Martin Lee habla sobre el CBD

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis MedicinalCBD

Martin Lee habla sobre el CBD

Cualquiera puede conseguir marihuana hoy en día, dijo. Es una de las substancias controladas más fáciles de conseguir. Bueno, irónicamente, a no ser que la estés estudiando para su uso legitimo.

El 6 de marzo de este año, Martin Lee, escritor y periodista, dio una conferencia sobre la marihuana y el CBD en San francisco, California (patrocinada por el Commonwealth Club de San Francisco).

Cualquiera puede conseguir marihuana hoy en día, dijo. Es una de las substancias controladas más fáciles de conseguir. Bueno, irónicamente, a no ser que la estés estudiando para su uso legitimo.

En estos momentos, en los Estados Unidos, la marihuana y su ingrediente activo, el THC, son drogas de Inventario I, lo que quiere decir que tiene un gran potencial para su abuso, no posee un fin medicinal aceptado y no es segura para su consumo ni bajo supervisión medica, según la Ley de Sustancias Controladas aprobada por el congreso de los Estados Unidos. Al mismo tiempo, varias pruebas e investigaciones respaldadas por numerosos equipos médicos, han llevado a algunos estados del país a legalizar la droga por prescripción médica, para una serie de condiciones médicas, que reivindican su seguridad y capacidad como tratamiento efectivo. De hecho, hasta las pruebas llevadas a cabo por grupos de interés con la intención de crear evidencia que apoye la actual criminalización de la marihuana, han acabado produciendo más resultados que atestiguan la seguridad de la droga. Lee sospecha que un selecto grupo de “estudios” incorrectos y extremadamente parciales, hicieron que la marihuana acabara en la lista de substancias inventariadas. Sin embargo, está de acuerdo en que la planta no es una droga milagrosa cúralo-todo, y aconseja precaución en cuanto a las afirmaciones extremas y sin corroborar, por parte de ambos lados del debate.

Además del THC, la marihuana tiene, en diversos niveles, al menos otros 84 cannabinoides activos, o componentes que se vinculan a los receptores CB del cerebro y del cuerpo. El THC es el más famoso con diferencia, y es el responsable de gran parte de los efectos por los que la mayoría de la gente fuma la planta. Otro de estos cannabinoides, el CBD, contrarresta los efectos del THC, a la vez que produce y aumenta otros.

De siempre, los cultivadores y fumadores de marihuana han favorecido cepas de la planta que crecen con un alto contenido de THC y una baja concentración de CBD, pero nuevos estudios demuestran que algunos de los efectos adicionales del CBD pueden ser extremadamente valiosos en el campo de la medicina. Lee, que presentó publicaciones de los USA, Reino Unido, Israel y Brasil del 2009, describió el periodo como el principio del renacimiento del CBD, sobre todo en consultas médicas.

Lee ofreció algunos asombrosos ejemplos de los beneficios del CBD. En varias pruebas, el CBD parece imitar los conocidos efectos de la vitamina D, desactivando el gen id-1, que es como la vitamina D lucha contra la expansión de las células del cáncer de mama. Los efectos de la combinación de vitamina D y CBD serían interesantes y, probablemente, muy útiles para las pacientes.

En varios estudios aprobados de CBD con varios mamíferos (las pruebas con humanos aprobadas por el gobierno de los Estados Unidos son extremadamente raras y bastante costosas), el componente actuó como un anticonvulsivo, convirtiéndose en un prometedor candidato para el tratamiento de la epilepsia, investigación llevada a cabo en la Universidad de Stanford. Existen numerosos informes sobre como la marihuana ayuda e incluso acaba con los ataques.

Otras publicaciones de países fuera de los Estados Unidos también proporcionan grandes evidencias en pruebas legales con humanos. Un estudio clínico sobre el CBD llevado a cabo en Brasil, demostró que puede contrarrestar los síntomas en pacientes psicóticos. Otro estudio con humanos en el Reino Unido, resultó, una y otra vez, en la regulación del ritmo cardiaco y la disminución de la arritmia.

También se ha demostrado que el CBD es un tratamiento fiable para los ataques crónicos y que permite que las células madre se produzcan más eficazmente. Otros estudios apoyan estos resultados mediante el descubrimiento de que el CBD actúa como antioxidante.

Por si no quedaba claro, Lee hizo hincapié en que estos experimentos y resultados no son adivinaciones pseudocientíficas de chalados. Son estudios bien fundados en ámbitos clínicos. Bromeando, dijo que la audiencia estaba compuesta por cientos de profesionales y personas educadas, no  por adolescentes disfrazados de hippies y fumando porros.

Lee dijo que, con la cantidad de pruebas y estudios existentes y llevados a cabo hoy en día, los partidos anti marihuana no pueden explicar por qué nadie ha encontrado aún ningún efecto negativo del CBD, siendo lo más próximo una boca o garganta seca. Aun así, hay que emprender una batalla legal, y tiene la esperanza que los verdaderos efectos medicinales del CBD la ganen.