Los 10 Subidones Legales Más Extraños

Publicaciones :
Categorías : Blog

Los 10 Subidones Legales Más Extraños

Es natural querer ampliar los márgenes del entendimiento, pero estos ejemplos de las extrañas formas con que algunas personas intentan colocarse, van más allá de los límites de lo absurdo.

El hombre se ha colocado desde que apareció sobre la faz de la Tierra. Y es muy natural que la gente de hoy en día siga queriendo descubrir nuevas e interesantes formas de lograr esos distintos estados de felicidad. En alguna rara ocasión, estos experimentos funcionan, pero la mayoría de las veces apenas consiguen algo. En algunos casos, el resultado es completamente absurdo, y estos son unos cuantos ejemplos - las diez formas más ridículas de colocarse de forma legal. Spoiler: no suelen funcionar.

10. FUMAR SEDA DE MAÍZ

En los años 70, cuando había menos lujos y fumar tabaco estaba visto como algo aceptable, los campesinos solían juntar la seda del maíz que cultivaban, para secarla y usarla como sustituto del tabaco. Por lo visto, es una tradición que se mantiene hasta nuestros días en algunas partes del mundo, y se está convirtiendo en algo muy popular como una extraña manera de colocarse. ¿Funciona? No. Lo único que se consigue fumando seda de maíz, es una inhibición de la cantidad de oxígeno que llega al cerebro.

9. i-DOSING

El i-Dosing trata de colocarse con el poder del sonido. Se supone que esta colección de "drogas" digitales altera el estado de la mente replicando los efectos de ciertas drogas - sin sus efectos secundarios. Lo único que hay que hacer es ponerse unos auriculares, sentarse y relajarse. Ha adquirido tal notoriedad, que los organismos antidrogas advierten a los padres de los peligros que conlleva. Lo cierto es que no conlleva ningún peligro porque no funciona. Sí que hace que te sientas más relajado y activo, pero eso también ocurre con la música normal. Básicamente, consiste en utilizar la noción de la terapia de tonos binaurales y revestirla de forma que atraiga a los crédulos, alegando que replica exactamente el subidón que producen otras drogas. Lo cierto es que no es posible causar cambios químicos solo con el sonido. Hay que señalar que los tonos binaurales pueden afectar a la percepción, y a menudo se utilizan en ensayos clínicos para estudiar los ciclos del sueño, pero no se pueden usar para producir cambios tan sustanciales en el cerebro.

8. ESNIFAR CARAMELOS PICA PICA

Dependiendo de donde vivas, también se llaman fizzers o smarties. Algún genio pensó que sería buena idea esnifarlos, sin entender de anatomía humana y creyendo que porque son efervescentes al contacto con la lengua, podrían tener el mismo efecto en la mente. Lo único que se puede lograr con este infantil rumor, es coger una infección nasal.

7. FUMAR LA CÁSCARA DEL CACAHUETE, ¿O ERA LA PIEL?

El hecho de que nadie sabe cuál es, la cáscara o la piel, delata que este supuesto subidón no tiene mucho de verdadero. Algunos insisten en que hay que triturar las cáscaras, mientras que otros opinan que hay que pasarse horas pelando la piel para liarla en papelillos. Créenos, si funcionara, no existiría un debate sobre qué se necesita, y lo haría mucha más gente.

6. TAMPONES DE VODKA

Así es, no es broma. Los adolescentes más emprendedores, en un intento por colocarse de forma exagerada, empapan tampones en alcohol y se los meten en sitios que preferimos no mencionar. La teoría es que, dado que estas zonas tienen la piel más fina, el alcohol se absorbe directamente en el torrente sanguíneo. Incluso si esta estúpida idea funcionara, en lo que respecta al alcohol, eludir el hígado nunca es buena idea. No te colocas, sufres una intoxicación etílica.

5. "BEEZIN" CON BURT'S BEES

Burt's Bees es una marca de productos cosméticos naturales que está siendo utilizada de una forma muy extraña. Un grupo de gente que se aburría, averiguó que si te frotas los párpados con el bálsamo labial de Burt's Bees, se obtiene un extraño subidón hormigueante. No nos podemos imaginar cómo alguien llegó a descubrir esto, pero la moda está haciendo que gente de todo el mundo practique el "bezzing" con productos parecidos. La sensación de hormigueo está causada por el aceite de yerbabuena del protector labial. No es psicoactivo, no coloca. Solamente hace que te sientas raro por el hormigueo en los párpados. Es exactamente la misma sensación que provoca el champú con aceite de menta en el cuero cabelludo.

4. NUEZ MOSCADA

El aceite de nuez moscada contiene pequeñas cantidades de miristicina, un compuesto psicoactivo. El único problema es que se necesita una enorme cantidad, que no se encuentra en la nuez moscada. Significa que la gente que ataca el especiero con la esperanza de colocarse, tendría que consumir montones de ésta sustancia de, con toda franqueza, sabor horrible, para empezar a sentir los efectos que desean. Por desgracia, aunque el consumo de enormes cantidades de nuez moscada tiene el potencial de causar un colocón ligero, también provoca náuseas, vómitos, somnolencia y dolores de cabeza que pueden durar varios días. ¡Los beneficios no superan los costes!

3. FUMAR UN TWIX

Esta nos ha hecho reír a carcajadas. No es un término coloquial para una droga nueva, se trata literalmente de fumar una barrita de chocolate Twix. Por lo visto, para ello, se muerden ambos extremos, se enciende un lado - manteniendo el mechero en el sitio, ya que obviamente no va a arder - y se aspira por el otro. El resultado es la inhalación de chocolate quemado y galleta ahumada - ¡riquísimo! No se produce subidón alguno y, para ser sinceros, esta moda seguramente empezó como una broma.

2. BANANADINA

¿¡Te quieres colocar!? ¡Solo necesitas bananadina! Simplemente toma 7KG - sí, así es - de plátanos, raspa el interior de las pieles, hiérvelo todo y ponlo en el horno hasta que se pueda triturar en un polvo fino y negro. Fúmate cuatro cigarros de esto y pronto estarás de camino hacia un nuevo tipo de felicidad - la felicidad de no saber que has malgastado el tiempo; la bananadina no existe. Es un timo de los 60 que trataba de poner de manifiesto la histeria creada por la cultura de las drogas, pero parece que mucha gente no captó la ironía y el subidón de la bananadina sigue siendo un mito que persiste en la actualidad.

1. JENKEM, ALIAS HACHÍS DE CULO

El peor de lo peor, el "subidón" más disparatado de los que hemos escuchado, y no podemos imaginarnos por qué alguien querría hacerlo. Conlleva el uso de heces humanas, por lo que, si eres aprensivo, ya te has podido hacer una idea de qué va y puedes dejar de leer. Para los que tengan curiosidad morbosa, estáis advertidos. El Jenkem, o "hachís de culo", son desechos humanos fermentados. Parece que su uso comenzó en los años 90 en África, pero ya se demostró que es un engaño. Aunque eso no ha impedido que cierta gente siga fermentado sus propios excrementos y orines con el fin de inhalar los gases y "colocarse". Lo único que se obtiene de esto es una autoestima por los suelos.

Como puedes ver, algunas personas llegan a límites absurdos, y a menudo asquerosos, para intentar colocarse. Todos estos métodos son una completa pérdida de tiempo, así que si escuchas a alguien que dice que son geniales, evítalos a toda costa. Si de verdad te quieres colocar, ¡hay otras opciones mucho mejores!

Subidones legales