Cómo Acaba el Cannabis con el Cáncer

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis Medicinal

Cómo Acaba el Cannabis con el Cáncer

A medida que se sabe más sobre el efecto anti-tumor del cannabis, cada vez más gente confía solamente en el cannabis como cura. Pero, ¿cómo acaba exactamente el cannabis con el cáncer?

Con el estreno del documental "Run from the cure" se descubrió el pastel. Aunque los estudios que afirman que el cannabis tiene efectos anticancerígenos se remontan a los años 70, era algo que se había ocultado. En los últimos años, esto ha cambiado de forma drástica, a medida que aparecen nuevos estudios en los que se ofrece una explicación más detallada del proceso.

Ha habido más de 30 estudios que demuestran que el cannabis puede reducir el tamaño de los tumores, de los cuales el primero data de 1974. Desde entonces, han surgido numerosos proyectos de investigación centrados en un determinado tipo de carcinoma. Desde cáncer de cerebro a cáncer de pulmón, pasando por cáncer de mama, los resultados son los mismos: el cannabis mata al cáncer.

Sin embargo, casi todos los estudios han sido realizados in vitro o en ratones. En uno de los estudios más recientes, el Dr. Prakash Nagarkatti de la universidad de Carolina del Sur, y sus investigadores, fueron capaces de erradicar por completo el cáncer en tubos de ensayo, por lo que se hizo un seguimiento con ratones. Y lo que averiguaron es sorprendente: Un 25-30 por ciento de los ratones se curaron completamente - su tumor desapareció al 100%. El resto de los ratones experimentaron una importante reducción en el tamaño de sus tumores.

Los estudios en humanos están ahora comenzando a surgir lentamente. El estado legal del cannabis hace que sea mucho más difícil estudiarlo, así como el alto coste asociado con los ensayos en humanos. Sin embargo, una comunidad en rápido crecimiento en torno al pionero del cannabis, Rick Simpson, está buscando la cura del cáncer con unos resultados igualmente asombrosos. En internet se pueden encontrar testimonios de personas que han logrado curar su cáncer.

Cómo Mata el Cannabis al Cáncer

Existe una abrumadora cantidad de pruebas de laboratorio que demuestran que el cannabis puede matar células cancerosas de varias maneras. Estas son:

Efecto antiproliferativo

Una de las principales características de una célula cancerosa es que se sigue reproduciendo una y otra vez, que es la forma en la que el cáncer crece y se extiende rápidamente. La propiedad antiproliferativa del cannabis inhibe este proceso de multiplicación sin fin, impidiendo que las células cancerosas se reproduzcan indefinidamente y deteniendo al tumor.

Efecto antiangiogénico

El efecto antiangiogénico del cannabis impide el crecimiento del cáncer de una manera diferente. Los cannabinoides, como el THC y el CBD, impiden la formación de nuevos vasos sanguíneos en el tumor. El tumor necesita estos vasos sanguíneos para crecer, y al no poderlos obtener, el crecimiento del tumor se detiene.

Efectos Antimetastático

El efecto antimetastásico impide que el cáncer se extienda a otros órganos del cuerpo. Es muy importante que el tumor sea contenido en una sola parte del cuerpo.

Efecto apoptótico

El efecto apoptótico es, probablemente, la capacidad más extraordinaria de los cannabinoides. La apoptosis es la capacidad de los cannabinoides para acelerar la muerte de células anormales. No sólo matan las células anormales, sino que además dejan a las células sanas intactas, sin ningún daño - a diferencia de la quimioterapia.

El sistema endocannabinoide

"Endo" proviene del griego y significa literalmente "desde dentro". Sorprendentemente, nuestro cuerpo produce sustancias muy parecidas a las encontradas en el cannabis - los endocanabinoides. Nuestro sistema endocannabinoide está involucrado en una serie de importantes procesos fisiológicos, como la homeostasis, la regulación del sueño y la función inmune. El sistema endocannabinoide está compuesto de distintos receptores que interactúan tanto con los cannabinoides de la planta como con los producidos por nuestro propio cuerpo. Los dos receptores principales son los CB1 y los CB2; los CB1 se encuentran en el cerebro y en el sistema nervioso, mientras que los receptores CB2 están en el sistema inmune. Los cannabinoides como el THC y el CBD influyen de forma directa en nuestro sistema endocanabinoide, y por lo visto, en beneficio nuestro. Sin embargo, todavía no entendemos por completo los mecanismos de esta interacción.

Fumar Marihuana vs. Aceites y Comestibles

Las pruebas indican que fumar cannabis no ayuda mucho con el tratamiento del cáncer. Una de las razones es que la dosis efectiva para este efecto no se puede obtener fumando. El proceso de la quema del cannabis tiene como resultado la destrucción de un gran porcentaje de cannabinoides, lo que reduce su efecto en gran medida. Sin embargo, incluso cuando se utiliza un proceso más delicado como es la vaporización, la cantidad que llega al sistema es demasiado pequeña para ser eficaz. Tal como descubrió Rick Simpson, el método más efectivo es una completa gama de aceites, que se obtienen por medio de una extracción a base de solventes. Hay que ingerir grandes cantidades de este potente aceite durante un período de al menos 3 meses.

En los últimos años se ha avanzado mucho para que el cannabis esté disponible como medicamento. Sin embargo, aún hay mucho más por hacer. Esta forma de tratamiento está todavía fuera del alcance de muchos, y los que eligen este camino se mueven en una zona gris, y hasta se les penaliza. El momento de poner fin a la guerra contra las drogas hace mucho que pasó, y hay que abrir el camino hacia un enfoque honesto y basado en la ciencia.

comments powered by Disqus