6 Formas De Reducir El Estiramiento En Las Plantas De Marihuana

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana

Estiramiento En Las Plantas De Marihuana


Es poco probable que esas plantas de marihuana que crecen muy larguiruchas y se estiran hacia el cielo generen una cosecha considerable. Tenemos 6 consejos para evitar el espigamiento de las plantas y ayudarte a conseguir una cosecha superior.

POR QUÉ ES MALO EL ESTIRAMIENTO

Todo cultivador sueña con ver una plantación de cannabis que, llegada la cosecha, esté repleta de grandes colas y cogollos de exquisita marihuana. Pero un estiramiento excesivo de las plantas, sea cual sea la causa, te privaría de contemplar esta impresionante escena. Se debe evitar a toda costa que las plantas crezcan demasiado en sentido vertical, con un espacio internodal muy grande. El rendimiento será pobre y la calidad de los cogollos probablemente también.

Las plantas largas y espigadas pueden ser un problema incluso para algunos cultivadores expertos. Además, para el cultivador casero o el micro-cultivador, el espacio es primordial. Por este motivo, hemos recopilado estos 6 sencillos pasos para ayudarte a prevenir los problemas de estiramiento en tu plantación de cannabis.

1. ESCOGE BIEN TUS VARIEDADES

La mejor manera de evitar plantas de cannabis estiradas es seleccionar una variedad de dominancia índica de gran calidad. Las cepas derivadas de variedades Kush de alta montaña han desarrollado, de forma natural, una estructura arbustiva con poco espacio internodal. Las variedades índica son conocidas por su apariencia fornida y compacta, y son altamente recomendables para espacios de cultivo pequeños. Algunos viejos clásicos como Northern Lights o Afghan Kush tienen un espacio muy corto entre los nudos.

En el otro lado del espectro del cannabis, están las variedades sativa. La marihuana de dominancia sativa, alta, esbelta y de ramificación dispersa, no está tan bien adaptada al cultivo de interior. Aún cuando se apliquen técnicas de formación o poda en las fases tempranas de la planta, las variedades sativa se estirarán de manera significativa durante la floración. Muchos cultivadores utilizan variedades Haze de floración tardía, en un cultivo 12/12 desde semilla, para limitar el estiramiento.

Los híbridos suelen ser la mejor alternativa. Los mejores cuentan con una fusión de las características índica y sativa más deseables. La familia Skunk es un gran ejemplo. La Super Skunk, para quedarte atrapado en el sofá; la Lemon Skunk, para volar alto con sabor cítrico; y la Cheese para los entendidos. En realidad hay un tipo de Skunk para cada tipo de porreta.

No olvidemos las autoflorecientes. La mayoría desarrollan sólo un cogollo apical o principal con algunas ramas laterales, a excepción de las súper autos XL. Dado que la mayoría de híbridos de nueva generación normalmente llegan a una altura de 1m, tanto en interior como en exterior, puede que las autoflorecientes sean la solución más simple al problema de estiramiento de las plantas. Con estas variedades, nos podemos olvidar del problema. Las autoflorecientes no son para todos, pero para el cultivador novato son las plantas de cannabis más permisivas.

2. ASEGURA UNA BUENA VENTILACIÓN

Buena Ventilación

Ventiladores, ventiladores y ¡más ventiladores! Usa un ventilador de entrada para que entre aire fresco. Para sacar el aire viciado, es indispensable un extractor. También necesitarás un ventilador de pie (o como mínimo, uno de clip). Intenta crear un efecto de brisa suave en torno a tus plantas. Al no haber viento que fortalezca a las plantas en su fase vegetativa, los tallos serán débiles, y más tarde, durante la floración, puede que las ramas se rompan. No olvides usar un conducto y conectar un filtro de carbono al extractor para eliminar los olores.

3. ESPECTROS DE LUZ

Espectros De Luz

Si aciertas con la iluminación, reducirás el estiramiento de tus plantas de marihuana con el mínimo esfuerzo. La luz fría/blanca es la mejor para las plántulas jóvenes y durante el período de crecimiento vegetativo, mientras que el espectro naranja/rojo resulta más adecuado para la fase de floración. Para reducir el estiramiento, y minimizar el espacio internodal, es mejor usar una luz fría de espectro azul/blanco, que pueda posicionarse cerca de la canopia de las plantas. Según los métodos de cultivo de la vieja escuela, durante el crecimiento vegetativo se puede usar una bombilla de haluro metálico o fluorescente, y para la floración se cambia a una bombilla HPS. Hoy en día, algunos cultivadores optan por luces LED de espectro completo para todo el ciclo de la planta, pero en términos de viabilidad aún es un poco “futurista”.

4. CALOR

Temperatura Es Un Factor Clave

La temperatura es un factor clave, que puede contribuir o entorpecer el crecimiento. Una temperatura superior a 29°C puede provocar problemas en las plantas de cannabis. Si la temperatura es demasiado baja, las plantas quedarán pequeñas y poco desarrolladas, y si hace demasiado calor, las plantas saldrán larguiruchas, se quemarán o incluso puede que se vuelvan hermafroditas. El estrés por calor en la parte superior de tu plantación de marihuana puede tener consecuencias más allá de simplemente producir quemaduras en las hojas.

Y lo peor de todo es que el calor excesivo hace que los brotes sean delgados y estirados. Esto convierte a los cogollos apicales en cogollos esponjosos y sin valor. Para evitar este problema, se deben colgar las lámparas con la separación adecuada respecto a la parte superior de las plantas, así como mantener la temperatura en valores óptimos desde la semilla hasta la cosecha.

5. ESPACIO ENTRE PLANTAS

Espacio Entre Plantas

Un cultivo siguiendo el método SOG abarrotado de plantas no les hará ningún favor. No seas avaricioso. Si las plantas están tan juntas que se tocan, y las hojas hacen sombra a la mayoría de ramas, la cosecha se verá perjudicada. Las plantas competirán por la luz y pegarán un estirón hacia arriba, buscando la fuente de iluminación para poder sobrevivir. Las colas apicales largas y delgadas nunca ganan premios; simplemente no están bien desarrolladas. Nadie quiere tener en la despensa palitos de 50cm con pelusilla o cogollos esponjosos y llenos de hojas.

6. ScrOG

ScrOG

El método más efectivo para conseguir una canopia homogénea, que se transforme en una cosecha de cogollos grandes y gordos, es el método ScrOG. Durante el período de crecimiento vegetativo, esta técnica normalmente se acompaña con podas apicales, técnicas LST o “supercropping”. Desplegar una malla y entretejer los brotes para que llenen la red es la mejor forma de eliminar los problemas de estiramiento.

Las Hazes más salvajes se pueden dominar con una malla ScrOG. Ahora bien, es una tarea para los cultivadores más expertos. Antes de poner una malla ScrOG para reducir el estiramiento en tu plantación, intenta controlar al menos una de esas 3 técnicas: poda apical, LST o “supercropping”.

Top Shelf Grower

Escrito por: Top Shelf Grower
Veterano cultivador de marihuana natural de Dublín, Irlanda, que actualmente anda suelto en el sur de España. 100% comprometido en ofrecer los mejores informes sobre el cultivo de marihuana.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados