El Gas De La Risa, Óxido Nitroso O N₂o: ¿En Qué Consiste?


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogEducación sobre drogas

N₂o: ¿En Qué Consiste?


Antes de que el nitrógeno se labrase un nombre como analgésico y oxidante fiable, se utilizaba como sustancia recreativa en las denominadas "fiestas del gas de la risa" británicas. En este artículo analizamos la composición química del gas de la risa, su historia y sus numerosas aplicaciones.

El gas de la risa (también conocido como óxido nitroso, monóxido de dinitrógeno o N₂O) es un tipo de gas preparado para su utilización en el sector alimentario y de la medicina, además de en el automovilismo. Pero también representa una sustancia recreativa asequible y de bajo riesgo, legal en la mayoría de países y que provoca un agradable estado eufórico de corta duración.

¿Pero qué es exactamente el óxido nitroso? En este artículo exploramos este popular gas en más profundidad, incluida su estructura, usos e historia.

ÓXIDO NITROSO: COMPOSICIÓN QUÍMICA

El óxido nitroso es un compuesto químico que se conoce habitualmente como gas de la risa o simplemente "nitroso". A temperatura ambiente, el óxido nitroso es un gas sin color, no inflamable, que huele y sabe ligeramente dulce y/o metálico. El óxido nitroso consiste en dos componentes principales: nitrógeno y oxígeno. Su fórmula química, N₂O, revela que cada molécula de óxido nitroso contiene dos partes de nitrógeno y una de oxígeno.

USOS DEL ÓXIDO NITROSO

N2O Como Anestésico Y Analgésico

El óxido nitroso tiene una gran variedad de usos. Se usa comúnmente en la industria medicinal (en especial en operaciones o intervenciones dentales) como anestésico y analgésico. De hecho, el óxido nitroso se viene empleando en la medicina desde mediados del siglo XIX.

Los dentistas suelen usar el óxido nitroso como analgésico, ya que los pacientes conservan la suficiente capacidad mental como para ser capaces de continuar respondiendo a preguntas y seguir siendo funcionales, pero a la vez alivia el dolor de forma efectiva. Sin embargo, el óxido nitroso también se puede utilizar para aliviar el dolor derivado del parto, de las cirugías por traumatismo y de enfermedades coronarias agudas.

Más allá de la medicina, el óxido nitroso también se emplea como oxidante en motores de cohetes. Es más, el nitroso es muy competitivo si lo comparamos con otros oxidantes, ya que no es tóxico, es fácil de almacenar y relativamente seguro para transportar en vuelos.

El óxido nitroso también se utiliza en deportes de motor (en los que se suele llamar simplemente nitroso). Más específicamente, se usa para que entre más oxígeno al motor, por lo que de esta forma se podrá quemar más combustible en los cilindros y se conseguirá un aumento de la potencia del vehículo durante un breve lapso de tiempo.

El óxido nitroso también se puede emplear como propulsor en formato aerosol, y su uso como aditivo alimenticio está autorizado. De ahí que sea habitual encontrárselo en botes de nata montada, sprays de cocina y como gas "de relleno", en vez del oxígeno, en los envases de comida tipo snack para evitar el desarrollo bacteriano.

Sprays De Cocina

HISTORIA DEL ÓXIDO NITROSO

El óxido nitroso lo sintetizó por primera vez Joseph Priestley, un químico inglés, en 1772. En 1794, un libro titulado "Consideraciones sobre el uso médico y sobre la producción de gases facticios", exploró por primera vez el potencial uso medicinal del óxido nitroso.

Uno de sus autores, James Watt, desarrolló una máquina que producía óxido nitroso, así como un aparato que permitía que los pacientes lo inhalasen. El libro también presentaba nuevas teorías médicas sobre el potencial del gas para tratar la tuberculosis y otras enfermedades pulmonares.

En 1798 comenzaron los ensayos clínicos con óxido nitroso. En 1800, los investigadores médicos ya habían descubierto las propiedades analgésicas del gas, pero no se comenzaría a utilizar como anestésico hasta mediados del siglo XIX.

De hecho, antes de que el nitrógeno se convirtiera en un analgésico común, se utilizaba con fines recreativos, en especial entre las clases altas británicas, que organizaban sus singulares "fiestas del gas de la risa".

EL ÓXIDO NITROSO PARA CONSUMO RECREATIVO

El Óxido Nitroso Para Consumo Recreativo

Uno de los principales efectos secundarios de la inhalación de óxido nitroso es una gran euforia, razón por la cual se conoce coloquialmente como "gas de la risa". No en vano, el gas de la risa es una sustancia recreativa relativamente común, y en la Encuesta Global sobre Drogas 2016 aparece clasificada como la séptima droga más popular. Se consume sobre todo en el Reino Unido.

Quienes tienen acceso a bombonas de óxido nitroso suelen pasar el gas a un globo, para a continuación inhalarlo y llenar sus pulmones.

Otra alternativa consiste en extraer el gas en recipientes para nata montada. Para hacer esto debemos dejar el bote en vertical durante una hora, para que la nata se deposite en la parte inferior del recipiente. Entonces el consumidor sitúa la boca sobre el dispensador, y presiona el pulsador ligeramente, para que solo deje pasar el gas.

No es de extrañar la popularidad del gas de la risa como droga recreativa. Este gas es legal en la mayoría de países, asequible, fácil de administrar y produce explosiones de euforia cortas pero fiables.

El gas de la risa se suele utilizar en combinación con otras sustancias recreativas para intensificar sus efectos.

RIESGOS DEL CONSUMO DE ÓXIDO NITROSO

El Gas Puede Producir Mareos

Al igual que sucede con la mayoría de las sustancias recreativas, el consumo de nitroso o gas de la risa conlleva ciertos efectos adversos. No obstante, por lo general se considera una sustancia que entraña pocos riesgos.

Inhalar el gas puede producir mareos, así como vómitos o náuseas (un efecto secundario común tras una cirugía donde se haya utilizado el gas como analgésico). La inhalación de óxido nitroso también puede dañar los pulmones.

Además de estos efectos sobre la salud, está demostrado que expulsar gas nitroso a la atmósfera daña la capa de ozono. Se calcula que alrededor del 30% del total del nitrógeno atmosférico ha sido provocado por alguna actividad humana, especialmente la agricultura.

Steven Voser

Escrito por: Steven Voser
Steven Vosser es un periodista freelance nominado a un premio Emmy con una amplia experiencia en su poder. Gracias a su pasión por todo lo relativo a la marihuana, ahora dedica gran parte de su tiempo a descubrir el mundo de la hierba.

Infórmate sobre nuestros escritores