¿Conduce el Cannabis a una mejor función cognitiva?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis Medicinal

¿Conduce el Cannabis a una mejor función cognitiva?

Contrariamente a la creencia popular, un nuevo estudio sugiere que en realidad el consumo diario de cannabis mejora el rendimiento cerebral para determinadas tareas.

Los resultados de un reciente estudio realizado por un equipo de investigación de la Universidad de Minnesota, EE.UU., que sugieren que el cannabis afecta a la función cognitiva, ahora parecen completamente equivocados. Durante muchos años, el cannabis se ha presentado como una droga que afecta de manera negativa a la forma en que funciona y se desarrolla nuestro cerebro. Es en parte por eso que algunos se refieren a la marihuana como "dope".

Nuevas investigaciones sugieren lo contrario. Un grupo de usuarios diarios de marihuana, que empezaron a utilizarla antes de cumplir los 17 años, llavaron a cabo una serie de pruebas - los resultados de las cuales se compararon con un grupo de control de no-usuarios. Se averiguó que aquellos que utilizaban la marihuana habitualmente lograron mejores resultados en las pruebas de velocidad de procesamiento y fluidez verbal, (probablemente es importante saber que no estaban colocados en el momento de la prueba, pero esta agudeza mental es un efecto residual del uso).

Los investigadores observaron en el estudio, que fue publicado este año en la Revista de Neuropsicología Clínica y Experimental, que "los usuarios de marihuana operaban en un alto grado, demostrando unos coeficientes intelectuales comparables a los del grupo de control, y una velocidad de procesamiento relativamente mejor".

Aunque es una noticias alentadora, aún no es el momento de festejar. Este experimento fue a pequeña escala, con sólo 35 participantes en cada grupo. Habría que repetirse a una escala mucho más amplia para validar la importancia de los resultados - ¡pero sin duda es un comienzo emocionante!

La investigación también está en cierto modo respaldada por investigaciones anteriores publicadas en el año 2011, en las que se siguieron 2.000 jóvenes australianos durante ocho años, observando cómo se convertían en adultos. Lo que se comprobaron sorprendió a muchos, y era contrario a los que pensaba la sociedad. La marihuana no parecía tener efecto a largo plazo sobre la memoria y el aprendizaje de los participantes. Si bien esto no muestra una función positiva en la realización de determinadas tareas, como las investigaciones más recientes, si que ayuda a demostrar que hay pocos o ningún efecto negativo.

Nos lleva a la pregunta de por qué no vemos este tipo de investigación en las noticias. ¿Es porque los gobiernos y medios de comunicación no quieren admitir que podían haber estado equivocados sobre la hierba? En cualquier caso, esperemos que las investigaciones en este campo aporten más noticias positivas.