido lo estudiados con el suficiente cuidado como para ser considerado sano de usar. Aunque como sustitutos legales del cannabis, estas sustancias tienen un obvio valor de mercado, ''sus efectos en el ser humano no han sido estudiados y podrían ser tóxicos. No se deben usar bajo ninguna circunstancia como drogas recreativas”. Creado como parte de un estudio científico, se convirtió en tema de publicación y debate. Desafortunadamente, según el profesor Huffman: ''algunas personas han aprendido a hacerlo y lo están introduciendo en productos''.

Existe una probabilidad muy alta de que lo que encuentres en los “subidones legales” intentando emular a la marihuana, sea en realidad un producto del trabajo académico del profesor Huffman. Como químico orgánico de la Universidad de Clemson, llevó a cabo una investigación para el Instituto Nacional de Abuso de Drogas, sobre este mismo, entre 1984 y 2010. El estudio estaba dedicado a la estructura química de los cannabinoides y su influencia en la actividad biológica.

Una de las mayores diferencias entre la marihuana natural y artificial es que, aparte del THC – el principal ingrediente psicoactivo – la planta consiste en un número de substancias diferentes que actúan de manera específica en los receptores de cannabinoides del cerebro. Estos receptores tienen un papel my preciso e importante – no existen simplemente para que nos coloquemos (aunque es un efecto secundario muy agradable). Los receptores de cannabinoides de nuestro cerebro regulan cosas como el ánimo, el dolor, la inflamación, trastornos del apetito, nausea y enfermedades más graves como el cáncer, la enfermedad del hígado y la osteoporosis.

Jugar con esto no es una buena idea – y es jugar si usas cannabinoides sintéticos no sometidos a ensayos. La marihuana cuenta con miles de años de uso humano – los substitutos artificiales creados en laboratorio, están disponibles durante un limitado periodo de tiempo. El profesor Huffman aconseja encarecidamente tener precaución con esto - ''Hago hincapié en el riesgo que supone fumar estos productos. Sencillamente, no sabemos qué efectos tendrían en la salud.'' Sabe lo que dice – después de todo, él lo ha creado.

comments powered by Disqus