Obama: El Cannabis No es Más Peligroso que el Alcohol

Published :
Categories : Blog

Obama: El Cannabis No es Más Peligroso que el Alcohol

En una inusual muestra de cordura, el presidente de los EE.UU. ha reconocido oficialmente que la marihuana es menos dañina que el alcohol - a pesar de que todavía considera el fumarla un mal hábito.

En una inusual muestra de cordura, el presidente de los EE.UU. ha reconocido oficialmente que la marihuana es menos dañina que el alcohol - a pesar de que todavía considera el fumarla un mal hábito.

En una reciente entrevista, el presidente Barack Obama defendió en un breve discurso a los consumidores de cannabis y la legalización medicinal de esta maravillosa planta. Reconoció que el cannabis es menos perjudicial para la sociedad que el alcohol, e incluso menos perjudicial para el usuario.

"Como se ha documentado, yo he fumado marihuana de joven, y me parece un mal hábito y un vicio, no muy diferente del de los cigarrillos que he fumado durante una gran parte de mi vida adulta. No creo que sea más peligroso que el alcohol", le dijo a David Remnick, el editor de la revista New Yorker.

Obama Cannabis

Con el barrido de la reforma del cannabis que se está extendiendo por todo los Estados Unidos, sólo era una cuestión de tiempo hasta que Obama se pronunciara sobre el tema. También cree que el sistema actual es un fracaso. Con el estado actual de cosas, en la mayoría de los estados, los consumidores de cannabis siguen siendo perseguidos y encarcelados por consumir cannabis, y los más pobres sufren una suerte aún peor por falta de poder adquisitivo pagar obtener una representación legal adecuada. Esto significa que hay un número desproporcionado de personas pobres en prisión por delitos menores de marihuana. Obama también reconoció que son los grupos minoritarios los que son detenidos y encarcelados a escala desproporcionada.

Obama, al igual que el Departamento de Justicia, quiere que se deje de enjuiciar a personas particulares para centrarse en los traficantes a gran escala y delincuentes violentos - con el fin de liberar recursos policiales y que la atención se centre en la delincuencia organizada.

Aunque Obama se ha manifestado en contra de la actual regulación y la describe como demasiado dura, no está a favor de la legalización y teme que ésta podría conducir a campañas para la legalización de drogas más duras, como la cocaína y la metanfetamina.

En sus propias palabras: "Si la marihuana se legaliza completamente y después la gente dice: 'podemos proponer una dosis negociada de cocaína de la que podemos demostrar que no es más nociva que el vodka", ¿a qué no exponemos?" comentó Obama. "Si alguien dice: "Tenemos un dosis finamente calibrada de metanfetamina, no te va a matar ni a pudrid los dientes", ¿nos parecería bien? ".

Para aquellos que nunca la han probado, Obama dice que no hay que promover su uso, que es una pérdida de tiempo; pero que la aversión del país hacia ella, es totalmente desproporcionada. También dijo que los que ya han legalizado el cannabis, como es el caso de los estados de Colorado y Washington, no deben deshacer sus leyes, y que es importante que su legalización siga adelante. Siendo su razonamiento que no tiene sentido tener una situación en la que una gran proporción de la población está "infringiendo la ley", pero sólo unos pocos son castigados. También señaló que es hipócrita por parte de los legisladores enviar usuarios a la cárcel durante periodos largos, cuando probablemente ellos mismos hayan consumido cannabis en algún momento.

Mason Tvert, el director de comunicaciones del Marijuana Policy Project, se mostró satisfecho con la naturaleza progresista del discurso, y elogió a Obama por "ponerse al día" en cuanto a la opinión de la mayoría de los estadounidenses que piensan que el cannabis debería ser legal.

"Durante más de 80 años, nuestro gobierno federal ha venido exagerando los daños de la marihuana con el fin de mantenerla ilegal", dijo Tvert a los reporteros. "Por primera vez, uno de nuestros líderes reconoce que la marihuana es menos dañina que el alcohol para el consumidor".

Se trata de un paso muy positivo, y puede ejercer presión sobre los políticos de todo el mundo para que se replanteen su postura sobre el cannabis, aunque sólo sea por un segundo. Es importante que se corra la voz de que el cannabis no es perjudicial, si no que es la prohibición la que lo es. Que el camino para la despenalización y legalización siga adelante.

comments powered by Disqus