¿Es tu cannabis seguro? Los riesgos de la contaminación

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

¿Es tu cannabis seguro? Los riesgos de la contaminación


La marihuana contaminada es un problema global. Un resumen de lo que los consumidores deben vigilar.

La legalización significa muchas cosas, y una de las más importantes es la seguridad de la marihuana desde el punto de vista del consumidor. Algunas de las protestas aireadas sobre la contaminación del cannabis están justificadas, y otras muchas no.

En EE.UU., por ejemplo, el tema de la seguridad del cannabis es algo que se ha manipulado recientemente para influenciar el voto sobre la legalización en 9 estados. Dicho esto, también es un problema real. El pasado mes de octubre, en Oregón se retiró la marihuana procedente de una granja tras detectarse residuos de pesticidas en dos de sus lotes.

En Colorado, sin embargo, no hubo ninguna retirada masiva, que supuestamente mató a 4 personas y envió a otras cuantas al hospital. El artículo en el que se informaba de ello (que se hizo viral) provenía de un sitio de noticias falsas; con unas disculpas también falsas, aunque parecían bastante genuinas. A principios de año, hubo una enorme retirada en Colorado debido al uso de pesticidas. Dicho esto, después de repetir las pruebas, la mayor parte de esta marihuana fue declarada apta para su consumo.

El año pasado, en Europa, concretamente en el Reino Unido, se dio por primera vez en muchos años una gran preocupación en cuanto a la contaminación del cannabis, que por lo visto había sido rociado con partículas de vidrio.

¿Qué peligros deben evitar los consumidores - sobre todo en países y mercados en los que la legalización y la regulación van a paso de tortuga? Además de los peligros que por supuesto también afectan al mercado legal, está el hecho de que demasiados consumidores siguen obligados a depender del mercado negro - que no está regulado.

PESTICIDAS

Pesticidas

El uso de pesticidas es motivo de preocupación en todo el mundo. En los estados de Estados Unidos que han aprobado algún tipo de legalización (de los cuales Colorado es el más desarrollado), el uso de pesticidas se controla y regula de forma continua. En Europa, por el contrario, no existe realmente una industria regulada, aunque esta amenaza, en general, teniendo en cuenta las regulaciones europeas para todo, no es tan preocupante. Para los consumidores italianos, croatas y alemanes, los riesgos son relativamente pequeños - al menos en el mercado de la marihuana medicinal. Las fuentes de cannabis medicinal garantizan que, o lo cultiva su propio ejército, o se importa de Canadá y los Países Bajos. En el Reino Unido, también es probable que se imponga una regulación, ya que el gobierno británico ha empezado a regular el CBD.

BACTERIAS Y MOHO

Las bacterias y el moho del cannabis son otro motivo de preocupación. La mayoría se producen durante el proceso de curado y secado, y pueden ser perjudiciales, especialmente para los que consumen marihuana con fines medicinales. Incluso en Canadá esto ha demostrado ser un enorme problema, al menos en los productos que se consumen internamente. Sin embargo, se trata de un área del negocio de cannabis en la que apenas se realizan pruebas. Y las que se llevan a cabo son verdaderamente alarmantes en cuanto a los efectos de la contaminación sobre la salud de quienes lo consumen. Lo que hay en la marihuana que consumes va a parar a tu cuerpo. De nuevo, el mejor consejo que se puede dar a los consumidores es que sepan de dónde procede su hierba - o que cultiven la suya propia. Pero incluso en este caso, los cultivadores caseros deberán curar su cannabis con mucho cuidado. La marihuana es una planta, y por lo tanto, susceptible al mismo deterioro que cualquier otra sustancia orgánica.

Para protegerte contra esta amenaza, lo mejor es inspeccionar el cannabis bajo una luz negra. El cogollo contaminado tiene manchas o esporas negras, o una especia de "pelusa" blanca, gris, marrón o incluso amarilla.

METALES PESADOS

La contaminación de la marihuana con metales pesados es otra causa de enorme preocupación - por dos motivos. El primero es su cultivo en un suelo contaminado con metales pesados, que acabarán en la planta y en lo que se fuma.

El otro proviene principalmente de los concentrados y los shatters. Al ser elaborados con butano, los concentrados mal preparados pueden conservar grandes cantidades de esta sustancia química. ¿La solución? No los hagas en casa y cómpralos únicamente de fabricantes profesionales que saben lo que hacen.

OTROS PROBLEMAS

Cannabis envasado y contaminado

Otros aspectos que a menudo se pasan por alto se dan en los comestibles y los productos envasados de cannabis. Aunque todavía no son muy populares en el mercado europeo, el hecho de que la mayoría estén hechos de una mezcla de hierba de varias fuentes, agrava bastante el problema. Aún no se ha producido ninguna retirada de estos productos, y la mayoría de los problemas provienen de las concentraciones de la propia marihuana. Sin embargo, el cannabis sucio tiene muchas posibilidades de convertirse en un enorme problema a medida que se desarrolla la industria.

En una época en la que su exportación empieza a ser legal para el consumo medicinal, es probable que la forma en la que cada país regule su industria vaya a suponer un problema distinto, sobre todo en Europa - que tiene la intención de importar gran parte del producto de Canadá. Dicho esto, los gobiernos que autorizan estas importaciones suelen escoger cultivadores con instalaciones controladas y seguras, por lo que de momento, no sería un gran inconveniente.

SOLUCIONES PARA EL PROBLEMA

La mejor forma de protegerte en todos los aspectos es ser un consumidor informado. Por el momento, el etiquetado de seguridad del producto es sumamente limitado en cualquier mercado de marihuana. Pero hay algunas pautas a seguir.

La compra de un probador personal, como el MyDx, ayuda a disipar tus preocupaciones. Conocer la fuente del cannabis, es la otra única solución fiable.

LEGALIZACIÓN Y REGULACIÓN: LA MEJOR SOLUCIÓN

El año próximo, al menos Alemania y España se unirán a los países con industrias reguladas - aunque en el caso del mercado alemán, el producto se someterá primero a la reglamentación y normas de cultivo canadienses.

También será interesante comprobar el efecto de la supervisión reguladora en mercados como el australiano. Y lo que hará Israel en este aspecto, sobre todo si desarrolla un mercado de exportación, para ver quién adopta normas similares.

Dicho esto, está claro que la mejor solución en cuanto a la seguridad de la marihuana que se consume es la legalización y la regulación del sector. Tras los acontecimientos del año pasado y la progresión de la industria en casi todas partes, incluido el empuje hacia la legalización gracias a los resultados de las elecciones estadounidenses a principios de noviembre, está claro que nos estamos acercando a este objetivo - también en Europa.

¿La buena noticia? El cannabis que consumes es cada vez más seguro - aunque el mercado continúa siendo incierto.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados