Consejo de Cultivo: Cuándo y Cómo Cosechar el Cannabis

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Consejo de Cultivo: Cuándo y Cómo Cosechar el Cannabis

A nadie le gusta ver cómo su amada planta de cannabis fracasa en el último momento, así que aquí está una breve guía sobre la mejor época para cosechar.

Es esencial cosechar el cannabis de forma correcta y en el momento adecuado, si se desea sacar el máximo partido a la planta. Si se hace mal, podría tener como consecuencia un brote débil o con un sabor extraño - ¡cosa que nadie quiere! Fallar en una de las últimas etapas, es un error frecuente entre novatos, y una verdadera pena. Para evitar que esto ocurra, hemos confeccionado una guía sobre cómo recolectar tu brote como un profesional.

1. CONSIGUE UN MICROSCOPIO DE BOLSILLO

Las flores del cannabis producen una gran cantidad de pequeños tricomas llenos de canabinoides. Si se observan estos tricomas mientras se desarrollan, se puede aprender mucho sobre cuándo es el mejor momento para cosechar. Pero para hacerlo, vas a necesitar un microscopio de bolsillo con una potencia de 25x-100x. Con él, podrás observar los tricomas fácilmente a medida que se desarrollan. Y tendrás que buscar un cambio en su color. Deberán empezar con un color claro que se volverá turbio y después ámbar. Cuando la mayoría de los tricomas son de color turbio, es el momento en el que el contenido de cannabinoides está en su punto álgido. Si los tricomas se empiezan a poner ámbar, el contenido de cannabinoides ha sobrepasado su punto máximo y comienza a degradarse.

Hay que mencionar que no todas las cepas de cannabis presentan el mismo color. Algunas cepas comienzan con unos tricomas ámbar, que si te pillan por sorpresa te puede dar un ataque al corazón. Lo importante es buscar un cambio de color inicial.

2. LAVADO DE LAS RAÍCES

Durante las dos últimas semanas de floración, hay que dejar de alimentar a la planta y lavar la tierra. Esto ayudará a eliminar cualquier resto de sales y nutrientes del suelo, obligando al cannabis a agotar sus reservas. Aunque para algunos pueda sonar extraño, este razonamiento tiene lógica. Querrás que tus plantas agoten todas sus reservas de azúcar, almidón y otros nutrientes justo antes de la cosecha. De lo contrario, podría hacer que el brote sepa amargo, que produzca un humo áspero o que sea difícil de quemar.

En primer lugar, como el lavado hay que hacerlo unas 2 semanas antes de la cosecha, tendrás que hacer que coincida con el momento en el que la mayoría de los tricomas estén de color turbio. Puede ser bastante complicado, pero se domina con la práctica. Vigila el ritmo con el que los tricomas van cambiando, y calcula más o memos cuánto tardará la mayoría a cambiar de color.

Para el lavado de las raíces, se utiliza agua simple y pura. Primero, empapa la tierra para que el agua penetre bien. Espera unos 5-10 minutos a que el agua suelte las sales y los nutrientes. Vuelve a empapar la tierra. Esta segunda tanda de agua hará que el contenido ya descompuesto fluya por todo el suelo y salga por el fondo del tiesto (o penetre más profundamente en la tierra, si se cultiva en el exterior). Esto se conoce como el lavado en dos pasos. Tienes que hacerlo a intervalos regulares durante las dos últimas semanas, para que el suelo esté completamente limpio.

Puedes comprobar si el cannabis ha agotado todas sus reservas de alimento. Solo hay que romper una hoja y probar la savia que sale del tallo. Si es amarga, todavía quedan nutrientes en la planta. Si sabe a agua, ¡ya está lista!

3. COSECHAR ANTES DE QUE SE ENCIENDAN LAS LUCES

Por último, un consejo que a menudo se ignora, es cosechar las plantas antes de que se enciendan las luces, o antes de que salga el sol, si se cultiva en el exterior. Durante los períodos oscuros, el cannabis almacena almidón en sus raíces, y lo traslada a la planta cuando ésta está expuesta a la luz. Si cosechas durante un período oscuro, te aseguras de que cualquier posible contenido de almidón esté a un nivel mínimo. El resultado es un humo mucho más suave.