Marihuana y embarazo: un vistazo a la investigación

Publicaciones :
Categorías : BlogCiencia
Última edición :

Marihuana y embarazo: un vistazo a la investigación

Es sobradamente conocida la recomendación para las mujeres en estado de gestación de evitar beber alcohol o fumar tabaco y otras sustancias perjudiciales. La cuestión sobre la seguridad de consumir marihuana durante el embarazo no es diferente.

Aunque debería ser obvio, los expertos todavía no están seguros de los riesgos asociados al consumo de cannabis durante el embarazo.

Es sobradamente conocida la recomendación para las mujeres en estado de gestación de evitar beber alcohol o fumar tabaco y otras sustancias perjudiciales.

La cuestión sobre la seguridad de consumir marihuana estando embarazadas no es diferente y se ha debatido desde los años 60, con temores de que pudiera causar malformaciones de nacimiento, además de detectarse algunos problemas posteriores relacionados con el parto.

El Dr. Arnold Shoichet, un doctor y miembro del comité del Centro de Información del Cannabis Terapéutico de Vancouver, Canadá,(http://www.mcrci.com) explica que ha habido muchos estudios que sugerían que el consumo de cannabis durante el embarazo podría vincularse con "menor peso al nacer, partos prematuros y futuros problemas de comportamiento en los niños". Sin embargo, "algunos críticos señalan que determinados estudios proporcionan resultados contradictorios", señala el doctor Shoichet. "No se ha establecido una relación de causa-efecto entre los resultados analizados y el consumo de cannabis".

La mayoría de profesionales médicos están de acuerdo en que esta materia no ha sido estudiada con suficiente profundidad, de hecho muchas investigaciones sólo se basan en informes de casos concretos, lo que dificulta un análisis preciso de la cantidad consumida, un problema común de estos métodos.

Obviamente habrá muy pocos doctores o profesionales de la salud que recomendarían consumir marihuana durante la gestación, pero lo cierto es que ha habido algunos resultados positivos.

Uno de esos estudios, "Exposición prenatal al cannabis y resultados neonatales en Jamaica: un estudio etnográfico" de la doctora Melanie Dreher, fue publicado en la revista "The American Journal of Pediatrics" en 1994.

La doctora Dreher estudió madres que vivían en la Jamaica rural, donde algunas mujeres usaban marihuana para tratar sus náuseas por las mañanas, mientras otras no consumían nada. Una vez los bebés nacían se usaba una escala de exploración neonatal a los 3 días y al mes, para medir la funcionalidad y el comportamiento neurológico de los bebés.

Aunque esperaba encontrar complicaciones como poco peso al nacer o un desarrollo neurológico limitado, el estudio desveló que los bebés que nacían de madres que habían consumido cannabis durante el embarazo presentaban mejores habilidades sociales que los bebés nacidos de madres que no habían consumido marihuana.

Dreher añade inmediatamente que el estudio no es bajo ningún concepto una recomendación para el consumo de cannabis para tener bebés más sanos, pero sí demuestra la ausencia de consecuencias adversas.

Ella explica que los factores sociales externos pueden haber influenciado los resultados: "A pesar de que eran iguales, porque fueron agrupadas por edad y estatus socioeconómico, había diferencias en el estilo de vida entre las madres consumidoras y no consumidoras que creemos que pueden haber producido estos resultados. Por ejemplo, muchas madres consumidoras también vendían marihuana, por lo que pasaban en casa la mayor parte del tiempo durante ese período neonatal, así que ofrecían a sus bebés mayor cuidado y atención".

Su conclusión fue que "el comportamiento de los niños no estaba correlacionado de forma alguna con la exposición neonatal al cannabis". La doctora Dreher tenía interés en continuar con otro estudio sobre esta materia pero el Instituto Nacional de Salud le denegó el permiso.

Los resultados de un estudio, sin embargo, no pueden sostener toda la evidencia, y mucho menos cuando hay otros informes que sugieren lo contrario. De acuerdo al doctor Nachim, si una mujer embarazada consume marihuana con fines terapéuticos, debería buscar alternativas. "Lo ideal sería que no usase ninguna medicación. Pero si tiene que hacerlo, debería usar medicamentos que tengan mayor respaldo científico para la seguridad del bebé".

Un estudio sobre los efectos del THC en fetos de primates mostró un desarrollo neurológico afectado, aunque los resultados podrían ser diferentes sobre los fetos humanos. En términos generales, se recomienda evitar cualquier sustancia estimulante durante el embarazo.

Según un médico de Toronto que recetó marihuana medicinal a algunas de sus pacientes, "Creo que lo mejor es no utilizar ninguna sustancia, medicamento o droga, para que el feto tenga las mayores perspectivas de desarrollo", y si una mujer utiliza la marihuana por razones de salud "lo ideal sería que no usase ninguna medicación. Pero si se ve forzada a hacerlo, debería usar medicaciones cuyos efectos sobre la seguridad para el bebé hayan sido probados".

En realidad, podría ser segura, pero, ¿vale la pena correr riesgos? Probablemente no.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos relacionados