LA HISTORIA DEL DABBING

El hachís es una versión arcaica del “cannabis concentrado” y es tan antiguo como el mismo uso del cannabis, pero su nivel de THC y potencia no se pueden comparar con los concentrados que se usan hoy en día. Aparte de cómo ha llegado a ser un fenómeno sub-cultural de este alcance en tan poco tiempo, es un misterio dónde, cuándo y quién inventó el "Dab".

Ay, el primer artículo archivado que hablaba sobre ello fue publicado por Cannabis Culture en el 2005, y según él, los primeros "dabs" se fumaron tan temprano como en los años 60:

En aquellos tiempos, los métodos modernos para extraer los cannabinoides conllevaban alcohol, cloroformo, butano y otros solventes, y el resultado se comercializaba como "aceite de miel", "aceite rojo", "hachís de gelatina-butano” o nombres parecidos – los primeros dabs. La pureza y niveles de cannabinoides eran más elevados que los del hachís, pero los concentrados solían estar contaminados con residuos de solventes y el proceso de la producción de extractos con productos químicos era peligroso.

Según BudderKing, "Budder" es el resultado de diez años de investigaciones y sus raíces se encuentran en la producción de aceite liquido de cannabis – el aceite de miel. Él y sus colegas de Surrey, British Columbia, llevaron la fabricación del aceite de miel a un nuevo nivel, cuando crearon un producto llamado “glass". BudderKing explicó que "Era un aceite refinado fabricado con un proceso de múltiples pasos que usa alcohol" y que "lo llevamos más allá y se endureció formando un elemento con el tacto y el aspecto del ámbar. Nos gustó porque era muy resistente y mucho más fácil de fumar que el aceite”.

Ciertos personajes importantes de la industria de la marihuana medicinal, afirman que la primera vez que oyeron hablar de estos altos concentrados fue en el verano del 2010. También suponen que estos concentrados aparecieron primero en Estados Unidos, o en California del norte o en Colorado. Desde allí, los dabs comenzaron a extenderse como un reguero y cobraron mayor impulso sobre todo en zonas de Denver y Boulder.

En el 2012, el proceso de la fabricación de concentrados se hizo mucho más industrializado e importante entre los cultivadores, y en la High Times Cup del año siguiente, había más gente fumando concentrados que marihuana – y en una cantidad que se podría tachar de próxima al abuso.

La voz sobre esta forma de fumar más sana, o según los escépticos que creen que es una “droga” mucho más seria que el cannabis, peligrosa y abusiva, se está expandiendo rápidamente, y solo el tiempo dirá cual será el siguiente nivel del cannabis.

Carrito  

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar

Haz click y te descontamos el 5 % !

Categorías

Marcas